Viernes, 22 de Noviembre del 2019
Jueves, 04 Mayo 2017 02:34

Lobomanía impulsa la reelección de Esparza en la BUAP

Lobomanía impulsa la reelección de Esparza en la BUAP Escrito Por :   Arturo Rueda

Aunque la relación con Gali no es de camaradería, hay respeto, y desde Casa Puebla no se ha enviado algún tipo de señal de desacuerdo con su reelección. Por el contrario, el gobernador estuvo ayer en el palco principal del Estadio Universitario para apoyar a los Lobos. Acompañado por Mario Riestra, Javier Lozano y Xabi Albizuri, animó al equipo, festejó los goles y todavía le regaló su camiseta a un aficionado


La euforia desatada por la ‘Lobomanía’ otorgó a Alfonso Esparza Ortiz el consenso universitario para avalar su reelección como rector de la BUAP. La posibilidad latente de que los Lobos asciendan a Primera División luego de su victoria ayer 2-1 ante Ciudad Juárez, y en un estadio repleto de universitarios y no universitarios, más allá del pan y circo se convirtió en un símbolo de cohesión y consenso.

 

La elección de rector en la BUAP se presenta como el hecho más relevante en 2017 para la política poblana, y como tal, se encuentra en el tablero de prioridades de Moreno Valle y de Tony Gali con base en una definición fundamental: impedir que grupos ligados a Morena y Andrés Manuel López Obrador puedan penetrar en la máxima casa de estudios en Puebla y fortalecer el proyecto presidencial del tabasqueño.

 

Sin rival al interior de la BUAP, Esparza Ortiz sólo podría encontrar freno a su reelección en la oposición expresa y abierta del grupo morenovallista. De hecho, la BUAP fue la única institución pública de Puebla que Moreno Valle no pudo infiltrar para apropiarse. En parte porque el estatuto de la universidad y los requisitos que solicita dificultan la infiltración, y porque Alfonso Esparza jugó perfectamente sus cartas como factor de estabilidad al interior de la casa de estudios.

 

Por supuesto, no es que la tentación de promover un golpe de Estado en la BUAP para colocar en la rectoría a un morenovallista no existiera. Varios promotores impulsaron la idea e incluso se jugó con la posibilidad de aventar al ruedo a un hermano de Eukid Castañón. Pero Moreno Valle no quiso jugar con fuego, debido a que su memoria política le hizo recordar que la inestabilidad en la máxima casa de estudios fue el pretexto que utilizó Echeverría para sacar a su abuelo de la gubernatura.

 

Pero Esparza, lejos de convertirse en un opositor o dique, asumió una postura de colaboración abierta para todos los proyectos del gobierno morenovallista en un esquema de ganar-ganar. Moreno Valle tuvo puertas abiertas y presencia permanente en la universidad, ya que no había inauguración o evento al que fuera requerido. Y a su vez, el ex gobernador cumplió puntual con la entrega del subsidio, y el financiamiento de proyectos especiales como el Centro Tecnológico en San José Chiapa.

 

2017 es año de elección universitaria, y con el control del Consejo como de la mayoría de las unidades académicas, Esparza Ortiz no tiene rival al interior de la universidad. Aunque algunos grupúsculos conspiran en su contra y platean la posibilidad de competir, como Ricardo Paredes Solorio, el consenso a la gestión de Esparza es casi absoluto y se lo ganó en su más reciente informe.

 

¿Cuándo? Cuando teniendo enfrente a Moreno Valle en su tercer informe, alzó la voz en defensa de las universitarias que sufren la ola de feminicidios y violencia de género. El reclamo delante del gobernador y la exigencia para que se atendiera el tema con especialistas fue uno de los tragos amargos en la ruta final del ex gobernador, sin embargo, para el rector lo importante era quedar bien con su comunidad y lo logró.

 

Aunque la relación con Gali no es de camaradería, hay respeto y desde Casa Puebla no se ha enviado algún tipo de señal de desacuerdo con su reelección. Por el contrario, el gobernador estuvo ayer en el palco principal del Estadio Universitario para apoyar a los Lobos. Acompañado por Mario Riestra, Javier Lozano y Xabi Albizuri, animó al equipo, festejó los goles y todavía le regaló su camiseta a un aficionado.

 

Tan importante es la reelección de Esparza para el gobernador Gali que el tema fue planteado al presidente Peña Nieto en el encuentro que sostuvieron en Los Pinos previo a su toma de protesta. El entonces gobernador electo preguntó que si existía alguna instrucción en lo particular respecto al proceso en la BUAP, es decir un veto, y como respuesta encontró que debía hacerse lo mejor para garantizar la estabilidad en los tiempos de crisis económicas y líderes populistas.

 

Alfonso Esparza representa precisamente la estabilidad. Alejado del estilo grotescamente protagonista de su antecesor, ha privilegiado el diálogo con los cuerpos académicos, estudiantiles y administrativos, y gracias a su formación de contador, ha gestionado con tino las finanzas universitarias. Por supuesto, ninguna administración es perfecta ni falta de errores, pero el conjunto es apreciado.

 

La fecha de elección aún no está determinada, se espera en el mes de agosto para que la toma de protesta se realice el 4 de octubre. Por supuesto, habrá campaña y además de los resultados académicos y administrativos de la BUAP, en sus alforjas Alfonso Esparza llevará el logro de los Lobos en la Final de la Primera A, y con un poco de suerte, que la BUAP le dé a Puebla su segundo equipo en Primera División.

 

 

 

 

comments powered by Disqus