Jueves, 13 de Junio del 2024
Martes, 28 Febrero 2017 01:26

La complicidad de López Díaz con Franquicias Elite lo condena

La complicidad de López Díaz con Franquicias Elite lo condena Escrito Por :   Arturo Rueda

López Díaz empinó a sus radioescuchas y los envió al matadero. Así de simple. Pero no es la primera ocasión: Cinco Radio de Coral Castillo es un semillero de fraudes, productos milagros y estafas bajo la premisa, según ellos, de que el medio de comunicación no tiene ningún tipo de responsabilidad sobre las empresas que adquieren espacios publicitarios


Con la candidez de un muchacho veinteañero que no conoce nada de la vida, el experimentado locutor Javier López Díaz confesó ante su auditorio que Alejandro Escalona, el autodenominado Hombre del Millón, lo engañó.

 

El Rey del Rating mañanero, así, es una víctima de Internacional de Franquicias Elite.

 

Un embaucado más de los cientos de estafados. La única diferencia es que, con este fraude que López Díaz promovió en su programa de radio, no perdió un peso, ganó muchos y fue el gancho para darle credibilidad a un timo que crece y crece.

 

López Díaz resistió la furia de sus propios radioescuchas apenas dos semanas, ya que desde que CAMBIO destapó en exclusiva el fraude de Internacional de Franquicias Elite, sus seguidores exigieron al locutor una explicación por su aval al engaño que tiene en riesgo de patrimonio de cientos o miles de poblanos.

 

Ayer, con la voz entrecortada, el Rey del Rating ejecutó su mea culpa: “Me siento muy apenado porque se anunciaron con nosotros estos pillos, pero qué le digo a usted, es difícil conocer la naturaleza de un servicio tan especial, tan gratuito, tan obvio. Finalmente algunas personas se sienten defraudados y han acudido ya a presentar su respectiva denuncia estaremos con ellos para denunciar esta marca, estos pillos, como se llaman, para que la autoridad dé con ellos”.

 

Ahora son pillos. Pero por más de dos años, Alejandro Escalona compró publicidad en la empresa radiofónica Cinco Radio y, con entrevistas gacetilleras por las que pagaba 50 mil pesos mensuales, López Díaz avaló el mecanismo milagroso de inversión que prometía ganancias del 10 % mensual, 120 % anual, a los ingenuos que caían en las garras de ‘El Hombre del Millón’.

 

¿Sabía López Díaz que se trataba de una estafa?

 

Por supuesto. A reserva de considerarlo ignorante o ingenuo —algo que no es—, el locutor sabe que no hay negocio legítimo que otorgue dividendos de 10 % mensuales sobre una inversión de 100 mil pesos.

 

López Díaz empinó a sus radioescuchas y los envió al matadero. Así de simple.

 

Pero no es la primera ocasión: Cinco Radio de Coral Castillo es un semillero de fraudes, productos milagros y estafas bajo la premisa, según ellos, de que el medio de comunicación no tiene ningún tipo de responsabilidad sobre las empresas que adquieren espacios publicitarios.

 

Esa versión puede creerse si sólo se tratara de spots radiofónicos. ¿Pero qué ocurre cuando el conductor estrella presta su credibilidad a través de entrevistas gacetilleras que ensalzan un producto fraudulento? Se convierte en cómplice de la estafa.

 

En Buenos Días se incubaron los fraudes de Sitma e Invergroup, dado que los Tiro Moranchel eran grandes compradores de publicidad de Cinco Radio. Los resultados de esa estafa fueron catastróficos para miles de poblanos que lo perdieron todo.

 

¿Y qué dijo López Díaz?

 

Salió con la batea de babas de que fue sorprendido por quienes parecían empresarios serios.

 

En Cinco Radio también se anunciaba Financiera Coofia, otro fraude que dejó en la calle a 70 mil poblanos.

 

¿Y qué dijo López Díaz?

 

Pues que lo sorprendieron.

 

Para ser Rey del Rating mañanero, Javier López Díaz es un locutor muy sorprendible.

 

¿Pueden los radioescuchas confiar en la información que emite, siendo tan ingenuote y sorprendible?

 

¿El mea culpa de López Díaz le devuelve su dinero a los cientos de defraudados por Alejandro Escalona, ‘El hombre del millón’ o ayuda a su captura?

 

Tampoco.

 

Ahora, el pseudo empresario Alejandro Escalona prepara su fuga en un ‘Lambo fucking bebé’ mientras el locutor estrella de Cinco Radio gimotea y busca excusas para evadir su culpa.

 

Un buen abogado podría encuadrar sus acciones como cómplice de la estafa.

 

Que sus radioescuchas lo perdonen.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

comments powered by Disqus