Sábado, 04 de Abril del 2020
Martes, 22 Agosto 2017 17:26

Urzúa cerca de quedarse fuera del PRI (otra vez)

Urzúa cerca de quedarse fuera del PRI (otra vez) Escrito Por :   Arturo Rueda

Es imposible no conectar las revelaciones de Expansión que golpean la línea de flotación a Urzúa con la visita de Mimenza a Puebla, sobre todo si consideramos que Eukid es quien lleva todas las pesquisas de las irregularidades financieras cometidas por Borge, así como de su documentación. En ese sentido, se trataría de la primera represalia contra el grupo que maneja a Mimenza


Por segundo proceso electoral consecutivo, Ricardo Urzúa podría enfermarse y quedarse con las ganas de presidir el PRI estatal. Igualito como ocurrió en 2016 cuando ya tenía el aval de su padrino Emilio Gamboa para convertirse en dirigente, pero se le atravesó el escándalo del helicóptero prestado a Blanca Alcalá que se convirtió en el primer golpe contra la campaña de la candidata. Ahora, la trama quintanarroense a tres bandas puede dejarlo nuevamente fuera del reemplazo de Jorge Estefan Chidiac.

 

A Urzúa lo persigue la mala suerte. Hace un año su pecado fue prestarle a Blanca uno de sus helicópteros para trasladarla de CDMX a un mitin en la Sierra Norte. La candidata, que en su discurso de presentación había prometido no usar choppers para hacer campaña, fue grabada abordando presuntamente una aeronave de las empresas de Urzúa. El tema de los helicópteros se volvió explosivo, y entonces Ricardo, a quien lo separaban días para hacerse del PRI estatal, fue enfermado y de rebote entró ahí Jorge Estefan Chidiac.

 

Ahora a Urzúa lo ha alcanzado la compleja trama quintanarroense que involucra al gobernador de esa entidad, Carlos Joaquín, al ex gobernador Roberto Borge, al periodista-activista-mentalista-salvador del mundo Carlos Mimenza, a Eukid Castañón, al secretario de Finanzas de esa entidad, Juan Vergara y a quién sabe cuántos poblanos que han hecho fortuna en ese estado. Esta comedia sólo puede entenderse en seis actos:

 

Acto 1: Roberto Borge, gobernador de Quintana Roo, es presentado como uno de los jóvenes mandatarios que ejemplifican al nuevo PRI. En realidad, es corrupto, corruptísimo, y se dedica a saquear su estado de una y mil formas beneficiando a cientos de empresarios con recursos millonarios. Su desastrosa gestión provoca el triunfo del candidato opositor, Carlos Joaquín, postulado por una coalición PAN-PRD. Apenas unos días después de entregar el poder, Borge se da la fuga. La Interpol lo localiza en Panamá y ahora enfrenta su proceso de extradición.

 

Acto 2. Entre los operadores financiero-electorales de Carlos Joaquín se ubica a dos poblanos prominentes: el serrano Juan Vergara y el morenovallista Eukid Castañón. El primero, beneficiario del morenovallismo, fue designado Secretario de Finanzas y Administración, mientras que Eukid es un ministro sin cartera encargado de todos los procesos de fiscalización y contraloría, cuyo objetivo es documentar las irregularidades de la gestión de Roberto Borge.

 

Acto 3. Un periodista-activista-mentalista-salvador del mundo, Carlos Mimenza se lanza a la yugular de los poblanos involucrados con el gobierno de Carlos Joaquín, a los que denomina como  un ‘cártel’ que saquea Quintana Roo. Este sujeto promueve la denuncia electoral vs Moreno Valle por el libro ‘La Fuerza del Cambio’, todos los días exhibe a Eukid, y la semana pasada estuvo en Puebla para reunirse con los críticos del ex gobernador poblano, lo mismo periodistas que activistas.

 

Acto 4. El portal Expansión documenta algunas irregularidades y excesos presupuestales cometidos por Roberto Borge en su gestión. Entre ellos, la facturación por más de 100 millones de pesos a Ricardo Urzúa, senador tricolor y primer aspirante a la dirigencia estatal, por la renta de aeronaves. Generosidad extrema, pero que ahora es dinero manchado por la corrupción de Borge.

 

Acto 5. Como en política no hay casualidades sino causalidades, es imposible no conectar las revelaciones de Expansión que golpean la línea de flotación a Urzúa con la visita de Mimenza a Puebla, sobre todo si consideramos que Eukid es quien lleva todas las pesquisas de las irregularidades financieras cometidas por Borge, así como de su documentación. En ese sentido, se trataría de la primera represalia contra el grupo que maneja a Mimenza y en el que presumiblemente se encuentra Urzúa. Así todo habría sido un ojo por ojo, diente por diente. Un daño más que colateral.

 

Acto 6. Las aspiraciones de Urzúa por llegar nuevamente al PRI estatal parecen malogradas por otro escándalo. ¿El PRI poblano se va a arriesgar a tener un dirigente cuya información de negocios con Borge está en manos de Eukid Castañón? Lo dudo mucho. En el mejor de los casos, en el CEN deben comenzar la búsqueda de un nuevo perfil que sustituya a Estefan. Ahí está, por ejemplo, Rocío García Olmedo quien haría un papel infinitamente mejor que el serrano. El único activo del empresario es la promesa de bajar millones de pesos a la campaña electoral  si lo dejan sentarse en el PRI estatal.

 

La trama quintanarroense se ha convertido en una variable esencial del proceso político poblano 2018 por las implicaciones del activismo jurídico y mediático de Mimenza, así como la devolución de los golpes a través de Eukid Castañón. ¿Alguien recuerda todavía incluso que Lalo Rivera fue coordinador de Carlos Joaquín? ¿Qué más sorpresas nos traerá la trama quintanarroense?

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

comments powered by Disqus