¿El Vanilla Ice es inocente?


Ni el señalamiento de cuatro de las trabajadoras del Hotel Real de Santander, donde ocurrieron los hechos, ni el retrato hablado que fue hecho con sus declaraciones, coinciden con el hoy procesado ante el Juzgado Séptimo de lo Penal


Edmundo Velázquez

 

Haga click aquí para ampliar la imagen
Retrato hablado hecho por los empleados del hotel Real de Santander

La causa en contra de José Luis Moreno García, acusado por el homicidio de una niña de 14 años pende de un hilo. Basada únicamente en el peritaje grafoscópico, la Procuraduría General de Justicia (PGJ) consignó al abogado egresado de la Escuela Libre de Derecho, donde era conocido con el mote de “El Vanilla Ice”.


Ni el señalamiento de cuatro de las trabajadoras del Hotel Real de Santander, donde ocurrieron los hechos, ni el retrato hablado que fue hecho con sus declaraciones, coinciden con el hoy procesado ante el Juzgado Séptimo de lo Penal.

Haga click aquí para ampliar la imagen
Haga click aquí para ampliar la imagen
La bitácora del hotel Real de Santander y la firma del detenido en los expedientes de la Procuraduría


Además, dos peritajes de dactiloscopia no prueban que las manos del llamado “Ciberpederasta” se hayan posado sobre el cuello de la víctima encontrada el 7 de octubre del 2007.


Por si fuera poco, aunque el director de Averiguaciones Previas, Luis Arsención Serna, determinó ante los medios de comunicación que también hubo violación, la jueza Séptimo de lo Penal, Rosalba Elena Zárate, obsequió únicamente por el delito de homicidio debido a que en los peritajes no existe alguno que demuestre el abuso sexual.


Así, ninguno de los peritajes contenidos en la averiguación previa 94/2007 coincide con el abogado José Luis Moreno García.


Cambio tuvo acceso al proceso completo que hoy obra en poder de la jueza Séptimo. Entre los documentos destaca el retrato hablado que no guarda parecido alguno con el detenido (Ver imagen 1).


Cuatro empleadas del Hotel Real de Santander hicieron la descripción fisonómica de la persona que pagó y se registró como “José Moreno García” a las dos de la tarde, personaje que iba acompañado de la menor, a quien asesinaría para después escapar a las siete de la noche del día 6 de octubre del 2007.


Cabe decir que la PGJ no pidió pruebas genéticas del abogado detenido debido a que no se le comprobó la violación, por lo que del cuerpo encontrado no fueron extraídas muestras de fluidos o semen.


Únicamente se pidió a José Luis Moreno García que se presentara y diera muestras de cabello, saliva y huellas dactilares. En el hotel fue encontrada una muestra de saliva, pero ésta era fresca y tampoco correspondía.


En cuanto al dictamen grafoscópico, hecho por el perito José Raúl Rafael Lara Taboada, basados en el registro de la bitácora del hotel Real de Santander y la firma del detenido en los expedientes de la Procuraduría, se concluyó que “procede del puño y letra del C. José Luis Moreno García” (Ver imagen 2).

 


La niña trabajaba reclutando modelos y edecanes


Haga click aquí para ampliar la imagen
Los padres de la occisa entregaron una serie de tarjetas en las que la niña de 14 años se presentaba como modelo

Según obra dentro del proceso, los agentes de la Policía Judicial ubicaron a los familiares de la menor luego de ser encontrada en el hotel. La familia, originaria de Ecatepec, Estado de México, entregó documentos integrados en una especie de diario de la menor. Además entregaron una serie de tarjetas en las que la niña de 14 años se presentaba como modelo y buscaba a más muchachas para ser edecanes.


“¿Te gustaría ser modelo?”, “Se buscan actores, modelos, edecanes”, puede leerse en las tarjetas brindadas por la familia de la niña a la investigación (Ver imagen 3).


También, en el proceso constan dos documentos, en el primero de ellos se puede leer:
“Lo que deseo en un chavo para mí.
Ser Alto.
Ser moreno o güero bronceado.
Ser vanidoso con su persona misma.
Cuerpo atlético.
Que bese apasionado o bese bien.
Que me ame para siempre.
Que yo sea única para ella (sic).
Que tenga dinero.
Que tenga carro o motoneta.
Que no tenga mal aliento bucal.
Que diario me complazca con algo o con él.
Que me llame por teléfono al celular.
Y que sea más guapo que Jorge Manuel Vidaña Cruz”. (Ver imagen 4.)


En el segundo documento, del puño y letra de la menor, se puede leer:


“Mi sueño es irme a Estados Unidos con mi hermana y con mis abuelos y mis tíos para comprarme mi motoneta y un lujoso carro de carrera y ya me quiero ir lo más pronto posible porque quiero cumplir mis sueños de ser la mejor conductora de competencias de arrancones y también ser la más popular en la escuela y ser una de las más candentes y más hot o cool, bueno, como sea.” (Ver imagen 5.)

 

Haga click aquí para ampliar la imagen Haga click aquí para ampliar la imagen
Los sueños de la adolescente
El diario de la adolescente

 


Copyright 2008 / Todos los derechos reservados para M.N Cambio /


 
 
Todos los Columnistas