Domingo, 20 de Octubre del 2019

Linchan a ladrones en Totimehuacán y Canoa

Linchan a ladrones en Totimehuacán y Canoa
Miércoles, 17 Enero 2018 02:13
Carlos Cózatl Martínez / @cr_cozatl

Los presuntos delincuentes fueron golpeados y exhibidos en redes sociales por los vecinos. El primer hecho ocurrió en San Francisco Totimehuacán, donde un joven de 22 años fue sorprendido al interior de una vivienda; mientras que en San Miguel Canoa los dueños de un comercio lograron detener a un sujeto que pretendía asaltarlos



En hechos distintos, en las juntas auxiliares de San Francisco Totimehuacán y San Miguel Canoa fueron detenidos por la policía dos presuntos delincuentes tras ser golpeados y exhibidos en redes sociales.


El primer suceso ocurrió alrededor de las 9:00 horas cuando un sujeto fue encontrado con las ‘manos en la masa’, intentando atracar una vivienda de la calle Canela, en la colonia Santa Catarina de la junta auxiliar de San Francisco Totimehuacán.


El joven de alrededor de 22 años fue desnudado por los habitantes, quienes destrozaron sus vestiduras mientras lo golpeaban y pateaban en diferentes partes del cuerpo hasta dejarlo inconsciente, para después amarrarlo a un poste, mientras uno de los habitantes lo exhibía con un cartel con la leyenda “Ratero de la zona”.


Elementos policiacos de la junta acudieron una hora después para ‘rescatar’ al presunto delincuente, a quien trasladaron a la comandancia para atenderlo y esperar a que algún vecino lo denunciara, a fin de proceder de manera jurídica en su contra.


En Canoa tampoco denuncian contra supuesto ladrón


El segundo intento de linchamiento sucedió en la junta auxiliar de San Miguel Canoa, en donde un sujeto de aproximadamente 30 años intentó asaltar un comercio de la calle Juquila, siendo sorprendido por los dueños, quienes lograron someterlo y amarrarlo para exhibirlo por las calles de la localidad.


Ya estando en la plaza principal, fue golpeado una vez más hasta la llegada de los uniformados, a quienes lo entregaron; el presunto delincuente no sufrió lesiones graves, a pesar de que al menos una docena de personas se congregó para golpearlo.


Sin embargo, tal y como en el caso anterior, nadie quiso presentar una denuncia en su contra por lo que sólo recibió el escarmiento por parte de la sociedad.