Domingo, 17 de Noviembre del 2019
Miércoles, 14 Junio 2017 02:53

Se avecina el destape del candidato de Morena a la gubernatura

Se avecina el destape del candidato de Morena a la gubernatura Escrito Por :   Arturo Rueda

Al morenovallismo ni les preocupa ni les ocupa Rodrigo Abdala, desactivado por sus propios errores, ni Luis Miguel Barbosa, ya que poseen las pruebas de los numerosos negocios que hizo con la administración de Moreno Valle y que serían dados a conocer en el momento procesal oportuno, es decir, ya en la campaña en caso que fuera designado por el tabasqueño como pago al favor de desmembrar al PRD en el Senado


Que nadie se sorprenda si a mediados de julio, o más tardar principios de agosto, Andrés Manuel López Obrador acelera los tiempos del futurismo y designa a su Promotor de la Soberanía Nacional en Puebla, nombre eufemístico con el que se conoce al candidato a gobernador. El tabasqueño ha cerrado su reclutamiento en la entidad y no va a esperar a la nueva ronda de tránsfugas a quienes ha puesto como fecha fatal el mes de septiembre, cuando firme otro Acuerdo por la Unidad.

 

Los resultados electorales en el Estado de México, Coahuila y Nayarit han convencido a López Obrador de acelerar sus nombramientos. A diferencia de lo que ocurre en el PRI, PRD y PAN, donde todavía tienen que dirimir los procesos internos para definir al candidato presidencial, en Morena ese es tema resuelto, por lo que pueden ganar tiempo en la designación del resto de posiciones, empezando por la gubernaturas.

 

A reserva de una deserción mayor en el PRI, la baraja de Morena en Puebla está completa con José Juan Espinosa, Alejandro Armenta, Luis Miguel Barbosa, Rodrigo Abdala y remotamente, el ex rector de la Udlap, Enrique Cárdenas, como un aspirante externo impulsado por Fernando Manzanilla Prieto.

 

Sobre esa baraja se va a decidir el tabasqueño con dos encuestas que se levantarán: una en estos días a mediados de junio y otra a mitad de julio. Serán los dos únicos termómetros fuera de las formalidades que se establezcan el próximo nueve de julio, cuando el Consejo Nacional de Morena determinará procedimientos en la forma, que en el fondo se reducirán al ‘dedito’ de López Obrador.

 

Por ello no es sorprendente la gran actividad mediática de Alejandro Armenta y Luis Miguel Barbosa que van a todos los espacios donde se les invite. Tampoco el silencio de José Juan Espinosa que prefiere concentrarse en la construcción de una estructura regional. De quien no se sabe nada es de Rodrigo Abdala, ‘emberrinchado’ todavía por la candidatura que tuvo en las manos y le quitaron, pero que aún no ha perdido.

 

El Doctor Cárdenas, que quiere y no quiere, tuvo sus cinco minutos de fama cuando denunció las amenazas sicilianas de las que fue objeto en la audiencia de Diódoro Carrasco, y luego de un intercambio epistolar, volvió a apagarse, aunque se dice que continúa trabajando en la documentación de las irregularidades financieras del morenovallismo. Sin embargo, su naturaleza de académico le impide dar el salto a político, aunque sigue en veremos.

 

¿Quién tiene mayores posibilidades de convertirse en candidato a gobernador de Morena?

 

De momento, en el morenovallismo, vislumbran a dos potenciales que les preocupan y les ocupan: José Juan Espinosa y Alejandro Armenta.

 

El edil cholulteca va arriba en las encuestas gracias a la campaña que le construyeron desde la oficina del comediante-conductor-melómano-burócrata de Javier Lozano Alarcón con la contra campaña fallida de la privatización del agua. Durante los dos primeros meses de la administración se dedicaron a engrandecerlo y luego, tuvieron que volver a reformar la polémica redacción en la Constitución local. Batalla perdida de Lozano.

 

No en balde, la ofensiva contra el alcalde cholulteca está desatada en el periódico de Eukid Castañón, que un día sí y otro también busca como incrementar sus negativos una vez que su conocimiento se despegó en los primeros meses del año.

 

En el caso de Alejandro Armenta, quien hace una labor silenciosa de robo regional de cuadros al PRI, ha recibido mensajes en cuanto a que será vinculado al tema del huachicol, amenaza precisamente desplegada también en el periódico de Eukid, tal como confesó el diputado federal ayer en la larga entrevista que le hicimos en Juego de Troles.

 

Al morenovallismo ni les preocupa ni les ocupa Rodrigo Abdala, desactivado por sus propios errores, ni Luis Miguel Barbosa, ya que poseen las pruebas de los numerosos negocios que hizo con la administración de Moreno Valle y que serían dados a conocer en el momento procesal oportuno, es decir, ya en la campaña en caso que fuera designado por el tabasqueño como pago al favor de desmembrar al PRD en el Senado.

 

Los tiempos se han acelerado y es probable que Morena sea el partido que presente primero a su candidato a gobernador. ¿José Juan, Armenta, Barbosa o Abdala? El misterio lo resolverá pronto el ‘dedito’ del tabasqueño

 

comments powered by Disqus