Miercoles, 12 de Agosto del 2020
Jueves, 07 Diciembre 2017 01:53

La crisis de México propicia la caída del catolicismo

La crisis de México propicia la caída del catolicismo Escrito Por :   Irma Sánchez

Guadalupanos y no guadalupanos, los mexicanos de acá y los que viven en cualquier parte del mundo hoy estamos de fiesta, no por el anunciado registro de Andrés Manuel López Obrador como candidato a la Presidencia de la República, sino por el día en el que se celebra la auténtica mexicanidad por encima de muchas corrientes de nuevo cuño.


Los números revelan que de acuerdo con el Inegi, el 83 por ciento de los mexicanos, practicantes y ausentes de la práctica religiosa, se declaran guadalupanos y son quienes este día acuden a los templos y se arrodillan ante la morenita del Tepeyac, sobre todas las versiones acerca del origen de la virgen de Guadalupe de Extremadura España que trajo Cristóbal Colón para combatir el culto a la diosa Isis.

 

Los mexicanos los últimos tres días se han entregado a prepararse espiritual y materialmente para celebrar la gran fiesta de ‘la patrona’ que el 83 por ciento de los católicos sostiene que “no le falla a sus hijos”.

 

De los 90 millones de católicos mexicanos, el 6.6 por ciento se organiza con tiempo para acudir a agradecer sus favores directamente hasta su santuario en la Basílica de Guadalupe, solos, en familia, en grupo de amigos, en autobús, en camiones de redilas, en bicicleta y a pie hasta donde es posible.

 

El curso que han tomado las cosas en éste país que avanza y retrocede al mismo tiempo, ha provocado que los últimos 30 años se produzca un retiro paulatino de católicos guadalupanos a otras corrientes protestantes como  la evangélica, cristianismo, la bíblica, y otras nuevas que sorprenden cuando hay crisis en el individuo y este se siente abandonado a su suerte.

 

Lamentablemente las condiciones que se viven en México son propicias para dar paso a otras corrientes, que prometen mucho pero sólo resuelven la situación de sus líderes, mientras los problemas de la pobreza, la desintegración familiar, la violencia crecen y agotan las posibilidades de control de las autoridades.

 

Se dice que muchos mexicanos arrodillados ante la morenita hoy no sólo no acuden a dar gracias, sino que van a reclamar el abandono en el que se encuentra este país que de pronto pierde la fe hasta en sí mismo; fenómeno que hace correr otros riesgos.

 

Y si de elegir se trata, mejor recurramos a  la advocación de la Guadalupana que según el sacerdote exorcista Gabriele Amorth, con su invocación repliega a satanás, el ángel caído y aliado del mal.

comments powered by Disqus