javier arellano Javier Arellano
Posted inCúpula

Partido Verde: franquicia en manos de mercaderes

Comparte:
Partido Verde: franquicia en manos de mercaderes
Partido Verde: franquicia en manos de mercaderes

En días recientes cobraron notoriedad las declaraciones de los mercaderes que detentan la franquicia, la membresía del partido Verde en Puebla.

Desde sus orígenes hasta la fecha el membrete del tucán solo es la fachada de negocios con cargo al erario.

México tiene enormes problemas ambientales: ciudades contaminadas, una excesiva generación de basura sin mecanismos de reciclaje, desabasto de agua potable y recientemente están desapareciendo lagos enteros.

Ante esta vorágine de sucesos aciagos el partido Verde jamás ha presentado iniciativas o propuestas reales y factibles.

En Puebla el membrete solo es un escalón para ocupar asientos en el Congreso del Estado y para abordar algunas presidencias municipales.

Los propietarios y mercaderes que encabezan ese negocio jamás han presentado una sola propuesta frente a los llamados “infiernos ambientales” que azotan la entidad.

En concreto nos referimos a la salvaje contaminación que se vierte sobre el río Atoyac; la polución que provocan granjas porcinas en la cuenca Libres – Oriental y que afecta a habitantes de 22 municipios poblanos; los grupos delictivos que arrojan pesticidas en el río Apulco para extraer langostinos, acamayas y los llamados “burritos”; los más de 50 hornos para hacer tabiques en Santiago Miahuatlán que diariamente queman decenas o cientos de llantas; los desechos industriales que lavanderías de mezclilla arrojan al dren de Valsequillo en el municipio de Tehuacán.

Jamás hemos visto a los juniors Natale exponer o denunciar alguna de estas crisis ambientales.

El clan poblano de los Natale -al igual que Jorge Emilio “El Niño Verde” González Martínez y Manuel Velasco Coello-, son fieles devotos de aquella máxima de Don César Garizurieta, alias “El Tlacuache” quien desde tiempos del presidente Miguel Alemán Valdés aseguraba: “Vivir fuera del presupuesto es vivir en el error”.

Esos partidos, al igual que Movimiento Ciudadano, franquicia de Dante Delgado, solo son agencias de colocaciones.

Cualquier mexicano tiene que recurrir a una bolsa de trabajo para ocupar el cargo de dependiente de un comercio o cocinero en un restaurante. Pero estos políticos inventaron partidos para tomar posiciones privilegiadas, ya sean senadurías o diputaciones. Después pueden repartir algunas pequeñas rebanadas o migajas a quienes les sirven.

En la lógica de “el que parte y reparte se lleva la mayor parte” el clan Natale siempre se detenta las mejores tajadas de poder.

Sin embargo hoy quieren desafiar al partido hegemónico del que son comparsa.

Reclaman espacios que nunca han ganado; quieren más de lo que en realidad les corresponde; resulta que ahora crecieron los enanos.

Siguen la premisa del clásico de la música mexicana Agustín Lara: “vende caro tu amor, aventurera”.  Solo que en este caso están cayendo en un exceso. El clan Natale está estirando la liga a niveles que pueden ser contraproducentes.

Piensan que en realidad tienen la fuerza y presencia para imponer sus condiciones. Nada más alejado de la realidad.

Morena no tiene deudas con ellos. No porque hoy tengan el mejor posicionamiento quiere decir que en realidad representen una fuerza política o social.

En las calles los electores saben que el Verde nada representa y que solo es un negocio en manos de sus dirigentes.

Ayer fueron comparsa del PRI, hoy son de Morena.

Como otros partidos – patiño tarde o temprano tendrán que enfrentar la realidad y habrán de desaparecer. Hoy solo tienen un momento de suerte, pero no será para siempre.

Al tiempo.

Como siempre quedo a sus órdenes.

X @CupulaPuebla

cupula99@yahoo.com

Únete a nuestro canal de WhatsApp para mantenerte informado al estilo de CAMBIO

Imagen de síguenos en Google news
javier arellano

Javier Arellano

Experimentado periodista de Tehuacán con una trayectoria de 30 años en prensa y radio; su columna Cúpula se publica desde el año 1998.