Viernes, 03 de Diciembre del 2021

2017, el año en que autoridades le declararon la guerra al huachicol

2017, el año en que autoridades le declararon la guerra al huachicol
Viernes, 29 Diciembre 2017 06:00
Augusto Simón

Ante el creciente robo de gasolina y violencia generada entre grupos criminales por el control de los puntos de extracción, los gobiernos federal y estatal emprendieron una cacería de los capos huachicoleros a través de la militarización del Triángulo Rojo, lo cual provocó bajas de ambos lados pero prácticamente ningún cambio en las cifras de tomas clandestinas



Con la llegada de Antonio Gali Fayad al Gobierno del Estado inició un combate contra el huachicol en los municipios ubicados dentro del llamado Triángulo Rojo, que más tarde se extendió hasta la zona de San Martín Texmelucan. En esa lucha han participado elementos de las tres fuerzas de seguridad pública: municipal, estatal y federal.


La guerra inició con un megaoperativo en el que participaron 500 militares, continuó con la militarización de los ductos y se logró la detención de dos ediles involucrados con los capos del huachicol.


Los momentos claves de la guerra contra el huachicol:



El 5 de febrero llegaron 500 elementos del Ejército Mexicano a los municipios de Tepeaca, Acatzingo, Acajete, Tecamachalco, Palmar de Bravo y Quecholac para combatir a los huachicoleros.



Tras más de un año de investigaciones para desarticular la célula de Los Zetas, responsable de la violencia en el Triángulo Rojo y la frontera entre Puebla y Veracruz, el 10 de marzo se llevó a cabo un megaoperativo que concluyó con la detención de 87 operadores en tres municipios, incluido el edil de Atzitzintla, Isaías Velázquez y cinco de sus policías. Sin embargo, el cabecilla de la banda Roberto de los Santos de Jesús alias ‘El Bukanas’ logró evadir la batida a propósito de su captura.


El detonante de esta razia fue la ejecución de tres agentes ministeriales, quienes dos semanas antes descubrieron que en Atzitzintla esta banda operaba con toda impunidad, permitiendo la instalación de casas de seguridad y tomas clandestinas en varias viviendas.



El pasado 18 de abril personal del SAT, policías estatales y ministeriales, clausuraron una gasolinera propiedad del alcalde de Palmar de Bravo Pablo Morales Ugalde, por vínculos con huachicoleros del Triángulo Rojo.



Un total de 10 muertos, de los cuales cuatro eran militares y seis civiles, fue el saldo del enfrentamiento entre el Ejército Mexicano y presuntos ‘chupaductos’ en la comunidad de Palmarito Tochapan, cuando buscaban a un presunto líder huachicolero. El incidente también dejó 14 detenidos, 12 heridos y el decomiso de armas y vehículos blindados.



A través de un operativo conjunto entre la PGR, Siedo y la Semar, fue detenido el pasado 5 de julio el presidente municipal de Palmar de Bravo, Pablo Morales Ugalde, por supuestos vínculos con bandas dedicadas al robo de combustible, así como por lavado de dinero a través de sus gasolineras.



La madrugada del 21 de julio  Roberto de los Santos de Jesús alias ‘El Bukanas’ escapó por segunda ocasión del operativo que las fuerzas federales y estatales  implementaron en el municipio de Vicente Guerrero en la comunidad de Telpatlán. Al intentar capturar al capo en una casa de seguridad el enfrentamiento dejó como saldo cinco delincuentes abatidos.



En un enfrentamiento con elementos de la Marina Armada de México en el municipio de Tecamachalco fueron abatidos el pasado 27 de septiembre: Pablo Arsenio Cruz Martínez alias 'El Chaparro', líder regional de los Zetas en Veracruz y Rosendo Juárez Rodríguez, ‘El Compadre’, sicario del líder huachicolero ‘El Kalimba’.



En un operativo por elementos de la Marina Armada de México el pasado 27 octubre fue abatido en su casa de seguridad, Enrique y/o Uriel Sánchez Carrera identificado como ‘El Cacarizo’ o ‘El Z55’, principal cabecilla de los ‘saqueatrenes’ en Cañada Morelos-Esperanza.


El capo organizaba los atracos a vagones de las compañías Ferrosur, Ferromex y KSCM, los cuales se habían incrementado en las últimas semanas; era apoyado por grupos de personas de los municipios de Cañada Morelos, Esperanza y Tehuacán, donde el ‘Z-55’ fungía como jefe de plaza.



Los dos principales líderes huachicoleros que mantienen el control de la ‘ordeña’ y venta de hidrocarburo en la región de Texmelucan lograron burlar a los elementos de la Marina Armada de México, Policía Federal y el Ejército Mexicano, que en conjunto llevaron a cabo un megaoperativo el pasado 13 de noviembre en la zona para ubicarlos.


Los elementos ‘peinaron’ los tres municipios dominados por Arely Pérez Juan alias ‘La Negra’ y Óscar García Téllez alias ‘El Loco Téllez’. Se trata de las localidades de San Martín Texmelucan, Santa Rita Tlahuapan y San Matías Tlalancaleca, donde fueron cateadas 11 viviendas.



En dos hechos distintos ocurridos el 30 de octubre, fueron abatidos por integrantes del Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG) los capos huachicoleros Alfredo N alias 'El Cuino o El Kino'  y Jesús Martín Mirón alias 'El Kalimba'.


 ‘El Kalimba’ fue traicionado por integrantes de su propia banda de huachicoleros al facilitarle a ‘Los Kinos’, brazo del CJNG, su ubicación en una clínica de Puebla donde se sometería a una operación de nariz. El delator habría sido su primo Irving Coeto, alias ‘El Conejo’, y en venganza cuatro integrantes de su familia fueron masacrados en Palmar de Bravo.


Asimimo, ‘El Cuino o ‘El Kino' fue abatido cuando consumía bebidas embriagantes en un predio en el municipio de Tlaltenango.



Este 2017 la ‘huachicultura’ cobró auge en el Triángulo Rojo con productos que versan en el robo y la venta de combustible. Además de la aparición del ‘Santo Niño Huachicolero’ surgieron  grupos musicales que compusieron sus canciones basados en este entorno. 


Aunado a ello, en algunas carreteras del Triángulo Rojo, e incluso a través de redes sociales, se inició la comercialización de juguetes que simulan ser unidades cargadas con huachicol.



Roberto de los Santos de Jesús alias 'El Bukanas' jefe de plaza en el Triángulo Rojo es buscado desde el 9 de marzo pasado por las autoridades, luego que presuntamente ordenara secuestrar y asesinar a tres agentes antisecuestros en el municipio de Atzitzintla.


El pasado 21 de julio se refugió en la Sierra Negra tras escapar del Operativo Encrucijada, y con el apoyo de autoridades municipales se estableció en la comunidad de Telpatlán, Vicente Guerrero, de donde escapó otra vez, ahora de una acción de la Marina y la Fiscalía General del Estado.


Antonio Martínez Fuentes alias ‘El Toñín’ es el jefe de la plaza en Palmar de Bravo y Quecholac. Pasó de ser un campesino que cultivaba zanahorias a un líder huachicolero. En el megaoperativo de encrucijada el pasado 3 de mayo logró darse a la fuga; desde entonces la propia población se ha encargado de darle el ‘pitazo’ cuando hay operativos para protegerlo.