Thursday, 22 de October de 2020

Jueves, 10 Noviembre 2016 02:53

Sin agua 13 mil familias de San Francisco Ocotlán

Coronango y Cuautlancingo se disputan el cobro de servicios en Misiones de San Francisco, pero ninguno les brinda el servicio. Los colonos se manifestaron ayer por los constantes cortes en el suministro del vital líquido y la mala calidad de éste, que incluso les ha provocado intoxicaciones y alergias.

  • Luisa Tirzo / Coronango


Al menos 13 mil familias de Misiones de San Francisco, fraccionamiento ubicado en la junta auxiliar San Francisco Ocotlán, llevan tres meses sin agua, ya que el Sistema Operador de los Servicios del Agua Potable y Alcantarillado de Cuautlancingo (Sosapac) les cortó el suministro.


Este miércoles residentes de las secciones 3, 4, 5, 7, 9, 10 y 11 se manifestaron en las oficinas del organismo ubicadas en esta comunidad para exigir el abasto del vital líquido y que sea de calidad.


Los quejosos agrupados en el frente que denominaron Colonos Unidos, se quejaron que a pesar de pertenecer a Coronango, es Cuautlancingo a través del Sosapac, quien les proporciona el agua potable y a quien le pagan por el servicio, sin embargo, acusan que constantemente corta el suministro y la poca agua que dota es de mala calidad, incluso ha provocado intoxicaciones y alergias a los residentes.


Acusaron que el Sosapac realizó el corte total del suministro de agua a todos los usuarios, incluyendo a los que sí han pagado por su servicio, argumentando que hay muchas cuentas vencidas. Agregaron que Coronango carece de sistema operador del agua potable.


 “Que le corten el agua a los que no pagan, a los demás que, si nos suministren el vital líquido. El Sosapac, dice que no le conviene darnos agua, porque pocos son los que pagan, incluso se niega a darle mantenimiento a los tanques, por eso el agua llega sucia, y es prácticamente un foco de infección”, acusó uno de los inconformes.


Explicaron que cuando compraron sus viviendas, Casas GEO, se comprometió a suministrarles agua potable, situación que jamás cumplió, por lo que es el Sosapac quien entró al fraccionamiento.


Ante esta situación, los colonos marcharon en el Periférico Ecológico con pancartas en las que se leían consignas como “Coronango y Cuautlancingo se disputan la jurisdicción para el cobro de impuestos, pero nadie hace nada por proporcionarnos servicios, como el del agua potable”, “Los habitantes de Misiones de San Francisco, somos víctimas de la voracidad de la inmobiliaria, el Sosapac y los Ayuntamientos”, “Alto al Sosapac, y a sus cobros excesivos”, “El agua es un recurso natural no negociable, alto al abuso de poder”.


Los manifestantes estimaron que en Misiones de San Francisco hay más de 15 mil familias, sin embargo, menos de la mitad paga por su servicio, por lo cual el Sosapac les ha cortado el abasto a todos, incluyendo a los que sí van al corriente con sus pagos.