Friday, 23 de February de 2024

Jueves, 25 Febrero 2016 02:17

Fiscalía realiza diligencias en gym donde Samai conoció a su asesino

El establecimiento era administrado por Portillo Abundis. Fuentes extraoficiales revelan que se realizaron diligencias de rigor en las que se buscaba documentación y algunas videograbaciones de cámaras de seguridad que pudieran aportar a la averiguación por el delito de feminicidio

  • Alberto Melchor Montero / @_BetoMM


Elementos de la Agencia Estatal de Investigaciones (AEI), ejecutaron las diligencias correspondientes por el feminicidio de Samai Márquez Salgado en el “Ego Gym” de Los Héroes, del cual es copropietario Rafael Portillo Abundis y en donde ambos se habrían conocido e iniciado una relación extramarital que terminó en el homicidio de la joven con dos meses de embarazo.


Minutos después de las 8 horas de este jueves, un convoy de unidades de la AEI adscrita a la Fiscalía General del Estado (FGE), arribó a la Plaza Camerinos ubicada en la Prolongación de la 14 Sur metros más adelante de la Comisaría Sur de la Policía Municipal, para realizar las diligencias en el “Ego Gym” que era administrado por Portillo Abundis.


Aunque de forma inicial se dijo que se trató de un cateo, fuentes extraoficiales precisaron que sólo fueron diligencias en las que se buscaba documentación y algunas videograbaciones de cámaras de seguridad que pudieran aportar a la averiguación por el delito de feminicidio en contra de Rafael Portillo.


De igual forma, señalaron que el tipo de orden que concedió la FGE no permitía asegurar el inmueble, por lo que tras poco más de una hora de estar en el establecimiento, los ministeriales que acudieron armados salieron del gimnasio, continuando con sus actividades normales para los asociados.


Su entrenador, su  pareja y su victimario


El “Ego Gym” es una de las piezas fundamentales de la estructuración del proceso en contra de Portillo Abundis dado que fue en ese espacio donde él conoció a Samai Márquez, a quien instruyó en las rutinas de ejercicios hasta que comenzaron una relación, pese a que Rafael era casado y tenía una hija.


Sin embargo, el embarazo de Samai provocó que la joven le insistiera sobre dejar a su mujer, según dijo Rafael durante su declaración, lo que provocó que él quisiera darle un “susto” pero las personas que contrató por 5 mil pesos, terminaron asesinando a la joven de un disparo en la cabeza.


Hasta el momento, la FGE no ha logrado integrar la averiguación previa por el delito de feminicidio contra Rafael Portillo, por lo que hasta el cierre de esta edición sólo está enfrentando los cargos por falsedad de declaraciones.