Domingo, 16 de Febrero del 2020
Jueves, 27 Julio 2017 03:14

Comienza la carrera tricolor: ¿Ochoa parará en seco a Lastiri?

Comienza la carrera tricolor: ¿Ochoa parará en seco a Lastiri? Escrito Por :   Arturo Rueda

Sin la próxima embajadora en Colombia, Enrique Doger queda solo al frente de las encuestas para definir al candidato. Pese a las ofertas para desembarcar en Morena, el ex alcalde nunca se bajó del barco tricolor y parece que por fin, aunque en el peor momento, no habrá argumentos para negarle la candidatura pues es cierto que el PRI necesita a su candidato más competitivo para ganar la Presidencia de la República así sea con un solo voto


El alto mando tricolor, Los Pinos y la Segob comienzan a acelerar el paso para no quedarse atrás en los preparativos de la gran batalla del 2018. Si Morena comenzó el proceso de selección de su candidato a la gubernatura con el Consejo Político estatal en el que las bases del partido se rebelaron a los recién llegados, y si el morenovallismo anda hecho bolas esperando que el futuro de su Jefe Máximo tenga claridad, en el PRI comienza a moverse la maquinaria.

 

En la tarde de hoy en el edificio de Insurgentes, Enrique Ochoa Reza ha convocado la primera reunión oficial con los aspirantes a Casa Puebla. Acudirán Blanca Alcalá, Juan Carlos Lastiri, Enrique Doger, Luis Antonio Godina, Ricardo Urzúa, Lucero Saldaña, Javier López Zavala y ¿Jorge Juraidini?, además de los dirigentes Jorge Estefan Chidiac y Rocío García Olmedo.

 

Esta lista de notables es prácticamente la misma del 2016 con pocas excepciones. Ingresaron a ella Luis Antonio Godina, titular del Fovissste uno de los organismos más importantes del Gobierno federal, quien prácticamente tendrá su última oportunidad en 2018 para alcanzar la gubernatura o el Senado. También Jorge Juraidini, representante de los intereses del Diablo Fernández, que ya fue diputado federal pero se ignoraba que hubiera levantado la mano para la gubernatura.

 

Salen de la lista, por obvia razón, Alejandro Armenta Mier tras su salida del PRI dando trastazos para irse a Morena, Alberto Jiménez Merino a quien ya le dieron la chambita que tanto le urgía, y Guillermo Deloya Cobián, al que Ochoa Reza impuso un veto expreso provocado por una fobia que no se sabe de dónde viene.

 

Tras la oficialización de su nombramiento como embajadora en Colombia, a donde partirá en pocas semanas, Blanca Alcalá acudirá a la reunión en el CEN oficialmente como exiliada del proceso político poblano. Quizá la tentación de volver a competir sería grande y han preferido alejarla, tal vez le han cumplido —inoportunamente— uno de los premios que negoció por tomar la candidatura en 2016. ‘Haiga sido como haiga sido’ Blanca está fuera de la carrera.

 

Sin la próxima embajadora en Colombia, Enrique Doger queda solo al frente de las encuestas para definir al candidato. Pese a las ofertas para desembarcar en Morena, el ex alcalde nunca se bajó del barco tricolor y parece que por fin, aunque en el peor momento, no habrá argumentos para negarle la candidatura pues es cierto que el PRI necesita a su candidato más competitivo para ganar la Presidencia de la República así sea con un solo voto.

 

Del resto de los convocados ninguno alcanza esa misma competitividad. Mucho menos Juan Carlos Lastiri, promotor de una dizque rebelión solicitando la consulta a la base simplemente porque malgastó sus años en el Gobierno federal y nunca subió en las encuestas. Pese a ostentar el casi monopolio de las delegaciones federales, el apoyo decidido de Rosario Robles que le dio manga ancha para trasladar su subsecretaría a Puebla, y la no poca benevolencia en la Segob que le consigue su amigo Jorge Márquez, Lastiri es el prototipo del priista que sería candidato si Los Pinos quisieran perder… otra vez.

 

Su falta de carisma y de impacto en las encuestas ya no son sus únicos problemas. Ahora lo es el bloque abierto en su contra que encabezan Blanca Alcalá y Jorge Estefan Chidiac quienes le han impuesto un veto absoluto. Lastiri cosecha hoy la traición que sembró en 2016 cuando le dio todo el impulso a la senadora para llegar a la candidatura, y luego la dejó caer estrepitosamente.

 

Así que el gran tema del cónclave entre Ochoa y los notables que aspiran a la candidatura será la postura ante la rebelión de Lastiri y su activismo para conseguir las 500 mil firmas que exijan al PRI la realización de una consulta interna. El nuevo delegado tricolor hasta ahora ha sido blandito, pues no ha podido hacerse obedecer por el zacatleco quien continúa retando no sólo a su partido, sino también al INE, además del uso descarado de recursos públicos provenientes de la SEDATU.

 

¿Para qué los reúne Ochoa además de dar el pistoletazo oficial en la carrera tricolor? Pues para poner reglas: y el único que se las está brincando es Lastiri. ¿Podrá Ochoa Reza poner en orden al subsecretario o también se va a reír de él como del nuevo delegado? Corren las apuestas.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

comments powered by Disqus