Miercoles, 22 de Enero del 2020
Martes, 05 Diciembre 2017 04:06

El primer año de nuestra vida sin Selene

El primer año de nuestra vida sin Selene Escrito Por :   Arturo Rueda

Periódico Central, tu hijito, crece y crece: Viridiana, Yona y Edmundo lo han cuidado muy bien al grado que ya es el cuarto portal con mayor número de visitas en Puebla. Por supuesto, todo mundo extraña ‘Dios en el Poder’, pero pues no hay forma: nadie va a tener tanta ironía para ridiculizar a nuestros políticos


Cárgame al chamaco, Selene, porque te tengo muchos chismes.

 

Este no es un recuento de los daños de tu ausencia, incalculables, sino cómo hemos vivido el primer año de nuestra vida sin ti.

 

Periódico Central, tu hijito, crece y crece: Viridiana, Yona y Edmundo lo han cuidado muy bien al grado que ya es el cuarto portal con mayor número de visitas en Puebla.

 

Por supuesto, todo mundo extraña ‘Dios en el Poder’, pero pues no hay forma: nadie va a tener tanta ironía para ridiculizar a nuestros políticos ni exceso de comicidad involuntaria para retratar las aventuras familiares.

 

Por cierto, te volverías loca de felicidad: ya toda tu familia se mudó aquí. Con el apoyo de un amigo nos trajimos la plaza de Irlanda –increíble–, luego se vinieron tus papás y ahora todos viven como la familia muégano que siempre quisiste. Doña Soco ya tiene su papelería, pero pocas veces se le pasa la tristeza. Sería bueno que le des una vuelta un día de estos.

 

Bebota es incontrolable y cada vez se parece más a ti. Es un tornado que gobierna a todos con puño de hierro. (Lo malo es que ya también tiene su peluchito).

 

Dania se volvió una consumada corredora. De cero carreras en la vida se echó por lo menos ocho en el año, y los 10 kilómetros se volvieron nuestra distancia luego de que todos nos inscribimos al gimnasio para matar las horas de tu ausencia.

 

Viri se preparaba para el maratón pero le fallaron las cuentas y ¡va a ser mamá! Yo apuesto doble contra sencillo que va a ser niña porque así la vida le va a regresar a la amiga que perdió.

 

La Niña Mota ya es la Licenciada Mota, le dieron la base en su trabajo y anda muy bien con su novio. Estate tranquila.

 

Gaby Pérez Bazán sigue siendo nuestra amiga aunque le quisieron meter grilla. Ya sabes que nunca faltan los malagradecidos. Te hubieras enojado mucho.

 

A Edmundo le va súper bien en Página Negra y Yonadab es una máquina imparable: escribe columnas, reportajes, vende publicidad, estudia maestría, produce el programa y vende bordado.

 

No te tocó Hola Tropitroles en La Tropical Caliente: sólo duramos unos meses en la radio matutina, pero de todos modos te los hubieras perdido porque no te ibas a levantar. Eso o ibas a andar de un genio de la chingada todo el día.

 

A Juego de Troles cada día le va mejor: tomamos la mejor decisión de regresarnos a la noche, nuestro espacio, y aunque sufrimos una baja, todos los días crecemos en viewers y visualizaciones. Nene Hugo ya está de tiempo completo. Grabamos unos promos que te hubieran encantado y te hubieras visto guapísima con tu mismo vestido negro de siempre.

 

Lupita sigue atendiendo la casa, todavía te extraña, y casi hemos recuperado todas las ollas que se habían perdido –especialmente las Royal Prestige.

 

Conste que cumplí una de tus misiones especiales: milagrosamente salvé a Quimi del divorcio.

 

Te perdiste varios escándalos, sobre todo el video de la ejecución de un huachicolero a manos de un militar en Palmarito que se volvió nota nacional –de hecho me entrevistaron todos los grandes. También los problemas en que me metí por el feminicidio de una chica llamada Mara Castilla, pero muchos están de acuerdo con mi postura.

 

También te perdiste la séptima temporada de Juego de Tronos, y te lo dije: Jon Snow sí es hijo de Reaghar Targaryen y Lyanna Stark. El dragón de hielo te hubiera puesto como mono.

 

En algo sí te fallé: no hemos editado tu novela. Por cierto, se murió Rosendo Huesca, el que te quiso censurar por los reportajes del cura pederasta. Te lo platico porque no creo que te lo encuentres en el Good Place, seguro ese se fue al infierno.

 

El jardín de la casa sigue verde, no lo descuidamos, aunque tuvimos que quitar las flores de la vidriera porque estaban levantando la duela esa que es más cara que toda tu educación. Ni modo, no estuviste para defenderlas.

 

También ya quitamos el tirol del techo y las lámparas de la época de Silvia Pinal. Las nuevas no le gustaron a nadie, excepto a Quimi y a mí. O sea que a lo mejor todos tienen razón.

 

De ti ya sabemos lo que viniste a decirme: que estás flaquísima, que ya eres talla 28 y todo te queda, que tus chinos ya vienen de regreso y se te pasaron los efectos de las quimios. ¿Segura que no podías darme más detalles del Good Place y de cómo te las estás pasando genial?

 

Te prometo que el próximo año no se nos olvidan las palomitas Cheddar en tu ofrenda. Por cierto, la fiesta de Halloween nos quedó increíble. Me disfracé de Mike Wazoswky, estuve entre los finalistas pero Yayito ganó (otra vez).

 

Desde tu funeral –Viri ya te contó la historia– tenemos en mente editar un libro con tus columnas, pero la verdad todavía nos faltan fuerzas a todos porque no hay un día que no salgas a colación en las pláticas, ni en las anécdotas, o no tengamos ganas de llorar.

 

No nos resignamos, pero seguimos viviendo. No hay de otra.

 

Tengo un bloqueo para escribir de ti y todo lo que vivimos juntos. Cuando te extraño mucho, pongo los programas anteriores de Juego de Troles. Me hace falta que me grites “doooooc” y te burles de mis pretensas. Ajá, ajá, sí, ajá, ajá.

 

Los Troles, tu familia, los centralitos y los ‘cambions’ seguimos unidos por tu recuerdo. El ejército de Selene sigue con lazos fuertes.

 

síguetela pasando bien. Aquí todos te extrañamos, pero aguantamos vara.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

comments powered by Disqus