Lunes, 20 de Mayo del 2024
Jueves, 04 Mayo 2017 02:13

Partidos políticos incapaces de ver el 2018.

Partidos políticos incapaces de ver el 2018. Escrito Por :   Javier Arellano Ramírez

Hay que enfocarlo en su justa y auténtica dimensión. El 2018 está a la vuelta de la esquina; a un paso; es el siguiente semáforo. El gobierno de Gali Fayad se irá en un abrir y cerrar de ojos, mientras cada día se aproxima más esa batalla épica que será el 2018.


En las elecciones del año entrante el ciudadano recibirá un ‘tambache’ de boletas; una para presidente de la República; otra para senadores; diputados federales; gubernatura; diputados locales y ayuntamientos. En un sólo día puede cambiar el destino de México y del estado de Puebla. Estaremos ante un auténtico volado.

 

Frente a este escenario la pregunta inevitable es la siguiente: ¿Qué están haciendo los partidos políticos? Sin duda poco, muy poco.

 

El escenario panista es verdaderamente dantesco. Sin la presencia física de su líder patriarcal, de su gurú, simplemente se están desmoronando. Los recientes procesos internos revelan un órgano en evidente estado de descomposición. El panismo poblano se está deshaciendo. Figuras como Pablo Rodríguez Regordosa y Jesús Giles Carmona son nada, absolutamente nada, sin la presencia de su comandante. El albiazul se les deshace aceleradamente y nada pueden hacer para evitarlo.

 

¿En este contexto podrán sacar a sus candidatos a senadores, diputados federales, locales y ayuntamientos? Esas asambleas internas serán la tierra de nadie, un escenario post-apocalíptico, auténticas carnicerías.

 

Frente al panorama blanquiazul ¿Qué están haciendo los priistas? ¿Están capitalizando la ausencia del general del morenovallismo?

 

Para nada. Las huestes tricolores también se desenvuelven en aguas turbias, oscuras y turbulentas. Las recientes penalidades contra José Alarcón Hernández y Alejandro Armenta Mier pretenden ‘meter en cintura’ a lo que queda del priismo, pero lo único que están logrando es que las bases busquen canales de comunicación, puentes, pasillos que los lleven hacia el Movimiento de Regeneración Nacional, Morena.

 

En 2018 cuadros que alguna vez fueron cenecistas, cenopistas e incluso cetemistas serán postulados a diferentes cargos por el partido de López Obrador. La migración ya está en marcha; pero el presidente Jorge Estefan Chidiac ni siquiera se da cuenta. Otro que no percibe la realidad es Juan Carlos Lastiri quien por todo el estado encabeza reuniones con presidentes municipales que son leales a Tony Gali.

 

Del PRD ni siquiera vale la pena abundar. Luego de la renuncia de Miguel Barbosa Huerta ningún liderazgo tribal ha tomado su lugar. En Puebla el Partido del Sol Azteca es un cadáver que ninguna carroza quiere levantar.

 

Estamos ante la enorme batalla que será el 2018; una pugna en la que se decidirá desde el presidente de la República hasta el más modesto ayuntamiento poblano. Y queda clara constancia de la falta de oficio, de trabajo y la ausencia de perspectiva en estos partidos políticos.

 

Dulcería poblana.

 

Elocuente y certero llamado del Arzobispo, aunque demorado.

 

El Arzobispo de Puebla Víctor Sánchez Espinoso hizo un elocuente y certero llamado a las autoridades y a la sociedad cuando afirmó: “Queremos una Puebla tranquila y en paz". Estas palabras deben tener un profundo eco en todo el estado. Aunque debe decirse que el llamado fue demorado.

 

En el pasado, cuando se sembró la semilla de la violencia con funcionarios cómplices y negligentes como Facundo Rosas Rosas y Jesús Rodríguez Almeida nunca escuchamos un mensaje oportuno y a tiempo.

 

Hitazo, Home run, Touchdown de Gali.

 

La decisión fue inmediata. De hecho tomó por sorpresa a miembros de su propio gabinete.

 

El gobernador ordenó la destrucción de la ciclovía que corre bajo el segundo piso, un proyecto que simplemente no tenía razón de existir. Con esto se recupera el verdadero sentido de la política que estriba en atender la voz ciudadana; sólo eso, antes de anteponer los intereses particulares.

 

El verdadero tropiezo para Puebla y los poblanos es que Gali sólo será gobernador por un año ocho meses. Se perdió la gran oportunidad histórica de que hubiera conducido a la entidad por un sexenio completo.

 

 

Como siempre quedo a sus órdenes en Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo., sin mx.

 

 

comments powered by Disqus