Sábado, 08 de Agosto del 2020
Jueves, 16 Noviembre 2017 03:18

Se empatan los tiempos de la precampaña para RMV y Martha Erika

Se empatan los tiempos de la precampaña para RMV y Martha Erika Escrito Por :   Arturo Rueda

En el equipo de Ricardo Anaya calculan que Moreno Valle ya no va a ir, sin embargo, presiona con dos objetivos: blofea para aumentar el precio de su negociación, pero trabaja al mismo tiempo como Caballo de Troya del PRI para desmantelar el Frente Ciudadano


Es posible que Moreno Valle junto con su esposa y equipo de operadores hayan recibido el don de la ubicuidad, de la omnipresencia. De otra forma no se puede entender cómo Martha Erika Alonso acudirá a la precampaña presidencial con su esposo, mientras al mismo tiempo ella será precandidata a la gubernatura. Conforme se acercan los plazos legales, ambos proyectos se empatan, lo que desgastará los recursos humanos y financieros del grupo.

 

En caso de que prospere la presión del ex gobernador para que el Frente designe a su candidato presidencial mediante una elección universal, ¿Cómo va a resolver el enigma del empate de los plazos legales con la precampaña por la gubernatura? ¿Martha Erika no va a ir a la precampaña presidencial y se va a quedar en Puebla? ¿O se va a ir a la precampaña presidencial y va a dejar de recorrer el interior del estado?

 

De acuerdo con la homologación del calendario electoral aprobado por el Consejo General del INE y ya avalado por el IEE, el plazo de precampañas a nivel local será del 2 al 11 de febrero del 2018. Pero a nivel federal, el de la precampaña presidencial es del 14 de diciembre de 2017 al mismo 11 de febrero del 2018.

 

La precampaña termina el mismo día para los dos proyectos, el de la Presidencia y el de Casa Puebla. De acuerdo con el formato de elección interna que Moreno Valle propone en el Frente Ciudadano y ha hecho circular en medios nacionales de comunicación, la jornada para elegir al candidato sería el domingo 18 de febrero.

 

Es decir, si Moreno Valle corre la precampaña interna del Frente en el formato que él mismo ha propuesto, tendrá que echar la carne al asador durante dos meses y, además, ir a la elección el día 18 de febrero. Todos sus operadores de Puebla tendrían que ser desplegados en el territorio nacional, además de consumir dinero en cantidades bestiales.

 

¿Quién va a operar en Puebla mientras tanto? ¿Quién va a cuidar la casa? ¿Cómo se va a construir el proyecto de Martha Erika, y qué hará ella misma? Y es que Moreno Valle puede ir a la precampaña sin esposa, pero se va a ver mal. Lo que sí parece dudoso es que el equipo poblano pueda desdoblarse en armar la precampaña nacional, el día de la elección, y al mismo tiempo operar las definiciones locales.

 

Por supuesto, el morenovallismo puede calcular tener el colchón suficiente para echar la carne al asador en lo nacional y mantener controlada la situación en Puebla mientras se resuelve la interna del Frente. Pero los números en las encuestas lucen cada vez más ajustados, por lo que la definición del futuro de Martha Erika o la concreción de un plan B puede acelerarse antes de lo previsto.

 

El dilema de Moreno Valle es arriesgar en la ruleta nacional o apostar a la segura negociando quedarse con su retaguardia poblana, así como un buen paquete de diputaciones federales, senadurías y cargos en el CEN del PAN. Dado su carácter osado, es probable que vaya por todo.

 

Pero en el equipo de Ricardo Anaya calculan que Moreno Valle ya no va a ir, sin embargo presiona con dos objetivos: blofea para aumentar el precio de su negociación, pero trabaja al mismo tiempo como Caballo de Troya del PRI para desmantelar el Frente Ciudadano.

 

El problema para Anaya no sería  pagarle sino cómo garantizar que no los abandone en campaña. Todos conocen sus antecedentes: el ex gobernador negocia por un lado y opera por el otro, y siempre cae parado.

 

A Anaya puede hacerle lo mismo: sacarle Casa Puebla, diputaciones federales, senadurías, y de todos modos apoyar al candidato presidencial del PRI, dependiendo de quién tenga más opciones en las encuestas. No hay modo de asegurar su lealtad a la candidatura del todavía dirigente nacional. En el CEN nadie confía en él, y hacen bien, pero su capacidad de operación será demostrada la próxima semana cuando, junto a Mancera y Aureoles, hagan público su proyecto de interna para el Frente.

 

El esbozo lo dio Hiriart: buscan a una elección universal en la que se descuenten los votos de los padrones del PRI, PVEM, para alcanzar un rango de 77 millones de posibles electorales. El ejercicio costaría alrededor de 120 millones de pesos y sería pagado por los propios aspirantes de su bolsillo sin tocar recursos del partido.

 

¿Acá o allá? Nadie conoce el desenlace, y sobre todo, el juego real de Moreno Valle que no suele jugar al despiste.  

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

comments powered by Disqus