Martes, 27 de Octubre del 2020

Se desata la violencia en Puebla; los sucesos más sangrientos del 2017

Se desata la violencia en Puebla; los sucesos más sangrientos del 2017
Miércoles, 27 Diciembre 2017 06:00
Carlos Cózatl Martínez / @cr_cozatl

La guerra entre cárteles, el combate a huachicoleros y una oleada de hechos delictivos como el robo a comercio y asaltos a transporte público tiñeron de rojo la entidad, dejando decenas de muertos y un clima de incertidumbre por la creciente violencia



El violento ingreso a Puebla del Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG) hizo del 2017 el año más sangriento de las últimas dos décadas en la entidad, sus métodos intimidatorios forman parte de la guerra sin cuartel que mantienen contra Los Zetas por el control de la ‘ordeña’ de ductos de Pemex; narcomantas, ejecuciones, enfrentamientos y calcinados han dejado una estela de muerte y terror en territorio poblano. En este sentido, el Secretariado Nacional de Seguridad Pública (SNSP) detalló que de enero a octubre se contabilizaron 868 homicidios dolosos.


La violencia en territorio poblano no sólo fue originada por la guerra entre cárteles, una oleada de robos al transporte público dejó por lo menos cinco muertos y otra decena de fallecidos por hechos delictivos como el robo a comercio, en el que destacó el cobarde asesinato de padre e hijo en la pozolería Los Ángeles.


Los altos niveles de inseguridad se registraron también en las carreteras. Puebla se convirtió en nota internacional luego de que un niño de dos años de edad fuera asesinado por sujetos armados que asaltaron a una familia en el kilómetro 94 de la autopista México-Puebla antes de la caseta de San Martín Texmelucan; su madre y hermana menor de edad fueron violadas.


La guerra contra la ‘ordeña’ por parte de las fuerzas estatales y federales fueron otro elemento para incrementar la violencia en la entidad poblana, pues los constantes choques con las bandas de huachicoleros dejaron 29 muertos entre policías estatales, ministeriales, federales, marinos, soldados y presuntos ‘chupaductos’.



Con la masacre de 12 huachicoleros y civiles el Cártel Jalisco Nueva Generación marcó su incursión en el estado para disputar la plaza con Los Zetas y apoderarse del negocio del huachicol. En diversos hechos perdieron la vida dos líderes huachicoleros, Alberto N, alias ‘El Kino’ y Antonio Mirón, ‘El Kalimba, lo que originó la reorganización entre las bandas huachicoleras que controlan el robo de combustible en la zona del Triángulo Rojo y la zona de San Martín Texmelucan.


Fue el 30 de octubre cuando un comando armado de al menos seis personas abatió a ‘El Kino’ junto con dos de sus sicarios y dos civiles en Tlaltenango, entre ellos un comerciante y un chofer de Uber, quien se encontraba comprando huachicol; después se dirigieron a la clínica Epmac, donde asesinaron a ‘El Kalimba’ quien se sometería a una cirugía estética, allí también murieron su novia, un guardaespaldas y el cirujano, en su huida ejecutaron a otros tres civiles para robarles los vehículos en los que viajaban y así darse a la fuga. Tal día fue el más sangriento en la capital.



Un video publicado por CAMBIO evidenció cómo el sargento José acabó con la vida de Raúl Jiménez, un trabajador del campo de 47 años de edad, ejecutado después de un operativo que se llevó a cabo en la localidad de Palmarito Tochapan, Quecholac.


En el enfrentamiento perdieron la vida 10 personas, cuatro militares y seis civiles, entre ellos Raúl, quien fue asesinado después de que la unidad en la que viajaba fuera baleada por un convoy militar; fue sometido sin que le encontraran en su posesión ningún tipo de arma. En el video se aprecia cómo un militar detona su arma contra el supuesto campesino una vez reducido y desarmado.



Otro hecho alarmante fue el triple asesinato de Manuel, Óscar y Luis Ernesto, agentes de la Fiscalía de Secuestros y Delitos de Alto Impacto (Fisdai) que fueron ‘levantados’, torturados y ejecutados por miembros del crimen organizado el pasado 9 de marzo en Atzitzintla, para después abandonar sus cuerpos en pleno centro de Maltrata, Veracruz, en la batea de una camioneta.


La ejecución de los tres agentes, quienes fueron entregados por el propio presidente municipal, José Isaías Velázquez Reyes y policías municipales al grupo de ‘El Bukanas’, célula de Los Zetas, originó el Operativo Encrucijada en el que fueron detenidos 87 presuntos delincuentes, de los cuales 42 fueron vinculados a proceso, además de un decomiso importante de armamento y vehículos.



El 20 de octubre fue asesinado Jesús Antonio H a las afueras de la zona de carga y descarga del comercio Superama. Integrantes del Cártel Jalisco Nueva Generación lo liquidaron con cuatro disparos a quemarropa, no obstante fueron detenidos dos presuntos responsables, quienes fueron vinculados a proceso por el homicidio doloso.


A pesar de que la primera versión de la SSP atribuía el hecho a un pleito entre borrachos, en la audiencia de vinculación a proceso fue desestimada dicha versión, ya que tras las indagatorias se determinó que las intenciones del grupo armado era darle un ‘levantón’ a la víctima para después ejecutarla y colocarle dos cartulinas con el narcomensaje: “Somos cuatro letras CJNG al servicio del señor Mencho” y “Para que ya la crean putos, ya llegamos los cuatro letras, vamos por ti Charo Merino, vamos a trozar dentro del penal” (sic).



La guerra contra Roberto de los Santos Jesús, mejor conocido como ‘El Bukanas’, capo del robo de combustible en la zona del Triángulo Rojo, ha cobrado la vida de nueve personas, un marino y ocho presuntos sicarios; es uno de los hombres más buscados en Puebla.


El 21 de julio en el municipio de Vicente Guerrero cuatro huachicoleros y un marino perdieron la vida en un enfrentamiento en una casa de seguridad de ‘El Bukanas’, posteriormente en Tehuacán, el pasado 30 de julio, fueron abatidos otros cuatro lugartenientes del líder huachicolero, quien hasta ahora no ha sido detenido a pesar de los operativos implementados en su contra.



La banda de ‘Los Cuijes’, comandada por Pedro Martínez, fue la responsable de ‘levantar’, ejecutar y calcinar a cinco vecinos del municipio de Huehuetlán El Grande, quienes se negaron a brindar información sobre el paradero de un sujeto a quien le pretendían realizar el ‘cobro de piso’ de la venta de huachicol en dicha localidad.


Durante esa misma noche del 2 de julio, cuatro personas más fueron ejecutadas a tiros, entre ellos el comandante de la policía del lugar, mientras que los calcinados fueron abandonados en un paraje de la junta auxiliar de Santo Tomás Chautla.



Otro hecho violento que generó rabia entre la sociedad fue el de Rafael N alías ‘El Kalusha’, quien tenía su centro de operaciones en la colonia Santa María, pues asesinó a Erick Bolio, egresado de la Escuela de Comunicación y Ciencias Humanas (ECCH) de la licenciatura de Comunicaciones, durante un asalto a la unidad 07 de la Ruta 27A el pasado 29 de abril.


Bolio trató de defender a una pasajera que viajaba con un menor de edad durante el asalto para que no le arrebataran sus pertenencias, pero recibió cuatro disparos fulminantes en el tórax, los cuales cobraron la vida del joven de 23 años.



Las bandas delictivas de ‘El Migra’ y de ‘El Kalusha’ azotaron a menudo varias unidades de las rutas del transporte público; su derrotero favorito para perpetrar sus atracos era la Ruta 68, la cual va desde la iglesia de San Francisco a Ocotal, sus tripulantes por lo general son estudiantes de diferentes escuelas y universidades que se dirigen hacia la zona del mercado Morelos y Xonaca.


Al menos 18 asaltos fueron contabilizados a esta ruta en específico, siendo el caso más sonado el de la unidad 11 en la que un joven realizó una transmisión en vivo en su Facebook después del acto delictivo perpetrado por ocho delincuentes. En dicha emisión mostró las secuelas y estados de shock de varias mujeres que iban a bordo luego de arrebatarles sus pertenencias.



Asimismo, el pasado 29 de junio dentro del Mercado Hidalgo, ‘bunker’ de la organización 28 de Octubre, un grupo armado ultimó a Meztli Sarabia, hija del dirigente de la unión de comerciantes Rubén Sarabia, mejor conocido como ‘Simitrio’.


Luego que los sicarios identificaran a la hija del líder tianguista, Meztli recibió un disparo en la sien; en el lugar abandonaron una cartulina con el menaje “Esto les pasara a todos los que apoyen a Simitrio putos lacras sigues tu Simitrio y a los que apoyen a Simitrio putos extorcionadores fuera la 28” (sic). Los criminales se dieron a la fuga en dirección a la 11 Norte; una de las líneas de investigación es referente al narcomenudeo que se opera en dicho mercado.



El 27 de mayo en la pozolería Los Ángeles padre e hijo fueron asesinados en la intentona de evitar un segundo asalto, siendo baleados en menos de 10 segundos, mientras los demás comensales sólo contemplaban la masacre.


Luis Alberto N, Iván o Ivanohe N, fueron detenidos en el mes de agosto. Además del doble homicidio son responsables de al menos otros 19 atracos en contra de diferentes comercios, principalmente en la zona de la colonia Amor.



Un niño de dos años de edad fue asesinado por sujetos armados que asaltaron a una familia en el kilómetro 94 de la autopista México-Puebla antes de la caseta de San Martín Texmelucan, mientras que su madre y hermana fueron violadas.


El hecho ocurrido la madrugada del 2 de mayo causó indignación a nivel nacional por la violencia y brutalidad ejercidas. La familia se orilló en el kilómetro y autopista antes referida para hacer sus necesidades, cuando alrededor de ocho sujetos se bajaron de dos camionetas, los amagaron para robarles el vehículo y no conformes con ello violaron a las mujeres; en el forcejeo uno de ellos disparó su arma y asesinó al menor. Así, ultrajadas y con el cadáver del menor en brazos caminaron hasta la caseta para pedir auxilio.