Monday, 19 de October de 2020

Miércoles, 03 Febrero 2016 00:29

Amparo dejaría en libertad a novio de Paulina Camargo

En las próximas semanas, el Juez Tercero de Distrito determinará si es procedente dicho recurso legal. El abogado Gerardo García Pérez indica que la FGE no tiene pruebas forenses que acrediten que la joven fue asesinada, y mucho menos, que haya sido José María Sosa quien lo hizo.

  • Alberto Melchor / @_BetoMM


 


A cinco meses de la detención de José María Sosa Álvarez, acusado del homicidio de su novia Paulina Camargo Limón, su defensa legal prevé que pueda quedar en libertad en las próximas semanas si es que la Juez Tercero de Distrito en Materia Penal resuelve darle un amparo, dadas las irregularidades que hay en la integración de la investigación por parte de la Fiscalía General del Estado (FGE).


 


El abogado defensor de “Chema”, Gerardo García Pérez, dio a conocer una recopilación de evidencias con la que han integrado la solicitud de amparo, las cuales se sustenta en que la FGE no tiene pruebas forenses que acrediten que Paulina fue asesinada, y mucho menos, que haya sido su novio quien lo hizo.


 


Detalló que si bien se realizaron diversas diligencias en el departamento de José María, donde se presume que asesinó su entonces pareja sentimental, no se logró obtener evidencias y el peritaje no permitió acreditar la responsabilidad del joven, por lo que la FGE sólo sustenta su proceso penal por el delito de homicidio, con base en las declaraciones hechas tras la detención.


 


“Espero que la Juez de Distrito, con la seriedad que caracteriza a las autoridades federales, resuelva conforme a derecho (…) que la Fiscalía haga un trabajo más exhaustivo para obtener la ubicación de Paulina Camargo, que eso es lo que todos como sociedad queremos, saber que está bien, que está viva”, detalló el litigante.


 


Asimismo, reconoció que existe una gran presión social hacia el caso y en contra de supuesto victimario, por lo que pidió que se analicen las evidencias y que de este modo, se pueda conseguir la libertad del joven, quien tras ser citado a declarar el pasado 27 de agosto, fue detenido y días más tarde recluido en el Cereso de San Miguel.


 


Por su parte, el padre de Sosa Álvarez, Luis Alberto Sosa Vázquez, relató que tras conversar con su hijo, éste aún mantiene su postura sobre que la última vez que vio a Paulina fue en un café de la colonia San Manuel y posteriormente la subió a un taxi. Horas más tarde, los padres de la joven con 18 semanas de embarazo fue reportada como desaparecida.


 


Agregó que existen otras inconsistencias en la integración de la averiguación previa, como lo es la ausencia de muestras de ADN de Paulina en el departamento del imputado, la falta de restos óseos o ropa que acrediten que “Pau” fue asesinada, así como la tergiversación de declaraciones e hipótesis, sobre lo que sucedió con el cuerpo de la joven.