Sábado, 24 de Julio del 2021
Lunes, 03 Abril 2017 01:32

¡Pare de sufrir con López Díaz! Hoy arranca Hola TropiTroles

¡Pare de sufrir con López Díaz! Hoy arranca Hola TropiTroles Escrito Por :   Arturo Rueda

Antes que cuestionar el monto del peaje, la oscura concesión a OHL-Pinfra, el sobrecosto de la obra, el absurdo subsidio de 5 mil 500 millones, el robo descarado a un carril de cada sentido del bajo puente y el desastroso estado de la carpeta asfáltica, así como la intención expresa de obligar a los usuarios de la Autopista México-Puebla al Segundo Piso, lo primero que se puede poner en duda es: ¿Por qué un Segundo Piso y no un Paso Express como en Cuernavaca?


Las mañanas en la radio poblana, por fin, serán diferentes.

 

Basta del estilo caduco, rancio de los López Díaz, Carlos Martín, Canales y compañía, que se han apoderado de las noticias matutinas para imponer un modelo de radio basura.

 

Hace tiempo que el cuadrante FM necesitaba una refrescada y aunque alabanza en boca propia es vituperio, el arranque de Hola TropiTroles va a patear el avispero.

 

En Hola TropiTroles, de lunes a viernes de 8 a 9 de la mañana, no hay lectores de noticias, ni promotores de fraudes, ni obsequiadores de sillas de ruedas.

 

En el nuevo programa de 102.1 FM La Tropical Caliente hay periodistas, y donde hay periodistas, hay crítica.

 

No nos interesa quedar bien con nadie ni ser políticamente correctos.

 

Les proponemos un reto para que pase la voz.

 

El reto Tropitrol: escúchenos diez minutos y nunca volverá a sintonizar a López Díaz.

 

No se pierda el arranque porque daremos una prueba de lo que se avecina.

 

Sobre aviso no hay engaño: ¡esto se va a descontrolar!

 

****

 

La macro corrupción del Segundo Piso

 

El Segundo Piso de la Autopista México-Puebla es la mega obra emblema de la corrupción, el depósito de los intereses financieros del peñanietismo y el morenovallismo. Un atraco por el costo del peaje, pero sobre todo, un golpe a los usuarios de lo que ahora se conoce como bajo puente y que antes era la Autopista propiamente dicha.

 

Sin embargo, hasta ahora, los medios de comunicación hemos fallado en evidenciar esa macro corrupción, un trabajo periodístico que requerirá años de investigación y documentación, aunque ya se tiene el primer elemento.

 

Antes que cuestionar el monto del peaje, la oscura concesión a OHL-Pinfra, el sobrecosto de la obra, el absurdo subsidio de 5 mil 500 millones, el robo descarado a un carril de cada sentido del bajo puente y el desastroso estado de la carpeta asfáltica, así como la intención expresa de obligar a los usuarios de la Autopista México-Puebla al Segundo Piso, lo primero que se puede poner en duda es:

 

¿Por qué un Segundo Piso y no un Paso Express como en Cuernavaca?

 

Precisamente, la apertura del Paso Exprés en Cuernavaca fue lo que dejó en evidencia la macrocorrupción del Segundo Piso. ¿Por qué?

 

Porque además de la diferencia de costos, uno supera los 10 mil millones y la otra no pasó de 3 mil, lo más importante es que el Paso Express Cuernavaca no requiere el pago de un peaje.

 

Además, la longitud es semejante para resolver problemas semejantes de atascos de tráfico en hora pico. El costo por kilómetro de cada obra, en el caso del Segundo Piso es de 750 millones de pesos, mientras que el Paso Express es de 151 millones.

 

Además, el Paso Express tuvo como una de sus prioridades resolver los problemas de tráfico para los habitantes de la ciudad, mientras que el Segundo Piso de OHL-Pinfra busca complicarle la vida a los residentes locales para que ellos también se vean obligados a subir a la vía de paga.

 

Esto, claro, sin mencionar el robo artero de un carril de cada lado para supuestamente construir una infame cicloclopista, cuyo verdadero objetivo es hacer imposible la circulación en el bajo piso, antes Autopista México-Puebla, para que en medio de la desesperación los poblanos nos veamos obligados a desembolsar los 55 pesos en beneficio de los concesionarios.

 

Grandes obras para grandes corruptelas.

 

Lema común de los mexiquenses del gobierno federal y los morenovallistas.

 

Y todavía quieren poner fotomultas.

 

¡No tienen madre!

 

 

 

 

 

comments powered by Disqus