Monday, 23 de September de 2019

El peor temporal de nieve en Afganistán deja 220 muertos

Jueves, 26 Febrero 2015 11:40
El peor temporal de nieve de tres décadas en Afganistán produjo aludes de una magnitud espeluznante que en principio dejaron un saldo de al menos 220 muertos, centenares de heridos, y miles de personas sin hogar. 



La provincia nororiental de Panjshir, es la más afectada donde unas 200 personas murieron, y los equipos de rescate intentaban encontrar aún personas con vida bajo las ruinas y los desechos que aludes arrastraron montaña abajo. Las condiciones meteorológicas mejoraron sensiblemente el jueves, permitiendo que los rescatistas cumplieran parte de su labor, aunque restaba remover varias toneladas de restos de construcciones para saber con exactitud hasta donde llegó el desastre.



El gobernador de la provincia Abdul Rahman, dijo que el siniestro se ha focalizado en un área relativamente accesible, pero que hay también informaciones de otros puntos provinciales donde han desaparecido personas y que por las características geográficas del lugar, resulta imposible llegar en estos momentos. Al menos veinte personas se encontraban desaparecidas en estas condiciones.



Estado de emergencia y temor que fuertes fríos empeoren la situación



También la provincia central de Parwan y las regiones orientales de Nangarhar y Laghman, están sufriendo consecuencias de los fenómenos meteorológicos adversos y toda el norte y este del país se encuentran en estado de emergencia. Lo peor sin embargo podría estar aún por venir, ya que las temperaturas comenzaron a descender abruptamente en algunos sitios, y la gente ha quedado a la intemperie temiéndose incluso por sus vidas.



Muchas personas incluso han abandonado sus casas pese a los terribles fríos, ya que temen les ocurra como a doce personas en la provincia de Badajshan, donde una avalancha de nieve destruyó varias casas, y los sepultó mientras dormían.



Los últimos informes revelan que miles de cabezas de ganado se han perdido, y las infraestructuras colapsaron, muchas de ellas fundamentales para el transporte carretero al norte del país que se encuentra interrumpido en múltiples puntos. El invierno había sido relativamente benigno en su primera parte, pero el fenómeno generó ahora una ola de desesperación en más de la mitad del país.



Los afganos temen ocurra algo similar a los terribles sucesos del año pasado, cuando más de 2000 personas perdieron la vida en el mes de mayo, debido a los deslizamientos de tierra que en el noreste del país produjeron descomunales lluvias.



Fuente: LaRed21

Valora este artículo
(0 votos)