Jueves, 14 de Noviembre del 2019
Martes, 02 Mayo 2017 02:02

Probado: el fiscal Anticorrupción es un mentiroso corrupto

Probado: el fiscal Anticorrupción es un mentiroso corrupto Escrito Por :   Arturo Rueda

Y es que el primer requisito para ejercer como fiscal Anticorrupción es tener un mínimo de prestigio, ética profesional y reconocimiento público. ¿Un corrupto persiguiendo a los corruptos? Es cierto que este es un país de cínicos y mentirosos, pero por qué llegar a ese grado. Yo no lo entiendo


Si mal inicia la semana para el ahorcado en lunes, peor inicia la gestión del fiscal Anticorrupción evidenciado en una mentira flagrante dos días después de haber sido designado por Víctor Carrancá para un puesto del que la sociedad poblana espera mucho. José Enrique Flota Campos, chilango avecindado en Puebla, fue descubierto inflando su currículum para hacerlo más ‘decoroso’, interesante y digno de su relevante y nuevo cargo.

 

Flota Campos no acudió a las aulas de ninguna universidad, ni de la Ciudad de México ni de Puebla, para titularse en derecho. Es, lo que en la jerga jurídica, se conoce como un abogado de barandilla, es decir, su conocimiento proviene de la experiencia, no de las aulas. Del litigio en juzgados y ministerios públicos, de la lectura de leyes, jurisprudencias, pero no es un abogado formado en la academia.

 

Como ese dato era poco resaltable, a Flota Campos se le ocurrió inflar su currículum vitae con una mentira de esas que en apariencia no le hacen daño a nadie y presumir, de acuerdo con el boletín de la designación, que estudió la licenciatura en derecho en la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM).

 

Pero la búsqueda de su cédula profesional en el portal de la SEP revela que Flota Ocampo se acogió el beneficio legal incluido los acuerdos secretariales 286, 328 y 357 y que permite titularse a aquellas personas que por su experiencia o por ser autodidactas tiene los conocimientos de una determinada rama del saber mediante un simple examen aplicado por el Ceneval.

 

Sorprendido con los dedos en la puerta, Flota Ocampo reconoció su mentira, que no estudió en la UAM sino que atribuyó todo a una confusión en el boletín emitido por la Fiscalía General del Estado. Confusión que no aclaró oportunamente, sino hasta que fue divulgado por el periodista Torres Salmerón y luego por CAMBIO el viernes pasado. El flamante fiscal Anticorrupción se refugió en el argumento de la confusión para tratar de aminorar el peso de su mentira.

 

Habrá quien piense que se trata de una mentira sin importancia, ya que de todos modos posee el grado. Yo creo que Flota Ocampo es insostenible como fiscal Anticorrupción y Víctor Carrancá debería removerlo para proponer a un nuevo perfil que reúna dos requisitos: que tenga calidad ética, no sea mentiroso y que sí haya acudido a las aulas.

 

Colocar a Flota Ocampo en estas condiciones, de entrada, es una ofensa para los cientos o miles de abogados poblanos que sí se quemaron las pestañas acudiendo a instituciones de respeto y prestigio como la BUAP, la Libre de Derecho, la Udlap o alguna de las más de 60 universidades en las que se imparte la carrera de derecho.

 

¿De plano no hay un abogado poblano que le llene el ojo a Víctor Carrancá?

 

¿De al tiro somos tan pendejos los abogados poblanos?

 

¿Las universidades, el foro de abogados y los colegios no tienen nada qué decir?

 

Y es que el primer requisito para ejercer como fiscal Anticorrupción es tener un mínimo de prestigio, ética profesional y reconocimiento público. ¿Un corrupto persiguiendo a los corruptos? Es cierto que este es un país de cínicos y mentirosos, pero por qué llegar a ese grado. Yo no lo entiendo.

 

Supongo, como afirmé líneas antes, que Carrancá confía a muerte en Flota Ocampo. Tan es así que se lo trajo desde la CDMX y le ha dado varios encargos, el más importante atender el tema de concluir el cumplimiento ante la CNDH del caso Chalchihuapan para que se diera por cerrados. Y aunque habrá polémica por su actuación, cumplió las instrucciones de sus superiores.

 

Ahora, con su mentira, Flota Ocampo ha perdido desde el inicio cualquier atisbo de autoridad moral para poder ser el emblema de la lucha contra la corrupción, primera razón de voto para los ciudadanos y fuente de indignación incontenible. Y con eso de que es un autodidacta, seguro hay muchísimos mejores perfiles entre los miles de abogados titulados que hay en Puebla.

 

Insistir en el tema del mentiroso, sin duda, será una apuesta perdida para Carrancá quien no tiene necesidad de cargar con los errores de otros.

 

*** Dedicado para Selene Ríos Andraca. Con gusto acudimos a la gala de premios #LosSexenios2017 organizado por el grupo Sexenio Comunicaciones para recibir el galardón a Mejor Programa de Televisión en Medio Alternativo para Juego de Troles.

 

El premio, por supuesto, fue dedicado para nuestra inolvidable Selene Ríos Andraca, quien desde un lugar mejor nos acompaña en todas las transmisiones.

 

 

Gracias a Gerardo Islas, a Fabiola Maldonado Naudé y toda la familia de Sexenio Comunicaciones. 

 

 

comments powered by Disqus