Friday, 12 de July de 2024

El Chapo vivió en la privada 31 Oriente y 20 Sur en El Mirador

Miércoles, 26 Febrero 2014 00:00
El Chapo vivió en la privada 31 Oriente y 20 Sur en El Mirador
Los colonos de Las Ánimas y El Mirador vagamente recuerdan el operativo que se realizó en esa época. El vecino da la dirección exacta pide resguardar su nombre, se trata de la casa marcada con el número 2024 de la privada 31 Oriente. Una residencia como cualquiera, con portón de la época y enrejada
  • Gerardo Ruiz / Elvia Cruz



La presencia de Joaquín “El Chapo” Guzmán en las colonias Las Ánimas y El Mirador en 2001 se diluye con el paso del tiempo incluso para los propios vecinos que, lejanamente, recuerdan operativos de fuerzas federales en ese año, pero que ignoraban las causas. Los presidentes de colonos de ambas zonas ahora lo saben: el prófugo más famoso de la época se refugió ahí.



Desde hace más de 30 años, Eduardo Maristany Posadas es el presidente de los vecinos de El Mirador. En ese tiempo ha visto la decadencia de lo que fue unas de las colonias con mayor abolengo en Puebla. Los tiempos han cambiado, muchos de los fundadores se mudaron y los nuevos se niegan a pagar servicios de seguridad, explica.



Vagamente recuerda que a finales de 2001 hubo un operativo, policías de la PGR y el Ejército que cercaron la calle de la privada 31 Oriente, entre la 24 y la 18 Sur.



Las fuerzas federales buscaban a Joaquín “El Chapo” Guzmán, apenas fugado del penal de Puente Grande, Jalisco.



Los vecinos de esa calle, en su mayoría, llegaron en la última década. Entrevistados por CAMBIO acerca de la residencia cateada en 2001, la mayoría no sabe qué sucedió.



El vecino da la dirección exacta pide resguardar su nombre, se trata de la casa marcada con el número 2024 de la privada 31 Oriente. Una residencia como cualquiera, con portón de la época y enrejada.



La casa no es lujosa, comparada con otras de El Mirador. Aunque en ese momento tenía una ventaja: salida inmediata a la avenida 24 Sur, que actualmente está cancelada por una reja negra por la inseguridad, explica Eduardo Maristany Posadas.



“En una ocasión vinieron los federales a buscar a este señor (Joaquín Guzmán). En una casa ubicada entre la privada 31 Oriente y cerca de la 20 Sur. Realmente los vecinos no tenían ni idea de quién era, jamás tuvimos la sospecha. El poblano solamente está en su casa y piensa que vive con gente pacífica, y aún si supiese que vive alguien así, no lo diría”.



“Es difícil detectar si un delincuente se refugia”



En el fraccionamiento Las Ánimas hay un silencio sepulcral acerca de la presencia de “El Chapo” Guzmán en 2001, además de que la vivienda que ocupó en ese año se mantiene en el anonimato, pues ningún vecino quiso señalar el lugar donde Guzmán y su esposa se escondieron por cinco meses.



De acuerdo con el administrador, Luis Ávila, y aunque reconoce al igual que otros vecinos que escucharon que alguna vez Joaquín “El Chapo” Guzmán vivió en ese lugar, callan sobre la casa que habitaba y cómo fue que llegó aquí.



“Es difícil detectar si un delincuente se refugia. Muchas veces las personas rentan sus casas, pero tal vez es una persona las que los alquila y es otra la que llega a vivir”, refirió el encargado general, y aclara que lleva dos años frente por lo que no cuenta con información sobre lo que pudo haber pasado en el tiempo en el que el líder del cártel de Sinaloa se escondió entre los vecinos.



A pesar de que Guzmán vivió en Puebla, Ávila asegura que no hay inquietud de que otro narcotraficante llegara a habitar en esta zona.



Luis Ávila evita todos los cuestionamientos referentes al líder del cártel de Sinaloa, su llegada reciente a la presidencia de la asociación de colonos de Las Ánimas lo descarta para indicar con certeza lo que sucedió en 2001.



“Se puede tener de vecino a un narcotraficante y nunca enterarse”



En entrevista exclusiva para CAMBIO, Maristany Posadas, quien es presidente de la asociación de vecinos de El Mirador desde hace 30 años, narró que nunca sospecharon que el famoso capo tuviera una residencia en su colonia. La única ocasión que recelaron de una presencia extraña fue cuando agentes de la Procuraduría General de la República realizaron un operativo en el 2001 en la casa 2024 de la privada de la 31 Oriente.



Sin embargo, Eduardo Maristany asegura que ninguno de los vecinos se intrigó por la presencia de los efectivos federales, “el poblano puede tener de vecino a un narcotraficante y nunca se va a enterar, y si se entera jamás lo va a denunciar”.



Vecinos de la casa 2024, quienes solicitaron el anonimato, comentaron a este medio que nunca se percataron de la presencia de Joaquín Guzmán. Mencionaron que tanto el capo como su esposa eran una “pareja como cualquier otra con una vida normal y modesta”.



El inmueble de El Mirador que resguardó al “Chapo” durante sus primeros meses como prófugo de la justicia, es una casa de dos pisos, con cerca en la fachada y un portón de fibra de vidrio. En el 2001 aún no había sido instalada la reja que hoy impide la salida a la 24 Sur.



Valora este artículo
(0 votos)
Modificado por última vez en Viernes, 28 Febrero 2014 13:06