Miercoles, 22 de Septiembre del 2021

Ventila José Juan que casi tuercen la ley para liberar al Junior del C5

Ventila José Juan que casi tuercen  la ley para liberar al Junior del C5
Miércoles, 12 Julio 2017 01:28
Luisa Tirzo / San Pedro Cholula

Silvestre Aníbal Garma fue aprehendido por secuestrar a un sobrino de Martha Erika. Luego de la detención encabezada por policías de San Pedro, el edil asegura que hay más funcionarios ‘podridos’ en ese centro



El alcalde de San Pedro Cholula, José Juan Espinosa Torres reveló que Silvestre Aníbal Garma hijo del ex coordinador operativo del Centro de Control, Comando, Comunicaciones y Cómputo (C5) Silvestre Aníbal Garma Arenas, estuvo a punto de ser liberado luego de su detención por secuestro la cual encabezó el Grupo Táctico cholulteca el pasado cinco de julio.


Además dio a conocer que tras el aseguramiento de Luis M. Miguel Ángel y Silvestre Aníbal Jr en flagrancia, existió el riesgo que ‘se torciera la ley’ y fueran liberados.


La desarticulación de tres integrantes de una supuesta banda de secuestradores fue dada a conocer por las autoridades cholultecas, y dos días después se supo que el líder de la banda era Silvestre Aníbal Garma encargado de monitoreo en el C5, lo que orilló a su padre a renunciar a la coordinación de dicha corporación.


Espinosa Torres consideró que la detención del hijo del ex coordinador del C5 demuestra el fracaso de la estrategia de seguridad pública en el estado, que ya está rebasado por la inseguridad.


“Si la cabeza del Centro de Control, Comando, Comunicaciones y Cómputo (C5) del Complejo Metropolitano de Seguridad Pública estaba podrida, no se puede descartar que otras partes del centro de inteligencia puedan estar en la misma situación”, advirtió.


El alcalde se reservó en realizar más comentarios del tema para no entorpecer las investigaciones, y omitió aclarar si los detenidos trataron de extorsionar a los policías con la amenaza que se trataba de un empleado del C5 y a la vez del hijo del coordinador de dicha instancia.  


“No quisimos hacer ningún tipo de declaración hasta que concluyera la primera etapa, hasta donde la policía municipal es el primer respondiente. Tenía el temor que fuera liberado por instrucciones de arriba, en algún momento me sentí rebasado, enojado, malhumorado, a sabiendas que se corría la posibilidad de que se torciera la ley”, reveló.


Confió en que no haya represalias en contra de los uniformados que llevaron a cabo el aseguramiento el pasado cinco de julio en el bulevar Forjadores.


Espinosa no confía en convenios metropolitanos, dice que son letra muerta


Tras negarse a acudir a la firma del convenio metropolitano de seguridad pública, el alcalde aseguró que no confía en esos convenios pues se trata de ‘letra muerta’. Agregó que el estado no da muestras claras de tener voluntad para combatir la inseguridad, ni que hay recursos para empoderar a las corporaciones municipales ni de tener la capacidad de querer combatir la inseguridad.


 “A veces la ignorancia y protagonismo de algunos funcionarios de la administración estatal rebasa la razón jurídica. Ya la Constitución marca que los tres niveles de gobierno estamos obligados a coordinarnos, yo no acudí a tomarme una foto en un edificio que costó más de 500 millones de pesos y que estuvo coordinado por quien no tenía la capacidad de hacerse responsable de esa importante responsabilidad”, agregó.