Sunday, 18 de April de 2021

Lunes, 27 Junio 2016 01:29

Evade alcaldesa de Coronango problema de inundación en autopista

Durante tres administraciones del municipio se han realizado obras que poco han servido. De acuerdo con el Ayuntamiento que encabeza Mely Macoto, la zona le corresponde a Capufe pero ante la falta de respuesta se ha invertido en trabajos que en algunos casos se han quedado inconclusos

  • Luisa Tirzo / Coronango


Una vez más el municipio de Coronango encabezado por la priista Hermelinda Macoto evade su responsabilidad al no resolver los problemas de inundaciones en el entronque de la lateral de la Autopista México-Puebla y el Periférico Ecológico a la altura del puente conocido como Los Ángeles, en la junta auxiliar San Francisco Ocotlán, ya que desde hace más de una década en temporada de lluvias, el agua se estanca alcanzando hasta un metro de altura.


Este fin de semana no fue la excepción. Tras las torrenciales lluvias el entronque se inundó provocando que los autos se quedaran varados y el tránsito se paralizara. De acuerdo con el Ayuntamiento de Coronango la zona está a cargo de Capufe, sin embargo, las tres últimas administraciones han intervenido en la región con la construcción de un colector pluvial, drenaje y adoquinamiento en la calle Benito Juárez lo que ha ocasionado mayor conflicto.


En el periodo 2008-2011, cuando el actual dirigente del PAN Salvador Coyotécatl era edil, se construyó un colector pluvial en la calle Benito Juárez que supuestamente acabaría con las inundaciones en el lugar conocido como “entronque maldito”, con una inversión superior a los 20 millones de pesos, obra que no tuvo éxito ya que las inundaciones continuaron un par de meses después de haberla estrenado.


Posteriormente en el periodo 2011-2014, el entonces alcalde Efraín Titla intentó hacer nuevamente el colector en esa zona para evitar el anegamiento del agua, sin embargo, la obra no fue concluida y la calle se dejó en pésimas condiciones, ya que se hicieron las excavaciones para introducir la tubería y así se abandonó, por lo que sólo se rellenaron las fosas con tierra para que la gente pudiera transitar. Por estos trabajos, la comuna invirtió poco más de seis millones de pesos.


Tras el mal estado en el que fue dejada la calle Benito Juárez, la cual comunica con el entronque de la lateral de la Autopista México-Puebla, la alcaldesa Hermelinda Macoto inició el plan de adoquinamiento en su primer año de gobierno con una inversión de un millón 877 mil 703 pesos. Sin embargo, la obra colapsó en la primera lluvia de la temporada.