Martes, 19 de Noviembre del 2019
Miércoles, 17 Enero 2018 02:48

Las candidaturas del PAN las decide el Consejo Nacional: Anaya

Las candidaturas del PAN las decide el Consejo Nacional: Anaya Escrito Por :   Gabriel Sánchez Andraca

Para muchos de los políticos que estuvieron presentes en el acto en el que el jefe del ejecutivo local, Antonio Gali Fayad rindió su primer informe de gobierno, ha quedado claro que la candidata a la gubernatura de Puebla será doña Martha Erika Alonso, esposa del ex gobernador Rafael Moreno Valle.


      La señora estuvo sentada en la ceremonia al lado del dirigente nacional del PAN, Damián Zepeda y del precandidato presidencial de ese partido, Ricardo Anaya y fue saludada efusivamente por el dirigente nacional del partido Movimiento Ciudadano, Dante Delgado; y los políticos poco evolucionados interpretan los signos con el criterio de hace sólo unos años, esos signos que hacían tan clara y contundente la designación de un candidato priista, único partido que tenía la posibilidad de ganar una contienda electoral a lo que sea y en el territorio que fuera. No había pierde. Pero ahora las cosas han cambiado un poco, aunque no tanto que nos pudieran permitir afirmar que estamos viviendo en plena democracia.

 

         Al preguntarle al presidenciable que hasta hace poco fue dirigente nacional del PAN, donde tuvo un comportamiento (según Javier Lozano) de dictadorcillo, si ya era la virtual candidata a la gubernatura de Puebla, su respuesta fue la de un demócrata auténtico: “Bueno, a los candidatos del PAN los elige el Consejo Nacional del partido”.

 

         Es decir, no hay nada decidido y tan puede ser, como puede no ser. Si el Consejo Nacional que es integrado por delegados de todo el país aprueba su nombramiento por mayoría o por unanimidad, pues sí va a ser, pero si no lo aprueba, pues no va a ser.

 

         Claro que hay maneras de hacer que todos o gran parte de los consejeros voten a favor de tal o cual propuesta, pero eso ya cae en el campo de la democracia por la que tanto ha luchado el partido conservador de México, es decir, el PAN.

 

          La designación de la candidata o candidato panista a la gubernatura del estado será en los tiempos marcados por la ley y de acuerdo con lo que establecen sus estatutos.

 

           Y eso no quiere decir que quien sea designado vaya a ser gobernador o gobernadora, faltará la elección constitucional y en eso hay dudas de que el PAN vuelva a ganar, a menos que se hagan los movimientos que en Puebla, han seguido haciéndose, en algunos casos, como antaño.

 

           Ya tiene candidato el partido Morena, que será el senador Miguel Barbosa Huerta, quien ha demostrado ser un hábil político que ya anda no en campaña, pero sí moviendo las aguas para lo que venga. El PRD no irá en alianza con el PAN y Movimiento Ciudadano, según declararon en México dirigentes de ese partido.

 

          Hay una fuerte corriente perredista poblana que se niega a aliarse con el PAN, partido de derecha cuya única coincidencia con el PRD, es impedir que el PRI regrese a Casa Puebla.

 

          El 21 de este mes, es decir, dentro de unos días el PRI lanzará su convocatoria para que se inscriban los aspirantes a la candidatura para gobernador de Puebla.

 

          La lista de aspirantes reales a la candidatura priista a la gubernatura se ha reducido a dos: Juan Carlos Lastiri y Enrique Doger.

 

           Tenemos informes de que ese día 21 habrá una concentración en Analco para apoyar a Lastiri Quirós. Si esa concentración se realiza, es decir, si no hay marcha atrás por alguna razón, el subsecretario de Sedatu será considerado como el candidato del PRI antes de que sea designado.

 

           Por el contrario, si esa concentración no se lleva a cabo y se suspende por ‘angas o por mangas’, el candidato será el delegado del IMSS en Puebla, Enrique Doger.

 

            Los priistas siempre han pugnado, desde épocas muy lejanas, por los candidatos de unidad.

 

            Aquí los finalistas son dos: si la designación favorece a cualquiera de ellos, la negociación con el que queda no será difícil.

 

           Se celebrarán las pláticas, se harán las negociaciones pertinentes para que los integrantes de ambos grupos queden bien considerados. Se harán los pronunciamientos necesarios para demostrar la unidad del partido y todos serán felices.

 

           Muchos se quejan de que el PRI no cambia. Pero para qué va a cambiar, si este sistema le ha venido dando resultado desde 1929, cuando el partido tricolor se fundó con Plutarco Elías Calles en el poder.

 

           En sus inicios lo conformaron decenas de grupos revolucionarios que peleaban a muerte cualquier posición política. Poco a poco fueron evolucionando hasta que llegaron sus hijitos, educados en las mejores universidades gringas, que en los años 80 llegaron al poder y lo descompusieron todo.

 

           Los partidos de oposición no sólo no han aprendido nada, sino que en todo pretenden imitar al PRI. Don Ricardo Anaya, el aspirante presidencial del PAN, no ya tenía a sus pequeños hijos, que todavía no terminan la primaria, en Estados Unidos, para que aprendieran inglés y conocieran otra cultura, ¿usted cree?

 

            Por algo la clase política es uno de los sectores sociales del país más desprestigiado y despreciado por la opinión pública. Sólo ellos, los propios políticos, creen que son una maravilla y que así los percibe la gente.

 

 

comments powered by Disqus