Sábado, 24 de Julio del 2021
Miércoles, 22 Febrero 2017 03:07

Cada día de Gali equivale a 3.27 de un sexenio normal

Cada día de Gali equivale a 3.27 de un sexenio normal Escrito Por :   Arturo Rueda

A diferencia de un mandatario con un sexenio completo a su disposición, Gali no tiene los 100 días de gracia para demostrar su talante, estilo e incluso para empezar a ofrecer sus primeros resultados. Por ejemplo, dado ese metabolismo acelerado, estos primeros 22 días de Gali equivalen a 72 días de un sexenio normal: por ahí de mediados de abril.


Si la administración de Antonio Gali Fayad es de apenas 22 meses, comparado con los 72 que tendría si tuviera un sexenio completo, eso quiere decir que cada día de su gobierno equivale a 3.27 días de un sexenio normal.

 

Entonces, su metabolismo es acelerado: necesita hacer más en menos tiempo por la simple y sencilla razón de que su muerte está programada y acelerada.

 

A diferencia de un mandatario con un sexenio completo a su disposición, Gali no tiene los 100 días de gracia para demostrar su talante, estilo e incluso para empezar a ofrecer sus primeros resultados.

 

Por ejemplo, dado ese metabolismo acelerado, estos primeros 22 días de Gali equivalen a 72 días de un sexenio normal: por ahí de mediados de abril.

 

Como este gobierno tiene prisa, Gali acelera el cumplimiento de sus 22 compromisos de campaña.

 

Uno de ellos fue el gobierno itinerante para llevar a funcionarios de todos los niveles al interior del estado. Así, durmió en Teziutlán aprovechando su presencia ahí para el 3er informe del cavernícola edil de esa cabecera municipal.

 

Se llevó a todos sus secretarios, incluido el flamante egresado del Instituto Bonampak, Gerardo Islas, a quien ya no lo presumen sobre lo que se siente ser licenciado.

 

Ayer, instaló la Coordinación Especializada para Prevenir y Erradicar la Violencia contra Mujeres y Niñas, otro de sus 22 compromisos.

 

Es decir, dotó de un mecanismo institucional a un problema alarmante, el de los feminicidios, que Moreno Valle atribuía a una crisis de valores.

 

En estos primeros días, además, ya se dio el lujo de recibir a Peña Nieto y todo el gobierno federal, quienes vinieron a Puebla a conmemorar el Día del Ejército.

 

Para nada distingue más a Gali Fayad de Moreno Valle que su decisión de atacar con todos los instrumentos a la mafia del robo de hidrocarburos.

 

El helicóptero que antes era taxi aéreo ahora está dedicado a sobrevolar la zona del Triángulo Rojo. Pequeña diferencia.

 

El ex gobernador siempre deslindó en la Federación todo el problema, atribuyendo a Pemex, la NASA y hasta a los Caminantes Blancos el incremento de tomas ilegales.

 

Los primeros veinte días de Gali demuestran que Moreno Valle o su secretario de Seguridad Pública, sí tenían un problema de actitud o estrategia.

 

Los datos duros son contundentes.

 

Diariamente ha recuperado un promedio de 7 mil 151 litros de combustible, en contraste con los 3 mil 178 litros en el mismo lapso de la administración pasada.

 

El personal bajo el mando de Jesús Morales ha aprehendido a un presunto ‘huachicolero’ cada 18 horas, cuando en el último año, con Jesús Rodríguez Almeida al frente de la SSP, se aseguraba un presunto responsable cada 5 días.

 

En total, durante el 2016, en su último año de mandato, Moreno Valle reportó el decomiso de un millón 160 mil litros de hidrocarburo de dudosa procedencia, 3 mil 178 litros por día, mientras que en los primeros 20 días de gobierno de Gali Fayad ha confiscado 143 mil 37 litros, poco más de 7 mil diarios. En términos porcentuales, en menos de un mes, la gestión actual ha dado un golpe que implica un 13 por ciento de todo lo realizado en 2016 por la administración morenovallista.

 

También aventajan en vehículos decomisados. Jesús Morales Rodríguez ha conseguido un total de 68, una tercera parte de los resultados de todo el año pasado, donde fueron puestos a disposición de la Procuraduría General de la República (PGR) un total de 170 unidades. Es decir, tres al día en contraste con tres por semana en 2016.

 

¿Qué tenía Rodríguez Almeida o porqué Jesús Morales Rodríguez le ha echado más ‘güevos’ al asunto?

 

Si el morenovallismo hubiera mostrado este ritmo, no hablaríamos de que el Triángulo Rojo se perdió en seis años.

 

Gali y todos funcionarios lo sabe: cada día de su gobierno equivale a 3.27 de un sexenio normal.

 

No hay un minuto que perder, ni 100 primeros días que festejar. 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

comments powered by Disqus