Sugieren enseñar a convivir con drogas


Ariadna García / Agencia Reforma

Notas Relevantes

Acepta Gobierno diálogo con EPR

Hay de ricos a ricos.- Cardenal

Critican agenda de 'Vivir Mejor'

Acepta Gobierno diálogo con EPR

Notas Anteriores

 


MÉXICO, DF, 29-Abr .- La sociedad debe de aprender a vivir con las drogas a través de políticas públicas correctas, aseguró Ethan Nadelmann, director ejecutivo de la Alianza para una Política de Drogas.


El estadounidense aseguró que el combate al consumo de drogas va más allá de la persecución a través de Fuerzas Armadas, el arresto y el castigo.


La humanidad, apuntó, siempre ha vivido con drogas, pero no existe una buena educación para que la gente conozca de éstas y viva con ellas.


"Hay que enseñar a la gente a vivir con las drogas", sostuvo en entrevista tras su participación en el coloquio Nuevas Orientaciones en las Políticas para Controlar Drogas y Criminalidad, organizado por el Programa de Estudios sobre México de la Universidad de Oxford y por El Colegio de México.


"Sólo se dice que si consumes es un crimen. Pero es como el alcohol que está legalizado y cuando se toma en exceso el crimen viene después, pero no es un crimen tomar alcohol en exceso", manifestó.


Nadelmann subrayó que con las drogas existen dos tipos de problemas que conllevan a cuestionar su legalización.


El primer problema, mencionó, es que las drogas se convierten en una adicción similar a la que se crea con el cigarro y el alcohol, dos productos que están legalizados, que generan grandes empresas que pagan impuestos pero que son igual de dañinos para la salud.


"El otro problema de las drogas", añadió, "es la producción de éstas".


"Si se observa la violencia que se ha creado entre las organizaciones criminales y la corrupción en los sistemas políticos, no es por el tráfico de las drogas directamente, sino por la producción de éstas y las grandes ganancias financieras que genera esto, es un gran negocio, es como el Chicago de Al Capone".


Ethan Nadelmann señaló que no se trata de hablar propiamente de una legalización de drogas, sino de la creación de políticas públicas que con reglas específicas permita la circulación de ciertos productos considerados hoy como ilícitos.


Pero para todo ello, agregó, es necesario educar a la sociedad, pero no con campañas que se dediquen a proliferar que el consumo de drogas lleva a una adicción que puede terminar con una muerte del consumidor.


"Esa es una política de meter miedo en la sociedad", indicó el director de la organización no gubernamental que promueve alternativas a la guerra contra las drogas en Estados Unidos.


Aseveró que es necesario hacer más público el tema de las drogas pero no en sentido negativo (necesariamente).
"No hay que temerle a las regulaciones", subrayó.


Consideró que la educación es el punto más importante para que la gente viva con las drogas, además se deben crear sistemas de rehabilitación de fácil acceso.


 
 
Todos los Columnistas