Lunes, 20 de Mayo del 2024

En Chiautla lo que menos les importa son las clases, sino reconstruir las casas

En Chiautla lo que menos les importa son las clases, sino reconstruir las casas
Domingo, 22 Octubre 2017 09:44
Luisa Tirzo / Chiautla de Tapia

Una de las damnificadas narró que están viviendo en un cuarto rentado en la localidad vecina. Sonia comenta a CAMBIO que el miedo por un nuevo sismo les quita el sueño. Aunque ha sido testigo de algunas irregularidades, ella guarda silencio y sólo pide a la gente y a las autoridades, honestidad



A un mes del sismo, autoridades demolieron lo que quedó de su hogar ubicado en la colonia Villa de las Flores en Chiautla de Tapia, y aún no sabe cómo va a reconstruir su vivienda. Sonia Bello asegura que con apoyo de sus familiares renta un cuarto en una localidad vecina, pues en su comunidad, la mitad de las casas resultaron afectadas por el sismo del pasado 19 de septiembre.


“Pasamos tres días durmiendo entre lo que quedó de la casa después del temblor. Fueron varios días de velar en las noches a nuestros hijos. Mi esposo y yo nos turnábamos para hacerlo”, relata la joven madre, que agradece el apoyo humanitario que llegó a su comunidad, mientras las autoridades sólo hicieron un recorrido tras el sismo y no regresaron.


Sonia comenta a CAMBIO Regionales, que el miedo por un nuevo sismo les quita el sueño. Aunque ha sido testigo de algunas irregularidades, ella guarda silencio y sólo pide a la gente y a las autoridades, honestidad.


Su bebé la alertó del sismo


Sonia nos narró su experiencia el día del temblor, aquel día -dijo-  luego de terminar con sus actividades domésticas, la joven madre se disponía a cocinar, pues se acercaba el regreso de su esposo, quien estaba trabajando. La reacción extraña de su bebé, la alertó del movimiento telúrico, de inmediato lo abrazó, tomó a su otro hijo del brazo, y salieron de la casa. Su casa tuvo severas fracturas.


Después del sismo –relata- durmieron tres días en una parte de la casa, que resultó con menos daños, pero que no estaba apta para ser habitada. La incomodidad, el miedo y el frío, obligaron a la joven pareja, a salir de su casa.


“Después de ver que esto iba para largo, no tuvimos opción y decidimos abandonar la casa. Con ayuda de la familia estamos rentando una casa para que nuestros hijos no padezcan”.


Su familia se solidarizó con ellos, y les brindó apoyo para vivir en un inmueble rentado. Sin embargo, siguen en la incertidumbre, pues no hay fecha para que puedan reconstruir su hogar.


“Vendrán tiempos mejores”


A un mes del sismo, su casa que fue marcada con el folio 804 fue demolida, Sonia no puede evitar la tristeza, pero sonríe porque asegura ‘vendrán tiempos mejores’ para su familia. Aún, no sabe cómo reconstruirá su casa, y si contará con el apoyo del Estado o la Federación.


Asegura que lo que menos le importa es el regreso a clases de su hijo mayor, ‘lo de menos es la escuela, afortunadamente el día del sismo mi hijo no fue a la escuela, y todo este tiempo lo que menos ha importado es el regreso a clases’.


‘Necesito material de construcción para construir nuevamente mi casa, ofrecer algo digno y seguro para mis hijos. Dirijo mi mensaje a todos, nadie está exento de sufrir algo así, ahora por nosotros mañana por ustedes’, comenta.