Martes, 28 de Enero del 2020
Viernes, 08 Diciembre 2017 03:05

El sabor amargo de la derrota para Moreno Valle

El sabor amargo de la derrota para Moreno Valle Escrito Por :   Arturo Rueda

La perversidad de Anaya es extrema pues sabe que el poblano también mira hacia el 2024, así que desde ahora quiere exterminar al grupo político morenovallista. Hechos extraños ocurren en los drenajes. Por ejemplo, Eukid Castañón ha anunciado que la próxima semana abandonará su curul, solicitará licencia a la diputación federal y se retirará de cualquier actividad política. El principal operador del ex gobernador dice que se va a dedicar a la vida empresarial. ¿Qué ocurrió?


Con los ojos fuera de sus orbitas, bufando de coraje, Moreno Valle se lo suelta a cualquiera que le pregunta su opinión: me voy a encargar de que Anaya se vaya al cuarto lugar en la elección. Así los iracundos días del ex gobernador poblano en la primera gran derrota de lo que era una carrera imbatible, hasta que Ricardo Anaya lo hizo morder el polvo.

 

La soberbia siempre será la peor consejera en la política. En 2015, en plenitud de su gubernatura y con el horizonte nacional abierto, Moreno Valle se asoció con Gustavo Madero para llevar a Ricardo Anaya la dirigencia nacional del PAN creyendo que sería su empleado, pelele y constructor de su candidatura presidencial.

 

Se equivocó al calibrarlo. El 28 de julio del 2015, en plena campaña interna por la dirigencia escribí que “…Y aunque todo se maneja de forma tersa, en privado hay preocupación por lo que ya parece ser una carrera desbocada del queretano para usar el CEN como trampolín para construir su candidatura presidencial, desplazando a sus anteriores benefactores, el gobernador poblano y el chihuahuense Madero. La preocupación crece cuando se conocen los antecedentes de Anaya, conocido en Querétaro como un traidor de altos vuelos, capaz de apuñalar a su primer mentor, el ex gobernador Francisco Garrido Patrón, de quien fue secretario particular”. Solamente él no quiso verlo.

 

El queretano despedazó a sus dos patrocinadores.  A su mentor Madero le quitó la coordinación de los diputados federales, le cerró cualquier espacio en el CEN y lo orilló a irse de regreso a Chihuahua. Al poblano le desactivó  sus primeros dos alfiles nacionales –Eukid y Marcelo García Almaguer–, luego le negó asientos en el Consejo Nacional y la Comisión Permanente y por todos lados se ha dedicado a propagar la naturaleza traicionera del poblano.

 

El ex gobernador bufa de coraje, pero ninguno de sus aliados quiso comprometerse con su causa, convencidos de que Moreno Valle cuando no gana traiciona. Desde Los Pinos, para reventar al Frente se eligió a Mancera. ‘Los Chuchos’, en el PRD, se decantaron también por Mancera pese a todo el dinero que saquearon de Puebla. Dante le dio atole con el dedo porque su verdadero juego es el queretano. La última traición fue de Margarita quien después de su salida, le prometió que sus aliados se unirían a él en contra de Anaya, y sólo le tomó el pelo.

 

Moreno Valle es más débil donde debía ser más fuerte: en Acción Nacional. Todo mundo conoce la historia de cómo sacó a patadas del PAN poblano a los militantes de cepa y se adueñó del partido. Todo mundo conoce su proclividad por Peña Nieto, Osorio Chong y Meade. Todo mundo sabe que el poblano negocia y después traiciona. Lo que era excepción se volvió regla y por ello nadie confió en él.

 

El Frente PAN-PRD-MC nacerá hoy con reglas claras para disputar la candidatura presidencial: un precandidato del PAN y otro del PRD que seleccionarán sus órganos de gobierno. El domingo será el destape de Ricardo Anaya, arropado por gobernadores, senadores, diputados federales y dirigentes estatales. El PRD va a enviar a Mancera, quien pedirá licencia a la Jefatura de Gobierno.

 

Mancera y Anaya harán precampaña por el plazo legal que permite la legislación electoral, esto es, el 11 de febrero. Luego se levantarán encuestas y un comité de notables del Frente hará candidato a Ricardo Anaya.

 

¿Y Moreno Valle? Pues de regreso a Puebla, porque el mensaje enviado por el queretano es que no habrá una senaduría plurinominal de premio. Si quiere un escaño, deberá ganarlo en las urnas para evitar que traicione al PAN y opere para Meade. Es el único camino que le queda abierto, ir a las urnas.

 

Moreno Valle como candidato al Senado por mayoría imposibilita la candidatura a la gubernatura de Martha Erika. ¿O a poco las urnas aguantan a dos Moreno Valle en la boleta? Lo veo difícil.

 

La perversidad de Anaya es extrema pues sabe que el poblano también mira hacia el 2024, así que desde ahora quiere exterminar al grupo político morenovallista. Hechos extraños ocurren en los drenajes. Por ejemplo, Eukid Castañón ha anunciado que la próxima semana abandonará su curul, solicitará licencia a la diputación federal y se retirará de cualquier actividad política. El principal operador del ex gobernador dice que se va a dedicar a la vida empresarial. ¿Qué ocurrió?

 

Ocurrió que el grupo morenovallista topó con pared: perdieran la candidatura presidencial y no van a llegar ni la final. Se acabó el trayecto. No hay margen para pelear posiciones y ante una eventual negociación con Meade que tenga final incierto, el grupo se va a disgregar de acuerdo a sus intereses y miedos. Inicia la travesía al desierto que se había suspendido con la ilusión de Los Pinos.

 

Moreno Valle nunca había perdido, pero se equivocó con Anaya al impulsarlo al CEN. Y ya se sabe que en política sólo hay una equivocación y lo demás son consecuencias.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

comments powered by Disqus