Domingo, 16 de Febrero del 2020
Martes, 15 Agosto 2017 21:40

El mar picado del morenovallismo: Martha Erika y Banck

El mar picado del morenovallismo: Martha Erika y Banck Escrito Por :   Arturo Rueda

Las hipótesis están cantadas desde hoy: si Moreno Valle es candidato presidencial, Martha Erika correría a su lado para apoyarlo en su campaña. La hipótesis no es lejana ni cercana, pues la rueda de la sucesión presidencial sigue girando. Pero suponiendo sin conceder que eso ocurre y la esposa del ex gobernador corre a su lado como buena soldadera, ¿en quién recaería la nominación a la gubernatura?


El mar del morenovallismo luce picado y nada plácido al comenzar la fase crítica de las definiciones de la candidatura a la gubernatura, la alcaldía angelopolitana y las postulaciones al Senado que, por definición, provocan los mayores enconos bajo la superficie de lo que parecía un océano en calma que, ya se vio, no lo es.

 

Ese mar picado tiene un origen. La aceptación expresa —en Periódico Central— de lo que ya todo mundo sabía: que Martha Erika Alonso es la primera carta del morenovallismo para pelear la gubernatura, desplazando a cuadros que en teoría tienen mayor experiencia política —como Javier Lozano Alarcón— o a un sucesor que en teoría correspondería definir al gobernador Antonio Gali Fayad.

 

Al aceptar Martha Erika que estaría dispuesta a contender por la gubernatura a condición de que Rafael Moreno Valle no obtenga la nominación por la candidatura presidencial, pues si la alcanza en ese momento renunciaría a sus aspiraciones e incluso a la Secretaría General del PAN poblano, la esposa del ex gobernador no hace sino reproducir el estereotipo de la soldadera o Adelita que abandona sus propios sueños para seguir los de su pareja.

 

Pero más allá de la reproducción del estereotipo, la afirmación deja en claro que el morenovallismo contiene el aliento —y las posibles aspiraciones— a la suerte de Rafael Moreno Valle como candidato presidencial. Si se da, la mayoría de los operadores electorales del ex gobernador abandonarían en tropel sus posiciones para lanzarse al activismo electoral en los diferentes estados, abriendo un espacio de incertidumbre respecto al proceso local y las posiciones de poder.

 

Las hipótesis están cantadas desde hoy: si Moreno Valle es candidato presidencial, Martha Erika correría a su lado para apoyarlo en su campaña. La hipótesis no es lejana ni cercana, pues la rueda de la sucesión presidencial sigue girando. Pero suponiendo sin conceder que eso ocurre y la esposa del ex gobernador corre a su lado como buena soldadera, ¿en quién recaería la nominación a la gubernatura?

 

No parece haber muchas opciones de momento y la caballada luce flaca sin Martha Erika. Antes que el saco de plomo de Javier Lozano Alarcón —autodestapado una y mil veces—, cualquiera pensaría que el siguiente en la lista es el alcalde Luis Banck Serrato. ¿Pero después del convulso proceso para autorizarle el crédito para reformar la seguridad pública y la obra social del Ayuntamiento?

 

Y no es porque Banck haya pagado un costo político, sino porque sus enemigos al interior del morenovallismo se quitaron la careta al negarle el apoyo para autorizar los 800 millones y todo se redujo a un préstamo de 300 que será pagado antes de que termine su gobierno.

 

Luego que sus enemigos asomaran el rostro, y tras el aval de Cabildo a los 300 millones, Banck ejecutó un repliegue estratégico. Al estilo de López Obrador se dio por muerto en entrevistas televisivas y radiofónicas, afirmando que “lo único que me obsesiona es estar a la altura de la responsabilidad y construir resultados para el mayor número de personas que sea posible (...) se debe anteponer los intereses de la población por encima de los particulares", como le declaró a Fernando Crisanto en Radio Oro.

 

Pero el alcalde Banck está vivito y coleando por más que se dé por muerto, pues gracias a los 300 millones se convertirá en un Santa Claus en los meses decisivos de noviembre, diciembre y enero del 2018, cuando ocurrirán las grandes definiciones. La entrega de calles pavimentadas, patrullas, tablets, cámaras de videovigilancia y otros dispositivos de seguridad lo harán recorrer la ciudad de punta a punta haciendo lo mejor que sabe hace cualquier político profesional: posar para la foto, lucir en medios y reunirse con colonos para grajearse su apoyo.

 

Un amplio sector del morenovallismo quiso dinamitar a Banck, pero él ganó su batalla después de que sus enemigos quedaran exhibidos. Con 300 millones subirá y bajará a su propio ritmo.

 

*** Con precisión cronométrica, y un día después de emitirse la convocatoria para votar rector de la BUAP, Alfonso Esparza Ortiz recibió doble beneplácito en la apertura de la Arena, el remodelado ex polideportivo Ignacio Manuel Altamirano.

 

Más que contar con la ventaja de un brevísimo periodo de campaña de apenas nueve días, la reelección de Esparza Ortiz se prevé con un amplio consenso de la comunidad universitaria que ayer se expresó con porras y mantas durante la inauguración, pero también con la presencia del gobernador Gali quien recordó sus tiempos de basquetbolista en la UDLAP y encestó varias canastas luego de alzar el brazo del contador público.

 

 

Hace apenas pocas semanas algún morenovallista quiso enturbiar el proceso universitario con el robo de una documentación con escaso valor jurídico y menor valor mediático. Evidentemente, la presencia del gobernador Gali en el acto de ayer demostró que todo sigue viento en popa, y ese morenovallista fracasó en su intentona.  

 

comments powered by Disqus