Riña familiar deja dos muertos en Tlapacoya


Además de cinco lesionados, entre ellos un policía estatal


Hasta el momento se desconocen los nombres de las dos personas que fueron ultimadas en el lugar, aunque se sabe que todo comenzó tras el homicidio del jefe de la familia Francisco Ramón, que desató un conflicto familiar en el que salieron a relucir armas de alto poder


Antonio Licona / Corresponsal / Huauchinango, Puebla

Notas Relevantes

Muere reo por sobredósis

Zetas pagan mejor que la Procuraduría

Agarran a falso judicial

“Bayardo es víctima de ataques políticos”

Notas Anteriores

 

Una riña familiar en el municipio serrano de Tlapacoya terminó con dos personas muertas y cinco lesionadas, entre ellas un policía estatal, señalaron fuentes policiacas.


Los hechos tuvieron lugar cerca de las 6 de la mañana de este domingo en la comunidad de Cuatepalcalco, perteneciente al municipio de Tlapacoya colindante con Jopala, Ahuacatlán, Tlaola y Chiconcuautla, en la Sierra Noroccidental del estado.


Hasta el cierre de esta edición no se habían dado a conocer los nombres de las dos personas que fueron ultimadas en el lugar, aunque se sabe que todo comenzó tras el homicidio del jefe de la familia Francisco Ramón, que desató un conflicto familiar en el que salieron a relucir armas de alto poder.


Al lugar de la riña se apersonaron elementos de la Policía Estatal Preventiva que tienen su base en el municipio de Tlapacoya, quienes fueron recibidos a balazos por los rijosos, resultando lesionado el oficial Rogelio Gaona Jiménez, quien primero fue trasladado a un hospital particular en Huauchinango y posteriormente a uno de Puebla, para su atención.


También presentan heridas de arma de fuego, Anastasio Garrido Agustín de 30 años, quien es señalado como presunto responsable de la agresión a la familia Francisco Ramón, y se encuentra en calidad de detenido en el Hospital General de esta cabecera municipal.


Igualmente están lesionadas María Lucila Ramón, de 46 años de edad, que fue baleada en la cabeza; su nuera, Cándida Hernández Altamirano, ambas fueron trasladas por la tarde al nosocomio integral de Huauchinango y un menor de edad, del que se desconoce el nombre, fue atendido en el Hospital General de Tlaola, donde informaron que sus heridas son de las que tardan en sanar menos de quince días, pues sólo fue alcanzado por algunos perdigones.


Autoridades de la región se manejan en total hermetismo y se han negado a dar a conocer los nombres de los muertos así como mayores detalles de los hechos.

 

 

 

Copyright 2008 / Todos los derechos reservados para M.N Cambio /


 
 
Todos los Columnistas