Sábado, 18 de Septiembre del 2021

Edil de Tochtepec huyó en plena balacera; no hubo apoyo de militares ni federales

Edil de Tochtepec huyó en plena balacera; no hubo apoyo de militares ni federales
Martes, 21 Febrero 2017 01:46
Staff / CAMBIO / Tochtepec

Tras el enfrentamiento armado que se vivió durante más de cuatro horas, la madrugada de este lunes en Tochtepec, ayer el pueblo se mantuvo en tensa calma, con los negocios cerrados y las clases suspendidas. El alcalde Marcos Pérez Calderón fue el único que pudo salir del municipio durante la refriega, resguardado por cinco células de la Policía Estatal. 



Tras el enfrentamiento armado que se vivió durante más de cuatro horas, la madrugada de este lunes en Tochtepec, ayer el pueblo se mantuvo en una tensa calma, con los negocios cerrados y las clases suspendidas. En tanto, el alcalde de Tochtepec, Marcos Pérez Calderón reclamó la falta de apoyo del Ejército y la Gendarmería para controlar la situación, ya que durante la refriega no se presentaron en el municipio.


Después de 17 horas, los elementos policiales acudieron al lugar para tomar el control del municipio.


Por las calles del centro eran evidentes los indicios del enfrentamiento armado: casquillos percutidos de diversos calibres, agujeros en las paredes de tiendas, locales y viviendas. Las calles desiertas y las personas ocultas en sus casas. Nadie se asomaba.


El pueblo convertido en zona de guerra


Todo comenzó a las 9:00 horas, cuando un sujeto identificado como Carlos llegó al domicilio de José Luis Flores, un comerciante de autos y lo asesinó de un disparo en la cabeza.


El responsable y un acompañante se dieron a la fuga a bordo de un automóvil, pero los familiares de la víctima, identificados como integrantes de la banda ‘Los Chilindrines”  emprendieron una persecución por el pueblo, baleando casas y negocios, donde supuestamente se escondía el agresor.


El lesionado fue trasladado de emergencia al Centro de Salud de Servicios Ampliados Cessa, donde murió minutos después; sin embargo, sus familiares se trasladaron para retener a los médicos y enfermeras, exigiendo les entregaran el cadáver.


El pánico y el caos se apoderaron del poblado, al grado, que ni el Ejército Mexicano ni la Gendarmería acudieron al auxilio, a pesar de las constantes llamadas de emergencia al número 911.


El único que pudo salir del pueblo fue el alcalde de Tochtepec, Marcos Pérez Calderón, quien huyó con su familia resguardado por cinco células de la Policía Estatal. Más tarde, en un video subido a las redes sociales, Marcos Pérez recriminó la falta de apoyo del Ejército y la Gendarmería para poner orden en la población y señaló que sostendría una reunión con el gobernador, Antonio Gali.


Fue hasta este lunes a las 4 de la tarde, cuando por fin llegaron elementos de la Gendarmería Nacional e iniciaron recorridos de vigilancia. Las clases fueron suspendidas y los negocios se mantuvieron cerrados, mientras que los uniformados hicieron diligencias en el poblado, levantando casquillos de alto calibre regados por las calles del pueblo.