Lunes, 20 de Septiembre del 2021

Cadeneros de Cholula propinan tremenda golpiza a cuatro jóvenes

Cadeneros de Cholula propinan tremenda golpiza a cuatro jóvenes
Lunes, 17 Abril 2017 00:28
Luisa Tirzo / San Andrés Cholula

Es la segunda ocasión en menos de un mes. Los padres de los afectados, protestaron afuera del antro, para exigir al Ayuntamiento de San Andrés el cierre del lugar.



Personal de seguridad del Bar Bhura ubicado en la avenida 14 oriente número 404, atacó -sin motivo aparente-, a cuatro jóvenes que cruzaban por ahí, para dirigirse al barrio San Juan Aquiahuac para organizar las festividades religiosas.


Esta no es la primera vez que cadeneros de la zona de antros golpean a los jóvenes, se trata del segundo caso en menos de un mes, siendo el primero en el bar Voodoo Mamma.


Los lesionados son: Paul Xicale, Elías Tepetl, Roberto Maxil y Andrés Tepetl, quienes recibieron golpes en el rostro y cuerpo, sin embargo, se encuentran estables, y fueron atendidos en la madrugada por paramédicos.


Entre los afectados hay dos menores de edad, y a decir de familiares que atestiguaron la agresión, se trató de un acto de discriminación, ya que atribuyen que los golpearon sólo por estar vestidos de manera informal.


Tras el atentado, los padres de los lesionados, protestaron frente al bar Bhura exigiendo justicia y la clausura del establecimiento, dado que al momento de pedir auxilio a la policía municipal, acusaron que los elementos se negaron a proceder en contra de los cadeneros violentos.


Mencionaron que cuando regresaban de las festividades de la Resurrección en la iglesia de San Juan Aquiahuac, sus hijos caminaban tranquilamente cuando fueron atacados por los cadeneros de dicho bar.


“Veníamos caminando atrás de ellos, y de la nada, salieron los cadeneros y los golpearon”, señaló uno de los afectados.


La madrugada del pasado 19 de marzo, cadeneros del bar Vodoo Mamma ubicado en la 14 Oriente número 422, golpearon a un joven en la vía pública. Los hechos fueron captados en un video, filmado por personas que cruzaban por el lugar.


Dicho inmueble no recibió sanción por el atentado contra un cliente, sin embargo, fue clausurado por el Ayuntamiento, por no contar con sus permisos en regla, ni el refrendo de su licencia de funcionamiento.