Domingo, 17 de Noviembre del 2019
Jueves, 29 Junio 2017 03:06

Pablito Fernández y la frivolidad más estúpida del año

Pablito Fernández y la frivolidad más estúpida del año Escrito Por :   Arturo Rueda

Se trata de la clásica insensibilidad, frivolidad de la clase política que, después de años de vivir del erario, es incapaz de tener empatía con los miles, millones de poblanos que no tienen automóvil propio y en que la vida diaria es una cuestión de supervivencia, como se ha convertido el transporte público por su creciente peligrosidad


La desbordada ola de violencia que ataca a poblanos de todos los niveles socioeconómicos nos tiene aturdidos porque no hay registro de cómo inició ni de cómo atajarla. Ese aturdimiento implica necesariamente a los gobiernos estatal y municipal, responsables de atenderla y resolverla, pero también a su oposición el PRI, incapaz de aprovechar el momento y que todavía es capaz de echarle más leña al fuego con las declaraciones peregrinas de Pablo Fernández del Campo.

 

Alguien se iba ir al desbarrancadero y a punto estuvieron los morenovallistas. Desde la teoría que no hay tal ola de inseguridad sino que ‘algunos’ la impulsan maliciosamente en las redes sociales reviviendo videos de atracos del pasado, como dijo el gobernador Gali, o el reconocimiento que una mujer policía del sector 2 sí sufrió una agresión (sexual) durante el asalto al Centro Integral de Prevención y Participación Ciudadana de Lomas del Mármol el 19 de junio y del que se tuvo conocimiento gracias a la columna Contracara de Enrique Núñez en Intolerancia.

 

Candidato también a la declaración peregrina era Manuel Alonso, jefe recién embarcado en la SSPTM que tras ser cuestionado por los cinco robos al transporte público ocurridos el martes negro 27 de junio, reclamó a los medios no dar difusión… ¡a los hechos en los que no hay delitos!

 

Así lo dijo el llamado a recomponer todos los errores y corruptelas de Alejandro Santizo: “Yo les pediría que se destaquen los eventos en los que no tenemos ningún robo. Hay que ayudarnos a dar un mensaje de tranquilidad. Estamos combatiendo el robo a transeúnte y casa habitación (…) hoy le dan énfasis a cinco robos que se dieron lamentablemente ayer, pero no a los logros que hace la policía estatal y operativos, nos tienen que ayudar a dar ese mensaje”.

 

Hasta ‘Chucho’ Morales, jefe estatal de seguridad pública, fue nominado con eso de que los cinco asaltos al transporte público fueron provocados porque los ladrones cambiaron su modus operandi para evadir los operativos policiacos, modificando horarios y rutas para atacar de forma desprevenida. ¿Pues no es lo que hacen los delincuentes?

 

Para fortuna de todos ellos, Gali, Banck, Alonso y ‘Chucho’ Morales, vino en su rescate ‘Pablito’ Fernández del Campo, vividor del erario desde su tierna juventud y del que no se recuerda nada destacado en su carrera, más que presidir al tricolor en el desastre electoral del 2013 cuando perdieron el Congreso local y la mayoría de los municipios, pero él aprovechó para premiarse con una diputación plurinominal gracias a la que continúa viviendo de los impuestos que todos pagamos.

 

Invitado a ofrecer una conferencia en el foro de Smart City —quien sabe a quién se le ocurrió—, el también socio de la mueblería Itika destiló su estúpido clasismo ante el azorado público que no dio crédito a sus expresiones referentes a los asaltos en el transporte público.

 

Al participar en la ponencia "Hacia un transporte público eficiente e integral", el congresista cuestionó de forma irónica; qué objetos de valor pueden llevar los pasajeros. “¿Qué puede llevar una persona en México que se traslada en transporte público?”, en su intervención ante al menos 150 participantes. “Quizá unos cuantos pesos en la cartera, puede llevar a lo mejor un dispositivo móvil, puede llevar cosas básicas y elementales y baratas para la economía, pero que para ellos son elementos básicos de trabajo”, prosiguió.

 

Imbecilazo funcional, inmediatamente la nota se viralizó y ‘Pablito’ fue tundido en las redes sociales con todo tipo de adjetivos y recordatorios familiares. Se trata de la clásica insensibilidad, frivolidad de la clase política que después de años de vivir del erario, es incapaz de tener empatía con los miles, millones de poblanos que no tienen automóvil propio y en que la vida diaria es una cuestión de supervivencia, como se ha convertido el transporte público por su creciente peligrosidad.

 

‘Pablito’ –no está de más recordarlo– fue dirigente estatal del tricolor y ahora pretende candidatearse a alcalde capitalino, su gran ambición. Pero después de semejante estupidez, no tuvo mejor idea que hacer un ‘Mario Marín’: es mi voz pero no es mi voz. En un tono de falsa indignación, subió un video a Facebook para hacer una aclaración incomprensible: “varios medios tergiversaron mis declaraciones, pero si te sentiste ofendido te ofrezco una disculpa”.

 

Total, ¿si los medios tergiversaron sus palabras, por qué ofrece una disculpa? ¿Por qué habría de disculparse por una mentira?

 

Es sin duda la declaración más estúpida del año, prueba de que gobierno y oposición no tienen ni pies ni cabeza para entender la ola de violencia que aqueja a Puebla. Todos estamos en riesgo.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

comments powered by Disqus