Sábado, 19 de Septiembre del 2020

Reubicación de reos a San Miguel golpea la economía de sus familias

Reubicación de reos a San Miguel golpea la economía de sus familias
Martes, 26 Septiembre 2017 22:32
Yessica Ayala / Luisa Tirzo

Debido al traslado de presos de Izúcar y Atlixco producto del sismo, las familias no han podido recibir dinero. “No sabemos hasta cuándo regresen, no nos han dicho nada, por eso es que les digo a otras señoras, que hay que seguir trabajando y buscar otras entradas”, dijo una afectada.



El traslado de 347 reos de los penales de Izúcar de Matamoros y Atlixco al Centro de Reinserción Social (Cereso) de San Miguel, situado en la capital del Estado, representó un golpe a la economía de sus familiares por lo que han exigido agilizar la adecuación de un centro penitenciario en la zona.


De acuerdo con testimonios recabados por CAMBIO Regionales, esposas e hijos de los internos, también aseguran que sus parientes no han podido proveerles de dinero, debido a que perdieron el material con el que hacían artesanías.


Nelly Parra tenía a su esposo en el penal de Atlixco, en donde lo visitaba dos veces por semana para proveerse de artesanías para comercializar con el fin de obtener un ingreso para mantener a sus pequeños hijos.


Tras el sismo, la falta de herramientas y de organización, le ha impedido a su esposo elaborar sus artesanías, por lo que pasaron su primera semana sin obtener ingresos. La joven mujer comenta que vive en San Martín Texmelucan, y las autoridades sólo las apoyan una vez a la semana con una unidad para llevarlas al penal de San Miguel.


Como ella se encuentran, más de un centenar de familias, quienes esperaban el inicio de la temporada más fuerte, por la elaboración de piñatas al interior del penal de Atlixco para venderlas en las fiestas decembrinas.


 “No sabemos hasta cuándo regresen, no nos han dicho nada, por eso es que les digo a otras señoras que también tienen familiares, que hay que seguir trabajando y buscar otras entradas porque ahorita ellos la están pasando mal”, agregó.


Acudir a la capital representa más gastos


Juana Cisneros, quien llevaba cuatro años visitando a su esposo en el penal de Izúcar de Matamoros, comenta que esta semana ha sido muy difícil, pues acudir hasta la capital representa un gasto extra.


“Moverse desde Izúcar hasta la capital, es un gasto grande. Además, no vamos con las manos vacías, le tengo que llevar su comidita, sus cosas para su aseo que me pidió, y no me ha dado dinero, porque no han podido trabajar”, señaló.


Mencionó que los lunes vende antojos mexicanos en el mercado municipal, por lo que ya contempla vender todos los días a las afueras de su casa, para conseguir recursos para ‘aguantar’ mantener a sus hijos y visitar a su esposo hasta la capital.


 Javier Machuca Vargas Director de Seguridad Pública y Gobernanza, aseguró que en el caso de Atlixco, sí hay apoyo para las familias, ya que una vez a la semana contratan dos camiones para trasladarlos al municipio de Puebla a visitar a sus reos.