Jueves, 21 de Noviembre del 2019
Martes, 09 Mayo 2017 03:07

En el mundo del huachicol hay cosas inexplicables

En el mundo del huachicol hay cosas inexplicables Escrito Por :   Arturo Rueda

El gobernador Gali declaró que, como se sospechaba, en las siete gasolineras intervenidas hace un par de semanas por el SAT y la SIEDO, se vendía gasolina robada. Tres de esas gasolineras, está confirmado, pertenecen al edil de Palmar de Bravo, Pablo Morales, que en la última década tuvo un crecimiento vertiginoso de su patrimonio. ¿Por qué no actúa la PGR?


Por ejemplo, que aparentemente todo Puebla sabe que ‘El Toñín’ es el capo huachicol en la zona de Quecholac, y aunque opera a la vista de todos desde hace tres años, y se conoce la ambición de gobernar su municipio, nadie lo ha tocado ni con el pétalo de una rosa.

 

El cártel de ‘El Toñín’ tiene una cara visible: la asociación civil Fusión y Fuerza que preside su hermano José Alejandro Martínez Fuentes, a través de la que se reinvierte y lava el dinero obtenido del robo de hidrocarburo.

 

A través de su fachada, ‘El Toñín’ se gana el aprecio del pueblo organizando festivales para el Día del Niño, donde regala juguetes y libros, o del Día de la Madre, obsequiando enseres y artículos de primera necesidad.

 

Nadie sale con las manos vacías de sus festivales gracias a la generosidad de ‘El Toñín’ expresada a través de su hermano José Alejandro y la AC Fusión y Fuerza.

 

Son tan generosos que les alcanza para publicitarse en Azteca Puebla con la compra de infomerciales en los que se destaca el carácter dadivoso y magnánimo de la familia Martínez Fuentes.

 

Si a partir del 2018 gobiernan ese municipio, que nadie se sorprenda.

 

En el mundo huachicol, como ya se ha documentado, se han adoptado las mismas costumbres mafiosas del narcotráfico: gustos musicales, vida dispendiosa, matones y todo lo que caracteriza al crimen organizado en el norte del país.

 

Un video que hoy presenta CAMBIO, exhibe los festejos del capo en su rancho, donde muestra sin pudor sus armas de alto poder y dispara acompañado por sus sicarios.

 

Su festejo fue amenizado por Los Inquietos del Norte, acudieron cientos de personas, y en el momento de mayor frenesí, se soltó a echar tiro con su pistola, seguido por sus sicarios.

 

Si todos saben quién, dónde y cómo opera, ¿por qué se ha permitido a su hermano infiltrarse en actos de campaña y tomarse fotos con el gobernador?

 

Otro caso parecido, pero igual de misterioso es el del edil de Palmar de Bravo.

 

El gobernador Gali declaró que, como se sospechaba, en las siete gasolineras intervenidas hace un par de semanas por el SAT y la SIEDO, se vendía gasolina robada.

 

Tres de esas gasolineras, está confirmado, pertenecen al edil de Palmar de Bravo, Pablo Morales, que en la última década tuvo un crecimiento vertiginoso de su patrimonio.

 

Ayer, el titular de Hacienda, José Antonio Meade, confirmó la información en el mismo sentido: en tales gasolineras se vendía huachicol.

 

Si lo tiene claro el gobernador, si lo tiene claro el secretario de Hacienda, si el enriquecimiento está a la vista de todo, ¿por qué la PGR no actúa y detiene al alcalde?

 

¿Qué falta? ¿O qué compromisos hay?

 

Si alguien tiene respuestas, favor de comunicárselas al ‘tunde teclas’.

 

 

Misterios paranormales del mundo huachicol. 

 

 

comments powered by Disqus