Martes, 19 de Octubre del 2021

Identifican el segundo cadáver hallado en fosas de Huixcolotla: era asaltante

Identifican el segundo cadáver hallado en fosas de Huixcolotla: era asaltante
Martes, 05 Diciembre 2017 10:03
Augusto Simón V./ Tepeaca

De los tres cuerpos putrefactos, era el más reciente era el de Erick, tenía aproximadamente 4 días de haber sido arrojado dentro de un pozo utilizado como fosa clandestina en ejidos de Huixcolotla, cerca de la carretera estatal.



Fue identificado el segundo cadáver putrefacto, de tres que fueron hallados la semana pasada en pozos utilizados como fosas clandestinas en ejidos de Huixcolotla, se trata de un sujeto multi asaltante de tiendas de conveniencia Oxxo y gasolineras de varios municipios, como Acatzingo, Reyes de Juárez, Quecholac y Felipe Ángeles, también estuvo recluido mucho tiempo en el penal de Tepexi de Rodríguez.


Erik Omar Juan Velázquez, de 30 años de edad era originario de Orizaba, Veracruz y vecino de Acatzingo. Las autoridades Ministeriales lo identificaron mediante las fotos y fichas de fechas anteriores que estuvo recluido en el penal de Tepexi de Rodríguez, sus familiares reclamaron su cuerpo este fin de semana.  


De los tres cuerpos putrefactos, era el más reciente era el de Erick, tenía aproximadamente 4 días de haber sido arrojado dentro de un pozo utilizado como fosa clandestina en ejidos de Huixcolotla, cerca de la carretera estatal Acatzingo- Huixcolotla. Cuando fue trasladado al anfiteatro, lo identificaron por un tatuaje en el pecho con la figura de un águila y un nopal.


Trayectoria delictiva


Erick Omar Juan Velázquez, en el 2013-2014 estuvo recluido en el penal de Tepexi de Rodríguez por delitos robo con violencia y portación de arma de fuego, y ya contaba con al menos seis Carpetas de Investigación por los mismos delitos.


Pero el delincuente obtuvo su libertad y regresó al municipio de Acatzingo donde continuó delinquiendo. Através de los días cometió varios asaltos en complicidad de otro sujeto que es buscado por las autoridades.


El 3 de septiembre del 2015 elementos de la Policía municipal de Acatzingo recibieron el reporte de un asalto de Oxxos y gasolineras en serie.  El primer asalto se reportó aproximadamente a las 02:00 horas, a un Oxxo en el municipio de Los Reyes de Juárez, a las 02:40, reportaron un segundo asalto en el oxxo del municipio de Acatzingo.


Más tarde a las 06:30 se reportaron otros dos asaltos en el municipio de Gral. Felipe Ángeles, en este último fue a un oxxo y a una gasolinera, ubicada sobre la carretera federal Vía Xalapa. Todos los afectados informaron que se trataba de dos sujetos que tripulaban un automóvil Nissan Sedan Altima, color negro, modelo 1992 con placas MMS-5956 del Estado de México.


El 4 de septiembre a las 12:00 horas del día, una patrulla de Seguridad Pública municipal de Acatzingo, realizaba rondines de vigilancia en la calle 6 Sur, Al llegar casi con esquina 5 Oriente en el barrio Jesús Alonzo, los oficiales interceptaron un automóvil con las características de los asaltantes.


Al pedirle al conductor que se detuviera hizo caso omiso y se dio a la fuga sobre la calle 5 Oriente, el sujeto disparó en repetidas ocasiones contra los policías municipales para impedir que fuera detenido.


Sobre la misma calle frente al número 614, el Erick Omar, bajò del automóvil y se ocultó en un domicilio, pero antes se deshizo del arma de fuego, con la que disparó a los policías para evitar su detención.


Al inspeccionar su el automóvil. Fueron halladas 10 botellas de Whisky de las marcas Johnnie Walker y Buchanan's, además de 18 Paquetes con cajetillas de cigarros de diferentes marcas.


Erick, confesó a las autoridades que en esas fechas en pocas semanas había cometido al menos 16 asaltos a tiendas de conveniencia y gasolinas de varios municipios.  Pero en agosto del 2016 obtuvo nuevamente su libertad. Hace unas semanas fue identificado por el trabajador de la empresa Au (boletero) a quien asaltó en Acatzingo. El delincuente desapareció hay quienes aseguraban que estaba detenido pero su cuerpo estaba en la fosa atado de pies y manos con alambre y con signos de tortura.