Jueves, 17 de Junio del 2021

Increíble: FGE llevó a cerrajero para abrir la Bodega de Indicios tras el robo

Increíble: FGE llevó a cerrajero para abrir la Bodega de Indicios tras el robo
Lunes, 06 Noviembre 2017 08:23
Carlos R Cózatl Martínez / @cr_cozatl

A Nahur Hernández Santaella le imputan el delito de peculado por 4.8 millones de pesos. Este no es el primer proceso judicial que enfrenta, pues en 2009 y 2012 fue demandado por una hipotecaria en Ciudad de México, por adeudos de su vivienda y de un vehículo



Casi dos meses tardó la Fiscalía General del Estado (FGE) en capturar a su funcionario ladrón, Nahur Hernández Santaella ex jefe de la Bodega de Indicios de la Fiscalía General del Estado (FGE), vinculado a proceso por el delito de peculado y aprehendido en la caseta de Atlixco el miércoles pasado, cuando intentaba darse a la fuga al Estado de Morelos.


De acuerdo con los datos proporcionados por el Ministerio Público que realizó la imputación, al ex funcionario se le realizaron desde junio requerimientos para devolver un millón 875 mil pesos de una averiguación concluida, y luego por otro 231 mil pesos. La suma de ambas cifras es de 2.1 millones, cantidad por la que fue sujeto a proceso.


Sin embargo, fue hasta finales de agosto, periodo en que Hernández Santaella dejó de ir a trabajar, cuando comenzó la investigación por esos faltantes y la violación de otros 300 sobres con diferentes cantidades.


Fue tal el ridículo, que funcionarios de la FGE tuvieron que contratar a un cerrajero para abrir la Bodega de Indicios e iniciar el recuento de lo robado que oficialmente es de 4.8 millones, aunque extraoficialmente sobrepasó los 8 millones de pesos.


El 29 de agosto, la Fiscalía General del Estado de Puebla confirmó el robo, pero la Carpeta de Investigación 144/2017/FISDAI se inició hasta el 6 de septiembre, seis días después del incidente y tres meses después que empezaron los requerimientos por los faltantes.


Este no es el primer proceso judicial que enfrenta Hernández Santaella, pues en 2009 y 2012 fue demandado por Recuperadora de Deuda Hipotecaria, S de RL, según consta en los expedientes 1862 y 1090 de los respectivos años, ante los Juzgados 25 y 42  del Civil en la Ciudad de México por adeudos de su vivienda y de un vehículo.


Ex funcionario de FGE vinculado a proceso por peculado


El pasado 12 de octubre se dio a conocer a través de una denuncia presentada ante la propia FGE, que de sus propias instalaciones habían sido robados más de ocho millones de pesos entre efectivo, joyas relojes y aparatos electrónicos incautados en diferentes procesos legales y que se encontraban en la Bodega de Indicios a cargo de Nahur Hernández Santaella.


Ante la denuncia presentada ante la Fiscalía, ésta se vio obligada a realizar una auditoria en su bóveda, encontrando un faltante de 4.8 millones de pesos en efectivo, descartando el robo de diversos artículos entre relojes, joyas o vehículos.


“Nahur N se ocultó inicialmente en Tlaxcala y después en Morelos, pero al rastrearlo con la colaboración entre entidades, se logró detenerlo el miércoles 1 de noviembre. Conforme al Nuevo Sistema de Justicia Penal, al aportar elementos de prueba, la autoridad jurisdiccional entregó el mandamiento de captura que se cumplió en la caseta de Atlixco”, cita el comunicado de la Fiscalía, revelando que el detenido pretendía mudarse al Estado de Morelos.


El Juez de Control del Centro de Justicia Penal de Puebla, determinó vincularlo a proceso y dictarle la medida cautelar de prisión preventiva por el delito de peculado, además de que sus cuentas bancarias y las de sus familiares fueron aseguradas.


Un deudor profesional


Nahur Hernández Santaella enfrentó dos procesos legales en 2009 y 2012, junto con María Manuela Patricia López Ramos, por no pagar créditos que habían adquirido con anterioridad.


Zendere, o Recuperadora de Deuda Hipotecaria, S de RL impuso la demanda civil ante el Juzgado 25, para recuperar dicho crédito, el cual se presume pudiera haber sido por la adquisición de una vivienda de Infonavit o de un vehículo de la marca General Motors, sus dos clientes principales.


Tras llegar a un acuerdo, éste lo incumplió, por lo que en el 2012, nuevamente fue demandado ante el Juzgado 41 de lo Civil en la Ciudad de México, donde se le sentenció a una medida de apremio en la que en caso de no liquidar el saldo, sería embargado.