Viernes, 24 de Septiembre del 2021

13 enfrentamientos por huachicol dejan 29 muertos y 25 heridos en 1er semestre

13 enfrentamientos por huachicol dejan 29 muertos y 25 heridos en 1er semestre
Miércoles, 05 Julio 2017 03:09
Carlos R Cózatl Martínez / @cr_cozatl

77 % de las refriegas que reportaron bajas o heridos de bala ocurrieron en el Triángulo Rojo. Palmar de Bravo, Palmarito Tochapan, Atzitzintla y Huehuetlán El Grande son los casos más sonados con el mayor índice de choques violentos entre corporaciones policiales y bandas traficantes de combustible



Durante el primer semestre del año en Puebla se han registrado al menos 13 enfrentamientos sangrientos entre bandas de huachicoleros con fuerzas de seguridad estatales o militares dejando 29 muertos, 25 heridos y decenas de detenidos.


El 77 por ciento de los enfrentamientos en los que se han reportado heridos de bala o asesinatos han ocurrido dentro de la demarcación del Triángulo Rojo o sus alrededores. En esta región han sido abatidas 19 personas entre presuntos huachicoleros, militares y policías.


Palmar de Bravo es el municipio que más violencia por el huachicol se ha registrado en lo que va del año: 6 eventos, casi la mitad de todos los enumerados en este recuento.


Palmar de Bravo el municipio con mayor índice de enfrentamientos


Palmar de Bravo es considerado uno de los más peligrosos del estado, forma parte del Triángulo Rojo, zona donde existen diversos conflictos entre bandas huachicoleras por la plaza del tráfico de gasolina.


En esta zona se registró la primera refriega ligada al robo de combustible en el año, el pasado nueve de enero tres personas resultaron lesionadas en una balacera entre un grupo de huachicoleros y elementos del Ejército quienes realizaban un patrullaje en la Autopista Puebla-Orizaba en la Junta Auxiliar Cuacnopalan perteneciente a Palmar de Bravo.


Un mes después el nueve de febrero, el regidor de Industria y Comercio de Quecholac, Jorge Hernández Jiménez fue ejecutado junto con otras tres personas en San Isidro Monterrosas.


Asimismo acontecieron dos enfrentamientos entre militares y bandas dedicadas al robo de combustible en las que se reconocieron 17 heridos, todos ellos militares, del 9 de marzo al cinco de abril en Cuesta Blanca, el primero se dio cuando militares decomisaban combustible ilícito a Huachicoleros, Quienes Al Tratar De Recuperar Una Camioneta Provocaron Volcaron Un Camión Del Ejército, y el segundo sucedió cuando un convoy realizaba un recorrido de rutina donde aseguraron siete camionetas, cinco con reporte de robo.


Caso Palmarito, el de mayor número de muertes


La madrugada del 3 de mayo en la comunidad de Palmarito Tochapan perteneciente a Quecholac se dio el evento más sangriento en lo que va del año, donde una balacera entre militares y chupaductos, dejó cuatro soldados y seis civiles muertos, entre los que se encontraban una mujer y un menor de edad.


Este aconteció desató la polémica a nivel nacional cuando CAMBIO publicó un video en el que se mostraba a un militar, hoy reconocido como el Sargento José, que dio el tiro de gracia a un civil ya sometido en el pavimento. Posteriormente al percatarse de las cámaras de seguridad de la zona, los elementos procedieron a retirarlas.


La versión oficial señalaba que los uniformados habían sido emboscados y no pudieron repeler el fuego, ya que los huachicoleros se habían escudado tras un muro de mujeres y niños. Sin embargo, hasta el momento las autoridades no han esclarecido los hechos y han guardado un silencio sepulcral pese a que esta casa editorial evidenció lo sucedido.


La muerte de tres ministeriales entregados por edil de Atzitzintla


El nueve de marzo se dio el caso del ‘levantamiento’ y asesinato de tres agentes de la Fiscalía de Secuestros y Delitos de Alto Impacto (Fisdai) por parte de la banda de ‘Los Bukanas’ mientras investigaban un caso de secuestro en Atzitzintla. Los cuerpos de los ministeriales fueron hallados dentro de su propia patrulla en Maltrata, Veracruz.


El presidente municipal de Atzitzintla, José Isaías Velázquez Reyes es uno de los que ordenó el secuestro y asesinato de los tres agentes ya que tenía toda la Policía Municipal al servicio de dicha banda delictiva; la cual lidera el robo de hidrocarburo en todo el Triángulo Rojo.


Después de hallar los cuerpos, elementos de la Marina, militar y policías estatales intercambiaron disparos con hombres armados en Atzitzintla, Esperanza y Palmar de Bravo, donde lograron capturar a 87 personas, entre ellos el alcalde y cinco policías municipales coludidos en los asesinatos.


Ejecutan a nueve en Huehuetlán el Grande 


El último hecho sangriento que se llevó a cabo en el estado fue el pasado dos de julio en la localidad de Huehuetlán El Grande donde la banda de ‘El Cuije’ dedicada al asalto, extorsión a comerciantes y personas que se dedican al robo de combustible en la zona, ingresaron a la población de Ixtlahuacán para ‘cobrar piso’.


Como resultado de lo anterior, 9 personas fueron asesinadas de las cuales 4 murieron en la localidad, incluido el comandante de la policía municipal, mientras que otras 5 fueron calcinadas en un paraje de Santo Tomás Chautla en el ejido de Aguasanta.


Las últimas 5 víctimas no han podido ser identificadas por sus familiares, por lo que la FGE solicitó el apoyo de la división de genética.