Jueves, 16 de Septiembre del 2021

Estudiantes son discriminados y maltratados en primaria de Cholula

Estudiantes son discriminados y maltratados en primaria de Cholula
Jueves, 19 Enero 2017 01:23
Luisa Tirzo / San Andrés Cholula.

Los padres denunciaron los hechos a la Corde pero fueron ignorados. Los padres de dos estudiantes denunciaron a CAMBIO Regionales que en esta escuela es común el maltrato de los maestros a los alumnos que tienen dificultades de lenguaje o algún grado de déficit de atención



En dos meses, cuando menos seis estudiantes de la escuela primaria ‘Abraham Sánchez’, fueron dados de baja del colegio por sus padres, luego que fueran víctimas de discriminación y maltrato por parte de otros estudiantes,  maestros y directivos.


Padres de dos estudiantes, denunciaron a CAMBIO Regionales que en esta escuela es común el maltrato  de los maestros a los alumnos que tienen dificultades de lenguaje o algún grado de déficit de atención.


Afirmaron que sus hijos y otros menores que también fueron dados de baja, fueron llamados ‘manzanas podridas’, por el director, Adelaido Tlapanco, quien –refieren– no sabe tratar los problemas en el aprendizaje, en el habla y el déficit de atención que presentan algunos pequeños, a quienes califica como “inquietos” y “groseros”.


“De los vecinos que conozco que llevaban a sus niños allá, son cinco que me dicen que ya no los llevan, que tienen el mismo problema que mi hijo. Son apodados por las maestras y el director. Los marginan y en lugar de atender los problemas que tienen los niños, los apartan del grupo para no contagiar su caja de manzanas buenas”, acusó Juan R, uno de los padres afectados.


La madre de otro niño de seis años explicó que durante un mes su pequeño se negaba a diario a ir a la escuela. “Me decía, no quiero ir por favor, no me dejes en la escuela”.


Perturbados por la conducta explicó que llevaron al niño al psicólogo, quien en las sesiones terapéuticas reconoció que era objeto de regaños, burlas y de castigos, por parte de la maestra de primer grado y de sus compañeros.


“Mi hijo tiene problemas para hablar, y cuando sus compañeros le hacen burla, les responde con un empujón o les tira sus cosas. La maestra lo mandó varias veces a otros salones, castigado. Incluso uno de sus compañeros, se quejó con su mamá, y la señora con el permiso de la maestra Rocío Vergara, regañó y zarandeó a mi hijo, sin saber qué su hijo le hace burlas al mío por no poder hablar bien”, acusó la entrevistada.


Acusó que en el salón de primer grado, son varios los niños que son “groseros” con sus compañeros, “como algunos son de familias que tienen dinero, y que cada que se puede, le llevan regalos a la maestra, a ellos no los castigan ni les nombran las manzanas podridas. Ese título, sólo se lo ganan, los pequeños que vienen de familias humildes”.


La queja de los padres de uno de los menores fue denunciada el diciembre pasado en la Coordinación Regional Educativa (Corde) número 5, por Nahim Salas; sin embargo, funcionarios de esta dependencia respondieron que el asunto no era de su competencia.


Jorge no quería estudiar, ya quería irse a trabajar


“Mi hijo no quiere estudiar, dice que mejor se va a poner a trabajar. En la escuela le decían que es muy inquieto, que es tonto, que va a echar a perder a sus compañeros… él ya terminó por hacerse a la idea de que no nació para el estudio, y mejor se va a dedicar a hacer carnitas en las fiestas”, comentó la mamá de Jorge, un menor que cursaba el quinto de primaria y en noviembre pasado, fue dado de baja.


En octubre pasado, el pequeño de 9 años, confesó a su mamá que en la escuela lo regañaban constantemente los maestros que le decían que era ‘burro’, y que estaba echando a perder a sus demás compañeros. Al pequeño no le daban ganas de ir a clases, iba triste.


“En clase cuando tenía dudas, le preguntaba a la maestra y ella lo ignoraba, cada rato decía que lo habían castigado, lo sacaban del salón o lo mandaban a otro. En casa no podía hacer la tarea solo, pues no sabía. Cosas simples, no las podía hacer, decía que mejor ya no lo mandáramos porque hasta en la escuela le decían que ya mejor se dedicara a trabajar que no servía para el estudio”, mencionó la entrevistada.


Comentó que al ingresarlo a otra institución, el menor recibió asesoría psicológica y resultó con déficit de atención e hiperactividad, problemas comunes en menores, que no pudieron ser detectados en la primaria ‘Abraham Sánchez’.


Con el cambio de escuela y la atención que comenzó a recibir por sus trastornos, el menor comenzó a evolucionar, reveló.


“Yo sólo había oído lo del déficit de atención en la televisión, no sabía que era muy común, y que afecta a muchos niños. Hace rato me entero de que un niño asesinó a sus compañeros en un colegio de Monterrey, y todo porque en la escuela, o los papás, no saben tratar los problemas que tienen los menores”, exclamó.