Sábado, 04 de Abril del 2020
Miércoles, 16 Agosto 2017 21:57

Una llamita de esperanza se enciende para Rafa Márquez

Una llamita de esperanza se enciende para Rafa Márquez Escrito Por :   Arturo Rueda

¿Dónde queda el estado de Derecho, la garantía de audiencia, el artículo 14 constitucional, la presunción de inocencia ante este tipo de sanciones unilaterales que, en el colmo, ni siquiera ameritan una investigación penal para que los abogados puedan tener acceso al expediente que hasta hoy se les niega? ¿Qué tipo de pesquisas realizaron los gringos que acabaron confundiendo a un poblano que trabaja arreglando máquinas de coser con un narcotraficante que maneja cientos de millones de dólares?


En su viacrucis personal, una muy pequeña flama de esperanza se encendió para el futbolista Rafael Márquez en San Martín Texmelucan donde el Departamento del Tesoro estadounidense ubicó la presunta oriundez del narcotraficante ‘El Tío’, Raúl Flores Hernández, e incluso también localizó un bien inmueble de su propiedad.

 

Pero la Oficina de Control de Bienes Extranjeros (OFAC) del Departamento del Tesoro cometió una pifia terrible que podría ser indicativo de los errores cometidos en el expediente para inculpar al glorioso futbolista: el Raúl Flores Hernández de San Martín Texmelucan es sólo un homónimo del auténtico ‘Tío’ que hoy se encuentra recluido en el Altiplano y originó el drama que vive Márquez.

 

En efecto: la terrible pifia de la autoridad norteamericana ocurre al incluir en el expediente la Clave Única de Registro de Población (CURP), FOHR510305HPLLRL08, según la cual ‘El Tío’ fue inscrito el 21 de diciembre de 1999, siendo su fecha de nacimiento el cinco de marzo de 1951 en San Martín Texmelucan. En el expediente también se consigna que el edificio ubicado en la Calle Zaragoza Sur 201 de la Colonia Centro pertenecería al Tío, de quien se afirma es un operador independiente, pero con varias alianzas con el cártel de Sinaloa y el Jalisco Nueva Generación.

 

Este edificio de dos pisos cuenta con un local comercial en la planta baja dedicado a la reparación y venta de máquinas de costura, ubicado a tan sólo una calle del zócalo texmeluquense, y en una vialidad de alto tráfico tanto de vehículos como de personas.

 

Tan pronto como CAMBIO y otros medios dimos a conocer esta información, ‘El Tío’ de Texmelucan salió a dar la cara inmediatamente: “en este domicilio vive Raúl Flores Hernández, soy un homónimo de esta otra persona, esta propiedad aparece con mi nombre, la adquirí hace poco más de 25 años, la cual fui construyendo poco a poco, además soy originario de San Martín Texmelucan”, destacó.

 

El texmeluquense consideró que por tener el mismo nombre y apellido vincularon su nombre como si fuera ‘El Tío’. “El Departamento del Tesoro vincula el nombre, pero ellos ya tienen las fotos de esta otra persona (‘El Tío’) además de tener identificado todo lo de él. Esto es sólo es una confusión ya que soy un homónimo de esta persona”, dijo al ser interrogado sobre el tema en su negocio, donde labora reparando máquinas de coser.

 

La pifia se convierte en drama, porque al parecer, también su cuenta bancaria ha sido congelada y no puede realizar retiros ni hacer movimientos en el sistema financiero mexicano. De alguna forma, se trata de una muerte civil al incluirlo en la lista negra.

 

Qué burdo error de los gringos. Si así se equivocaron en el caso del homónimo de Texmelucan, cuántas pifias más habrá en los supuestos vínculos entre el narcotraficante, el futbolista Rafa Márquez y el cantante Julión Álvarez. ¿De verdad son confiables las pesquisas realizadas por la temible Oficina de Control de Bienes Extranjeros (OFAC)?

 

Lo temible de esta Oficina de Control de Bienes Extranjeros (OFAC) es tanto su falta de procedimientos como la ausencia de controles a sus decisiones unilaterales que no requieren, por ejemplo, del aval de un juez y que tanto el futbolista como el cantante no pueden impugnar al no tener la ciudadanía norteamericana.

 

Al respecto, según narró Douglas McNabb abogado especializado en combatir este tipo de sanciones, pasarán muchos años antes de que Márquez pueda salir de la lista negra y recuperar sus bienes, pues la Oficina no tiene procedimientos establecidos para revertirlo, además de necesidad de justificarse ante un juez. Por carecer de la nacionalidad estadounidense, el futbolista no puede acudir a un tribunal de amparo, y probablemente ni siquiera pueda ingresar a EU porque la visa le fue cancelada.

 

¿Dónde queda el estado de Derecho, la garantía de audiencia, el artículo 14 constitucional, la presunción de inocencia ante este tipo de sanciones unilaterales que, en el colmo, ni siquiera ameritan una investigación penal para que los abogados puedan tener acceso al expediente que hasta hoy se les niega?

 

¿Qué tipo de pesquisas realizaron los gringos que acabaron confundiendo a un poblano que trabaja arreglando máquinas de coser con un narcotraficante que maneja cientos de millones de dólares?

 

¿También se equivocaron al vincular a Rafa Márquez, al cantante Julión, como con el texmeluquense Raúl Flores Hernández? ¿Sin el prestigio, acceso a recursos como los del futbolista o el cantante, cómo hará nuestro ‘Tío’ para salirse de la lista negra del Departamento del Tesoro, así como recuperar el acceso a sus recursos bancarios?

 

 

Ya se vio la enorme pifia. ¿La podrán ocupar en su beneficio y exhibir que la Oficina de Control de Bienes Extranjeros (OFAC) se equivoca de forma brutal? ¿Quién va a ayudar a nuestro Raúl Flores Hernández, el homónimo del poderoso narco? 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

comments powered by Disqus