Jueves, 23 de Mayo del 2024
Jueves, 01 Junio 2017 01:34

Los primeros cuatro meses de Gali

Los primeros cuatro meses de Gali Escrito Por :   Gabriel Sánchez Andraca

Cuando surge un candidato a un cargo de elección popular, sea la presidencia de la república, una gubernatura o una presidencia municipal, empiezan a correr rumores entre los ciudadanos de a pié, como dicen los clásicos, sobre cuál sería su comportamiento en caso de obtener el triunfo.


Antonio Gali Fayad, fue bien visto desde el principio por diversas razones: es poblano de nacimiento y por su formación escolar también; tiene amigos de toda la vida en Puebla, es simpático, sencillo, casado con una poblana que también tiene esas cualidades, en fin, es un tipo con carisma, plenamente identificado con ‘la poblanidad’.

 

Sin embargo, se decía que no iba a poder ser un gobernante independiente, que recibiría órdenes de su antecesor, que le dejaría a mucha de su gente en el gobierno para controlarlo. De acuerdo con esos rumores y chismes que atizaban sus adversarios políticos, iba a ser un fracaso como gobernador de Puebla, porque estaría imposibilitado de actuar en forma independiente ya que el llamado ‘morenovallismo’ lo seguiría controlando todo. 

 

Ayer se cumplieron los primeros cuatro meses del gobierno de Gali y la percepción de la gente ha cambiado totalmente, sin que la amistad entre el actual gobernante y el que se fue se haya roto.

 

Moreno Valle es inteligente y sabe que cuando un gobernante deja de serlo, lo mejor es no intervenir en lo más mínimo para influir en su sucesor. Así lo ha hecho, y los resultados están a la vista: el actual gobernante está trabajando con absoluta libertad, afrontando los problemas que han surgido en su momento. La gente percibe que el nuevo gobernador escucha a los ciudadanos, atiende las preocupaciones de inseguridad, el campo, salud pública y busca resolver, conjuntamente con el gobierno federal, el tema de la pobreza y de la pobreza extrema que han aumentado en Puebla.

 

Ya desde que era presidente municipal, dio muestras de tener sensibilidad social. Los pueblos campesinos de la capital, recibieron semillas y fertilizantes, así como implementos de trabajo, a tiempo para iniciar las siembras; se construyeron dos pequeñas presas para detener el agua de lluvia y poder dar riegos de auxilio en caso necesario. Hubo atención para las colonias pobres de la ciudad y fueron cubiertas las necesidades de las escuelas del municipio, entre otras muchas cosas.

 

Si hay funcionarios en el actual gobierno que también lo fueron en el sexenio pasado, eso ha sido normal aquí y en todas partes. Los funcionarios que se quedan, están conscientes de que ‘el patrón’ o ‘el jefe’ es otro, que tiene su propio estilo y que gobernará de acuerdo con las necesidades del momento y del futuro, y no plegándose al pasado.

 

Un gobernante, de cualquier nivel, debe percibir la realidad que prevalece en el momento en el que ejerce el poder, para que su gobierno sea eficaz y todo indica que así lo está haciendo Gali.

 

Representantes de todos los sectores sociales se dieron cita ayer en el auditorio de la Reforma, donde hubo un acto en el que el gobernante poblano dio a conocer un resumen de lo que se ha hecho en los primeros cien días de su gestión y de lo que se proyecta para el resto del periodo de veinte meses que le tocó cubrir.

 

El domingo próximo cuatro de junio, serán las elecciones en Coahuila, Nayarit y Estado de México, donde se elegirán gobernadores, y en Veracruz, donde se renovarán ayuntamientos. A través de los medios de comunicación, principalmente la televisión, se ha logrado que la gente, la ciudadanía en general, se interese por los resultados de estas elecciones, principalmente en el estado de México.

 

Se ha propagado que las elecciones de dicho estado, son importantes para conocer desde ahora, cual será el resultado de la elección presidencial del 2018. Sinceramente no creemos que haya relación entre una y otra.

 

Sí es importante la elección de gobernador en el vecino estado de México, porque es el estado natal del presidente Enrique Peña Nieto; porque es la sede del legendario y poderoso Grupo Atlacomulco, considerado el grupo político más fuerte del país, y porque es la entidad mexicana más poblada y más industrializada y consecuentemente con una economía más fuerte, después de la ciudad de México.

 

Los partidos políticos se han volcado en apoyar a sus candidatos a la gubernatura en esa entidad. Han ido políticos poblanos a apoyar a los candidatos del PRI, de Morena, del PRD y del PAN, sin que ese apoyo signifique algo más que su presencia física.

 

El estado de México tiene varias ciudades con más de un millón de habitantes. Muchas de esas ciudades son habitadas por personas provenientes de todas las regiones del país.

 

Los ciudadanos mexiquenses, en su mayoría, no tienen, no se sienten con identidad regional precisamente por su procedencia geográfica diversa.

 

No se ha logrado la integración y eso constituye una desventaja. Las nuevas generaciones, las que no traen en la mente los recuerdos de su niñez y juventud pasados en los pueblos de las montañas oaxaqueñas, en las áridas tierras norteñas, en las costas veracruzanas, chiapanecas o en las ciudades de otras entidades del país, esos son los que van a ser orgullosamente mexiquenses y van a participar activamente en todo aquello que tienda a engrandecer a ‘su estado’.

 

Por lo anterior hasta ahora, el porcentaje de abstención en elecciones locales, ha sido bajo. Ojalá y se incremente con el estallido publicitario que han tenido las próximas elecciones.

 

 

 

 

comments powered by Disqus