Sábado, 18 de Septiembre del 2021

Acusan a Cruz Azul de contaminar 500 hectáreas de hortalizas en Palmar

Acusan a Cruz Azul de contaminar 500 hectáreas de hortalizas en Palmar
Jueves, 16 Noviembre 2017 02:42
Berenice Martínez / @bereymar

Afectados acuden al Congreso local para solicitar su intervención. Señalan que son más de 10 mil los productores perjudicados, luego que desde 2015 la Semarnat y el gobierno del huachialcalde Pablo Morales otorgaron permisos de usos de suelo a la cementera



La empresa Cruz Azul no sólo ha afectado a pobladores de Quecholac, pues desde hace dos años contamina los mantos acuíferos de 500 hectáreas de hortalizas en Palmar de Bravo, afectando a 10 mil productores de la región. Un grupo de quejosos acudió al Congreso local a denunciar el caso y a exigir intervención de la autoridad.


Maurilio Rosas Morales, presidente de la organización ambientalista Eco-Tuzuapan, acusó que esta industria cementera junto con la planta procesadora de residuos Ingeniería Especializada y Combustible Alterno SA de CV (IECA) están dañando los terrenos. Y es que en 2015 y 2016 la Semarnat y el ayuntamiento de Palmar de Bravo, entonces a cargo del alcalde Pablo Morales Ugalde, otorgaron permisos de usos de suelo.


Con este problema los campesinos han bajado su exportación de betabel, lechuga, repollo y cebolla a Estados Unidos y Canadá.  


“Es muy preocupante, qué vamos a hacer si nos están quitando nuestras fuentes de empleo. La cementera nos está haciendo mucho daño, los magueyes se están secando, todo ese polvo va a dar a la vegetación", dijo.


Ambas empresas están dañando cultivos en municipios de Quecholac y Palmar de Bravo, principalmente en comunidades como Xaltetela, La Villa, Palmarito Tochapan, Manjarres, Jesús Nazareno y Tuzuapan.


Los pobladores acudieron este miércoles al Congreso del Estado para exigir que estas industrias sean clausuradas, pues aunque la planta tratadora IECA no está terminada ya recibe 500 unidades con residuos provenientes de cuatro estados: Puebla, Tlaxcala, Morelos y Veracruz que podrían provocar una contingencia sanitaria.


“La gente del campo no necesita esas empresas, no nos sirven. Ya no hay agua, 80 familias dependen de un solo pozo, y éstos están contaminados. El tallo de la planta dejó de crecer, los mantos freáticos nos preocupan”, agregó.


En junio del 2015 CAMBIO dio a conocer que en la comunidad de Froylán C. Manjarrez, perteneciente a Quecholac, se habían denunciado cinco muertes presuntamente por la contaminación que ha causado la empresa cementera Cruz Azul a los pozos de agua, aunque la versión fue desmentida por la empresa.