0 Juego de Troles
Lunes, 10 de Septiembre del 2018

Donó 74 ha del Cerro de Amalucan y a cambio obtuvo permisos para un fraccionamiento

Donó 74 ha del Cerro de Amalucan y a cambio obtuvo permisos para un fraccionamiento
Martes, 18 Julio 2017 02:29
Constanza Pérez / @Constan_ph

La familia Peterson se vio obligada a realizar la donación del 77 % de su propiedad. Dirk Peterson explica que aunque las negociaciones iniciaron en la recta final del sexenio de Rafael Moreno Valle, cuando Antonio Gali era alcalde de la capital, fue hasta hace un mes y medio cuando se firmó el convenio con el edil Luis Banck.



La familia Peterson se vio obligada a donar de forma ‘onerosa’ 74 hectáreas del Cerro de Amalucan al gobierno municipal y estatal a cambio que le fueran liberados permisos de construcción para un fraccionamiento que será denominado ‘Bosque Amalucan’ y que llevaban 23 años en trámites sin que fueran autorizadas debido a que las pasadas administraciones ponían trabas.


En entrevista con CAMBIO, el dueño de dichas tierras, Dirk Peterson explicó que aunque las negociaciones iniciaron en la recta final del sexenio del ex gobernador Rafael Moreno Valle, cuando Antonio Gali Fayad era alcalde de la capital, fue hasta hace un mes y medio cuando se firmó el convenio de donación con el alcalde Luis Banck Serrato.


En 70 de las hectáreas que esta familia le entregó al gobierno se planea concretar una inversión de 300 millones de pesos para adecuar el ‘parque más grande de Puebla’ que, entre otras obras, contempla tres lagos, canchas de futbol, arena artificial, dos espejos de agua para nadar, asadores y juegos para niños. 


Cede el 77 % del cerro a cambio de que le permitan construir


Acompañado de su esposa Beatriz Rodríguez, Dirk Peterson recibió a CAMBIO en su despacho en la hacienda que se ubica a un costado del Cerro de Amalucan. En medio de nostalgia, narró que de las 96 hectáreas que conformaban este espacio boscoso, ha perdido las 74 que cedió al gobierno a cambio de poder concretar el sueño de su familia que es desarrollar un centro habitacional.


“La compensación entre comillas es permiso, de ciertas cosas (…) la verdad, a la familia siempre nos gusta compartir, que la gente viva bien, que la gente de alrededor tenga un pulmón y si nosotros teníamos un proyecto el cual no se pudo hacer (unas granjas ecológicas) pues que por lo menos lo haga el gobierno”, explicó Peterson.


Así, únicamente le quedan 22 hectáreas, en las que una buena parte abarca su hacienda en donde actualmente habita. El entrevistado prefirió qué espacio abarcará su próximo fraccionamiento ‘Bosque Amalucan’, con el argumento que se trata de un espacio privado.


También reconoció que decidió entregar la mayor parte de sus terrenos al gobierno debido a que mantener el Cerro de Amalucan no es tarea fácil por el pago del predial, además del mantenimiento.


Contó que desde hace más de una década la familia intentó poner en marcha granjas ecológicas y pese a tener aprobados varios proyectos, con la llegada de Mario Marín al poder fue tumbado el proyecto.


“Hace mucho tiempo, como hace 10 años cuando estaba Hinojosa (Gabriel Hinojosa, ex alcalde panista), el alcalde, nos autorizaron hacer unas granjas ecológicas, en lugar de que fuera un dueño cuidando todo, que yo lo cuido y yo pago los prediales (…) luego entró Marín y nos lo echó para abajo”, dijo. 


Exige a Gali cumplir promesa


Dirk Peterson quien también es presidente de la Cámara Mexicano-Alemana de Comercio e Industria (Camexa) de la zona Puebla-Tlaxcala, recordó que es orgullosamente bisnieto del general Joaquín Colombres, pionero en la reforestación en el país.


En la entrevista le exigió tanto al gobierno de Antonio Gali Fayad como al de Banck cumplirle la promesa, no sólo de permitirle desarrollar su fraccionamiento sino también en darle buen uso a las 74 hectáreas, y que no quede en la promesa de ofrecer un espacio a las familias.


“El que planta y el que riega son una misma cosa para la semilla. Entonces que hagan su trabajo bien hecho los del gobierno, en lo que es el parque y que nos respeten los acuerdos y el dicho proverbio náhuatl ‘la tierra será como son sus hombres’. Nosotros como familia no tenemos nada qué explicar, porque como decía Ralph Waldo Emerson: ‘lo que haces truena tan fuerte que no oigo lo que dices’. Entonces siguiendo esa tónica y respeto que hemos tenido y es buena voluntad que hemos tenido durante ya más de 100 años pues que se nos sigua respetando”, fue el mensaje que la familia Peterson envío a los lectores de CAMBIO.


Así, con melancolía y tristeza pero al mismo tiempo con alegría, el señor Peterson explicó que las 74 hectáreas donadas por su familia a Gali Fayad son parte de un gran esfuerzo.


Según la maqueta que el gobierno de Antonio Gali Fayad ha exhibido, la rehabilitación que busca en esta zona y que ha presentado como parte de sus obras importantes destacan tres lagos, canchas de futbol, arena artificial, dos espejos de agua para nadar, asadores, juegos para niños.