Lunes, 27 de Mayo del 2024
Martes, 06 Junio 2017 02:45

AMLO: el reto de crear un blindaje antifraudes electorales

AMLO: el reto de crear un blindaje antifraudes electorales Escrito Por :   Javier Arellano Ramírez

El debate está más allá de los números ofrecidos por Reforma, El Universal o por cualquier otro medio o casa encuestadora. La realidad es que ninguna empresa puede medir la entrega masiva de dádivas y menos aún calcular la tergiversación electrónica de los resultados electorales.


Alfredo del Mazo Maza no ganó la elección. La verdad es que estamos ante la manipulación electrónica de los resultados. El régimen peñista no iba a permitirse la vergüenza histórica de entregar el bastión tradicional, la joya de la corona, el hogar del Grupo Atlacomulco. Las anomalías entre mamparas de casilla y su reflejo electrónico son incontables.

 

El proceso electoral del Estado de México va rumbo a una convulsa y agitada judicialización que tendrá un reflejo social en todo el país.

 

Pero esta jornada del domingo cuatro de junio fue el laboratorio, el experimento que el peñismo busca aplicar el próximo año. 

 

Algunas voces como las de Jorge G. Castañeda y Leo Zuckermann apuntan que el PRI no podrá repetir el ‘modelo Estado de México’ en todo el país. Diferimos radicalmente. El tricolor de Peña Nieto hará todo lo posible y hasta lo imposible por calcar, por reproducir el modelo 2017 a nivel nacional en el 2018.

 

Además tienen todo para hacerlo.

 

Para fragmentar el voto anti-priista se valieron de los sufragios que pudo acaparar Juan Zepeda del PRD y aun de la escuálida votación de la panista Josefina Vázquez Mota.

 

El martes 21 de febrero en Cúpula publicamos una entrega intitulada ‘Josefina VM: el hábito de hacer comparsa al régimen’ y así fue durante toda la contienda. Lo que en ese febrero no pudimos calcular fue el impacto social que tuvo Juan Zepeda quien hasta el cierre de esta columna llevaba poco más de un millón 31 mil votos.

 

Jesús Ortega y Jesús Zambrano ‘Los Chuchos’, lo mandaron a realizar esa función: a quitarle votos a Morena, la odiada organización de su igualmente odiado adversario. Al PRD de ‘Los Chuchos’ y Zepeda no les molestaría repetir la misma función en el 2018, siempre y cuando el abanderado priista les garantice su cuota, su rebanada en el gran pastel de la política nacional.

 

Incluso, desde este momento nos atrevemos a apuntar que Juan Zepeda podría ser el candidato presidencial del PRD, toda vez que Miguel Ángel Mancera sufre un acelerado desgaste en la urbe más grande del país.

 

Aunque en su mensaje, Alejandra Barrales llama a Morena a un acercamiento, la realidad es que la presidenta del PRD busca convertirse en la candidata a Jefe de Gobierno de la Ciudad de México. Y apostará todas sus canicas a quien le garantice esa posición. Si desde Los Pinos cumplen su deseo, ella jugará el mismo rol que Juan Zepeda.

 

Por su parte, el panismo nacional no está en condiciones de imponer agenda. La pugna interna que libran Margarita Zavala de Calderón y Rafael Moreno Valle en contra de Ricardo Anaya, obligará al más fuerte a consumar una alianza con el Gobierno federal en busca de recursos que les permitan ganar la batalla interna.

 

Anaya lleva mano. Si desde Los Pinos le proveen de los recursos financieros, mediáticos y la información que le permita seguir marginando a Margarita y Moreno Valle lo van a hacer. Al PRI de Peña Nieto le conviene que el PAN siga fracturado en pugnas viscerales e irreconciliables; pero por encima de todo le interesa tener un interlocutor a modo, y ese es Anaya.

 

En este escenario el único camino que tiene Andrés Manuel López Obrador es seguir aquella máxima de la política: ‘Prepararse para ganar, pero sobre todo prepararse para perder’.

 

Si desde este momento ‘El Peje’ construye una estrategia política, un andamiaje destinado a blindarse ante un fraude electoral como el que se dio en el Estado de México, entonces podrá contender airosamente en 2018.

 

Si desde este momento busca cómo revertir la entrega de millones de tarjetas que son pagos electrónicos a los electores; si encuentra la ruta para reducir el impacto de los programas sociales; si logra encontrar una fórmula para diluir el efecto social de los partidos y candidatos comparsas, entonces, probablemente tenga una posibilidad real.

 

Pero desde este momento debe construir un blindaje anti-fraudes electorales. Es el único camino que tiene.

 

 

Como siempre quedo a sus órdenes en Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo., sin mx.

 

 

 

comments powered by Disqus