Jueves, 23 de Mayo del 2024
Martes, 24 Octubre 2017 22:26

Bien aceptada la decisión de Morena

Bien aceptada la decisión de Morena Escrito Por :   Gabriel Sánchez Andraca

La gente de izquierda simpatizante de Morena estaba decidida a lograr que el candidato de ese partido a la gubernatura, fuera alguien que militara en la izquierda o que simpatizara con esa corriente.


No aceptaban que el candidato fuera el doctor Enrique Cárdenas porque lo identificaban con grupos de derecha, corriente a la que pertenecen las instituciones a las que como profesional ha servido el ex rector de la UDLAP.

 

Internamente las simpatías se habían dividido entre el senador de la república Miguel Barbosa Huerta, salido de las filas del PRD y el diputado federal Alejandro Armenta, surgido de la corriente progresista del PRI.

 

Se hubiera querido un militante del propio Movimiento de Regeneración Nacional, pero los tres militantes propuestos por el consejo estatal, el diputado federal Rodrigo Abdala, Abelardo Cuéllar y Alonso Aco Cortés, no son muy conocidos y por lo tanto entrarían con una fuerte desventaja.

 

Al final y después de una encuesta, se dijo, el que resultó con las más grandes probabilidades fue Barbosa Huerta.

 

El senador poblano que fue designado comisionado estatal de control electoral del PRD, es el virtual candidato de Morena a la gubernatura de Puebla. Se trata de un político originario de San Sebastián Zinacatepec, que en sus inicios, fue priista siguiendo el ejemplo de su tío político Amador Hernández quien fue dirigente nacional de la CNC y mantuvo el poder absoluto del sector campesino en la región de Tehuacán.

 

Es abogado de profesión y viviendo en Tehuacán, fue invitado por Jorge Méndez y Arturo Noyola para afiliarse al PRD, partido del que prácticamente fue fundador en la región.

 

Reconociendo sus habilidades políticas demostradas en su nuevo partido, se le designó dirigente municipal y después fue invitado a formar parte de la dirigencia estatal de la que llegó a ser presidente.

 

Cuando ya estaba al frente del partido del Sol Azteca en la entidad, sus ‘descubridores’ quisieron administrarlo y junto con él, al grupo parlamentario perredista del Congreso local, del que formaba parte Susana Wuotto, paisana de Barbosa Huerta.

 

Entre seis o siete meses duró la alianza con Jorge Méndez y Noyola, pues luego el senador Barbosa se separó del grupo o tribu encabezada por René Bejarano, a la que pertenecían sus descubridores y se alío a Nueva Izquierda de ‘Los Chuchos’, donde por su habilidad política escaló rápidamente posiciones que lo llevaron primero a la coordinación del grupo NI y luego a la senaduría, donde fue el coordinador de la fracción perredista.

 

Su habilidad, porque todos sus correligionarios le reconocen esa cualidad, lo hace romper en el momento oportuno con Nueva Izquierda y se pasa al grupo de Andrés Manuel López Obrador.

 

Eso provoca el enojo de los dirigentes perredistas que se proponen ‘guillotinarlo’. Se unen ‘Los Chuchos’ y ‘Los Bejaranos’ y Dolores Padierna declara su expulsión del partido. Pero no contaban con su astucia; Barbosa se lleva a once senadores de la bancada y conforman una nueva PT-Morena, que tiene como coordinador a don Manuel Bartlett y como vice coordinador a Miguel Barbosa.

 

Un breve tiempo después, también doña Dolores Padierna abandona al PRD y se une a López Obrador.

 

Barbosa Huerta fue uno de los impulsores de la alianza PRD-PAN en Puebla y apoyó la candidatura de Rafael Moreno Valle para la gubernatura.

 

Durante los primeros años del gobierno morenovallista hubo un buen entendimiento entre ellos, pero algo pasó y el rompimiento fue intempestivo.

 

El senador empezó a atacar al morenovallismo y no volvió a aparecer con el gobernador en actos oficiales.

 

La dirigente estatal del PRD, Socorro Quezada Tiempo, gente de Barbosa, también rompió con el gobierno y los ataques se volvieron constantes.

 

El gobernador RMV quiso removerla de la dirigencia estatal, pero no pudo hacerlo pues contaba con el apoyo de Barbosa. Total, ya no hay ninguna relación entre el senador y el ex gobernante.

 

Públicamente Barbosa declaró que no estaba en sus planes ser gobernador de Puebla, que él apoyaba el proyecto de López Obrador, pero sin el interés de ser candidato.

 

Sin embargo, las cosas empezaron a cambiar cuando surgió la posibilidad de que el ex rector de la UDLAP, Enrique Cárdenas y también directivo de una Fundación de la familia Espinosa Iglesias, saltó como aspirante a ser el abanderado de Morena en Puebla y luego empezó a mencionarse como el seguro candidato, afirmándose que contaba con el apoyo de varias organizaciones empresariales poblanas.

 

El plan de Cárdenas era el combate a la corrupción y a la impunidad y la reorganización del gobierno estatal para obtener los mejores resultados.

 

Las corrientes internas de Morena empezaron a moverse pues consideraban que su posible candidatura podría afectar al partido que ahora se ostenta como el representante de la izquierda, lo que antes fue el PRD.

 

Así las cosas, se llega a lo que le estamos comentando, que el movimiento interno a favor de Barbosa se fortaleció y logró que el senador ya esté a punto de ser el candidato.

 

Alejandro Armenta Mier, el diputado federal que salió del PRI para unirse a Morena, en un mensaje por internet afirma su reconocimiento a Barbosa por su designación como Coordinador de Organización Estatal y ratifica su compromiso con López Obrador y la causa.  

 

 

       

comments powered by Disqus