Lunes, 16 de Diciembre del 2019
Miércoles, 06 Diciembre 2017 02:16

Maestros egresados de Ayotzinapa, se reunieron en Puebla

Maestros egresados de Ayotzinapa, se reunieron en Puebla Escrito Por :   Gabriel Sánchez Andraca

Una veintena de maestros y sus familias, poblanos y guerrerenses, egresados de la famosa normal rural Raúl Isidro Burgos, de Ayotzinapa, Guerrero, acudieron al llamado de uno de sus  compañeros, guerrerense de origen pero radicado desde hace años en Puebla, el profesor Telésforo Américo Guerrero para recordar viejos tiempos.


Los ‘Ayotzinapos’ o ‘Tortugos’ como son conocidos en el medio estudiantil guerrerense pertenecen a la generación 1971-75. Casi todos están jubilados, aunque muchos siguen activos, trabajando por mejorar las condiciones del país y lograr una vida digna para todos los mexicanos.

 

La inmensa mayoría procede de familias humildes, de origen campesino y en su escuela, que elogiaron como la mejor escuela normal rural del país agregándole el calificativo de la más aguerrida, recibieron gratuitamente servicio de dormitorio, comedor, instalaciones para la práctica de deportes y además, educación para ejercer la carrera de maestro rural de inmejorable calidad.

 

Este columnista tuvo maestros en secundaria que fueron en un principio ‘Ayotzinapos’ y después de cursar la especialidad en la Normal Superior de México impartían clases en el sistema de segunda enseñanza. Eran extraordinarios no sólo por su dedicación, sino por la relación amistosa que establecían con sus alumnos.

 

Eran luchadores sociales en serio. Su objetivo era cambiar a México para hacerlo un país con habitantes preparados y con vida digna.

 

En esa escuela estudiaron Othón Salazar, líder en los últimos años de la década de los 50, del Movimiento Revolucionario del Magisterio, que llevó a una huelga a los maestros en la Ciudad de México, que paralizó a la capital; después ingresó a Ayotzinapa, el primer guerrillero del siglo XX en México, Genaro Vázquez Rojas. Ellos iniciaron sus estudios en la normal Raúl Isidro Burgos, pero la terminaron en la Nacional de Maestros de la capital del país.

 

Quien realizó todos sus estudios en Ayotzinapa fue el guerrillero Lucio Cabañas, quien fue muerto en combate con las Fuerzas Armadas el 2 de diciembre del 64. Fue precisamente el 2 de diciembre pasado cuando tuvo lugar la reunión en Puebla.

 

La generación 1971-75 tuvo a numerosos poblanos, pues fueron enviados a dicha escuela una parte de los jóvenes mixtecos que estudiaban la carrera magisterial en la normal rural de Champusco, una institución creada en el gobierno de Lázaro Cárdenas en los años 30, que en un principio fue Escuela Práctica de Agricultura, luego pasó a ser Normal Rural, hasta a fines de los años 60 y ahora es un tecnológico para mujeres. Desde luego que sigue siendo internado.

 

En la reunión del sábado pasado los maestros recordaron anécdotas, vivencias que dicen, no se olvidan. Los poblanos confesaron que al principio, cuando llegaron tuvieron dificultades para entenderse con los guerrerenses, pero después hicieron amistades que perdurarán para siempre.

 

En su intervención, hubo varias, el anfitrión, maestro Telésforo Américo hizo un exhorto a sus compañeros para continuar realizando estos encuentros (habían tenido tres antes del de Puebla, efectuados en Acapulco, Tixtla y en Morelos) acordándose que el del año próximo se realice en Atoyac, en la costa grande de Guerrero.

 

Los exhortó a continuar trabajando por el país, de acuerdo con sus convicciones y a no abandonarse, sino continuar sirviendo a la comunidad como les enseñaron sus maestros.

 

Fue un encuentro de hermanos, dijo uno de los asistentes, pues vivieron en comunidad durante varios años. Guardaron un minuto de silencio por los ‘Ayotzinapos’ o ‘Tortugos’  ya fallecidos, entre ellos los ya mencionados y los 43 desaparecidos estudiantes de esa escuela en un hecho que ha conmovido al mundo entero.

 

Claudia Castro Hipólito es una abogada de 37 años, empresaria y apasionada por el trabajo social al que dedica una buena parte de su tiempo. Es priista muy convencida de que es el mejor partido de México y su intención es ser candidata a diputada local por el distrito 17 de esta capital.

 

Trabajo social, dentro y fuera de su partido, tiene mucho. Nunca ha participado en una elección y eso la hace desconocida en el medio político, pero cuenta con la amistad y reconocimiento de altos dirigentes del partido tricolor pues se ha desempeñado bastante bien en campañas electorales a favor de los candidatos del partido del que quiere ser postulada.

 

Conoce a numerosos pueblos de la Mixteca poblana, así como a otros de la Sierra Oriental de Puebla en los que ha desarrollado una importante labor social, auxiliada por priistas que como ella, quieren que las cosas mejoren en este país.

 

Podría ser diputada local por algún distrito de las zonas donde ha llevado a cabo su labor social, pero a ella le interesa en especial el 17, que abarca la parte nor-oriental de esta ciudad y en la que se observan los contrastes que presentan una zona pobre, una clase media emergente y una clase acomodada.

 

Va a luchar por concretar su sueño y seguramente que lo va a lograr, pues se le nota interés, es organizada y por lo tanto, efectiva. Ya inició las gestiones ante las instancias partidistas para ser tomada en cuenta.

      

 

comments powered by Disqus