Lunes, 20 de Mayo del 2024
Martes, 18 Abril 2017 01:15

2018 será un tiro entre Martha Erika y Miguel Barbosa

2018 será un tiro entre Martha Erika y Miguel Barbosa Escrito Por :   Javier Arellano Ramírez

En el submundo de los simplistas análisis políticos que se publican en las redes sociales; en ese rincón banal, primario y primitivo hay quienes aseguran que la detención de Javier Duarte de Ochoa beneficia al candidato Alfredo del Mazo. Se trata de análisis lerdos y torpes, completamente alejados de la realidad.


No existe manera en que las detenciones de Tomas Jesús Yarrington Ruvalcaba y de Javier Duarte puedan aportar algo a la campaña del nuevo cachorro del Grupo Atlacomulco.

 

Al contrario, el efecto social es de un voraz linchamiento masivo contra el PRI y sus gobernantes. Pero en este momento el ánimo nacional va más allá y arremete contra toda la clase política. Hoy más que nunca el imaginario colectivo exige, demanda la detención del otro Duarte, pero además de Gabino Cué Monteagudo, de Roberto Borge Angulo, entre otros ex mandatarios cuyos excesos fueron inmisericordes.

 

Las detenciones de Yarrington y Duarte merecen una especial mención, toda vez que erróneamente se han atribuido a una especie de voluntad presidencial. Otra deplorable lectura, toda vez que el menos interesado ha sido precisamente el gabinete peñista. Las dos aprehensiones de ninguna manera son actos atribuibles a autoridades mexicanas.

 

Ambas detenciones fueron operadas por la estructura de Interpol; se trata, en realidad, del largo brazo policiaco que se opera desde Washington. El mensaje es claro, clarísimo. Alguien, de muy alto nivel, encumbrado en la alta esfera de la política internacional está devastando lo que queda del priismo. Si en este contexto detienen a César Duarte Jáquez en las próximas semanas, durante la campaña electoral mexiquense, será el tercer disparo mortal contra el abanderado priista.

 

Lo único que beneficia a Del Mazo es el bajo, el raquítico nivel que tienen sus contrincantes. Una abanderada panista agotada por el descrédito y el desprestigio; un candidato perredista que representa un buen cuadro pero que no tiene partido que lo apuntale. Y en Morena queda de manifiesto la evidente inclinación de López Obrador por elegir a “candidatos lumpen”; pudiendo escoger a personas preparadas, con un alto nivel intelectual y académico, con discurso sólido y estrategia, el Peje generalmente elige a candidatos de bajísimo y lastimoso nivel, como es el caso de Delfina.

 

Sólo esto beneficia a Del Mazo: que sus adversarios son enclenques.

 

Pero volvamos a las detenciones. El efecto de estas capturas está haciendo estragos en el priismo nacional y Puebla no es la excepción.

 

El priismo poblano nunca tuvo la congruencia, la integridad, la inteligencia y mucho menos el valor para convertirse en una oposición real a Rafael Moreno Valle. Ahí están como un ejemplo inapelable el ejercicio de sometimiento y abyección que demuestran los diputados locales priistas.

 

Hoy está visto que con dificultades el priismo podrá enviar a un candidato competitivo en 2018. Solo quedan dos finalistas que tienen posibilidades; un desbordado y enfebrecido Juan Carlos Lastiri y un sereno y cauteloso Enrique Doger. De ahí en fuera el tricolor poblano es una ruina.

 

El escenario nacional y los sondeos realistas desde este momento indican que en 2018 el PRI terminará como tercera fuerza política y que el verdadero el auténtico tiro electoral será entre Martha Erika Alonso, virtual candidata del PAN y el  abanderado de Morena que en este momento se perfila en la persona de Miguel Barbosa Huerta.

 

Barbosa tiene varios factores que le dan ventaja sobre Fernando Manzanilla Prieto, José Juan Espinosa o Rodrigo Abdala. La principal superioridad es que el Senador tiene algo que ofrecer a López Obrador.

 

De entrada, una primera aportación fue el enorme despliegue mediático en el que rinde tributo y pleitesía al tabasqueño; esta parafernalia tuvo efectos que fueron medibles y palpables. En segundo lugar Barbosa contribuyó con la migración de un bloque de senadores que ahora se declaran abiertamente lopezobradoristas.  Y en tercer lugar contrae el compromiso de operar electoralmente en el Estado de México en favor de Delfina Gómez Álvarez.

 

Ninguna de estas tres aportaciones podrían hacerla los cuadros locales. Esas son las ventajas que tiene Barbosa Huerta.

 

En las próximas semanas veremos al legislador tehuacanero haciendo una labor protagónica en el Estado de México, será el báculo y sostén de Delfina, su asesor y estratega. Hará todo lo posible por apuntalar a la candidata de Morena.

 

Y si el Peje puede superar (aunque sea por un momento), su devoción por los “candidatos lumpen” hará a Barbosa abanderado en el estado de Puebla en 2018.

 

Al tiempo.

 

 

Como siempre, quedo a sus órdenes en Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo., sin mx. 

 

 

comments powered by Disqus