Monday, 19 de April de 2021

Miércoles, 14 Octubre 2015 03:12

PGJ busca cadáver de Pau… ¡en el baño del depa de Chema!

La línea principal de investigación seguida por la PGJ sobre el feminicidio de Paulina Camargo, fue puesta en duda por la propia dependencia, pues tras realizar una reconstrucción de hechos en la unidad habitacional La Margarita, sus peritos se enfocaron en buscar el cadáver de la joven en el baño del departamento de “Chema”, tal y como dan cuenta las fotografías en poder de CAMBIO. 

  • Elvia Cruz / @cruz_elvia

Tercer y última parte

 

La Procuraduría General de Justicia (PGJ) ya duda de su teoría original, en el sentido que José María Sosa Álvarez “Chema” depositó en un contenedor de basura el cadáver de PaulinaCamargo, con 18 semanas de embarazo, ya que tras una reconstrucción de hechos que duró tres días, los criminalistas ahora enfocan su atención en buscar el cadáver en el baño del departamento 2, edificio C-2 de la unidad habitacional La Margarita.

 

Fotografías en poder de CAMBIO dan cuenta que los investigadores excavaron más de 60 centímetros a ras de suelo los días 2, 3 y 4 de octubre, un día después que concluyeran con la reconstrucción de cómo el joven de 20 años de edad pudo haber sacado a Pau en posición fetal, en cuatro bolsas de basura, como quedó asentado en la narración que dio el 29 de agosto, cuando presuntamente confesó haberla asesinado y después, su defensa y padres afirmaron que se obtuvo bajo tortura.

 

***

 

Una atropellada reconstrucción de hechos

 

Un hombre con las mismas características físicas de peso y estatura del hoy indiciado, se prestó para las pruebas el 29 y 30 de septiembre, así como el primero de octubre para cargar a otra persona con un peso similar al de la joven desaparecida, con el fin de probar la teoría de que “Chema” la cargó de su departamento al contenedor, sin la ayuda de nadie.

 

Fueron dos las distancias que los especialistas estudiaron: del departamento al contenedor de basura que se ubica sobre la avenida principal, conocida como Blas Chumacero, esquina con 57 Oriente —unos 80 metros aproximadamente— y la otra fue enfocada del departamento a la 34 Sur esquina con 55 Oriente —unos 50 metros—.

 

Según la secuencia de las imágenes que fueron captadas por vecinos, el hombre encargado de cargar el bulto no aguantó ni 20 metros y lo dejó sobre el piso. Lo intentó de varias formas, y terminó por cargar a la persona sobre el cuello sin bolsas.

 

Esta dramatización quedó grabada en múltiples teléfonos de quienes fueron testigos en esos tres días.

 

La búsqueda del cuerpo de Paulina en contenedores de la unidad habitacional y en el relleno sanitario de Chiltepeque inició desde el pasado 30 de agosto, la noche en la que los padres de la joven y quien fuera su abogada, Marisol Montes, informaron a medios de comunicación que José María había reconocido su responsabilidad en los hechos.

 

Los días 3 y 4 de septiembre, peritos acordonaron contenedores de la zona sin encontrar rastros, y fue hasta diez días después, cuando presuntamente encontraron una gota de sangre y la bolsa perteneciente a la joven, lugar a donde acudió el director de Agencias del Ministerio Público Metropolitana Sur, Jaime Huerta Ramos, y el propio procurador Víctor Carrancá Bourget.

 

 

La teoría de que la pudo haber enterrado en el baño

 

Tras concluir con la reconstrucción de los hechos, los empleados de la Procuraduría General de Justicia (PGJ) se dedicaron en excavar el piso del baño del departamento que ocupaba José María con su hermano menor, antes de quedar preso, mismo que fue incautado el 15 de septiembre —casi un mes después de la desaparición y presunto asesinato de Paulina—.

 

Las imágenes en poder de esta redacción, muestran que los empleados de la Procuraduría General de Justicia regresaron a seguir buscando en el departamento, supuesto sitio del asesinato, en donde durante tres días (2, 3 y 4 de octubre) buscaron bajo el piso sin hallar nada, por lo que nuevamente colocaron la loseta.

 

Antes de esta intervención, el procurador Víctor Carrancá Bourget había declarado que existían indicios de que la joven podría seguir con vida y después, aseguró que ya había elementos para consignar al veracruzano por los delitos de homicidio y feminicidio.

 

En este baño, los investigadores excavaron más de 60 centímetros a ras de suelo.

 

 

La versión de la tortura a Chema

 

En su declaración del 29 de agosto, José María Sosa supuestamente confesó el homicidio de Paulina Camargo. Un día después, en una ampliación, narró cómo esa confesión fue producto de horas de tortura, que incluyó amenazas para involucrar a su hermano y hasta un paseo a La Margarita para señalar qué contenedor debía señalar el lugar donde supuestamente tiró el cuerpo.

 

Según esa declaración que obra en poder de CAMBIO, en la tarde noche del 29 de agosto –al quinto día de estar retenido en la PGJ-, José María, campeón de Taekwondo,fue llevado por agentes ministeriales en una Van a la unidad habitacional La Margarita, en donde vivía antes de quedar preso, para indicarle qué contenedor debía señalar en sus declaraciones como asesino confeso.

 

Ante el Juez Tercero de lo Penal, Francisco Javier Martínez Castillo, el joven veracruzano de 20 años de edad alegó que le patearon los testículos, le pusieron una bolsa de plástico en la cabeza, le echaron agua, lo golpearon y lo amenazaron con involucrar como cómplice a su hermano menor, si no asumía culpabilidad en el asesinato de Camargo Limón.

 

En el uso de la palabra, el juez le formuló algunas preguntas para ampliar:

 

—Que diga el indiciado qué contenedor señaló cuando dice que los policías lo llevaron a su casa.

 

—El que tenía un muñeco de Ironman arriba, de los dos que están frente a las pizzas, del lado izquierdo (cerca del edificio C2 de la unidad habitacional La Margarita).

 

—Que diga el indiciado a qué distancia de su domicilio se encuentra el contenedor que tenía el muñeco de Ironman que refiere en su respuesta anterior.

 

Como 50 metros.

 

—Que diga sobre qué calle se encuentra el contenedor al que se refiere en sus dos respuestas anteriores.

 

—Sobre la avenida principal que, yo conozco como Blas Chumacero.

 

Actualmente, “Chema” enfrenta un proceso por falsedad en declaraciones y no por homicidio ni por feminicidio de Camargo, e incluso, el 30 de septiembre pasado, el magistrado presidente del Tribunal Superior de Justicia (TSJ), Roberto Flores Toledano indicó que sería complicado consignarlo por estos últimos dos delitos ante la falta del cuerpo del delito, puesto que la PGJ no ha ubicado los restos de la joven.

 

En otra parte de la declaración que el indiciado dio el 29 de agosto ante el Ministerio Público, coincidió con la madre de Paulina en el sentido que sólo se vieron en tres ocasiones, pero que se conocieron hace casi dos años en una fiesta, y que la única vez que sostuvieron una relación sexual fue el 5 de mayo de este año.

 

Según consta en los documentos oficiales en poder de CAMBIO, José María quería declarar el 28 de agosto a las 23:00 horas en presencia de quien fuera su abogado particular, Agustín Gracia García, pero le fue negado el derecho y fue hasta el día siguiente —29 de agosto— a las 18:30 horas cuando le tomaron la declaración, y pese que había nombrado a su defensor legal, ese día, el agente del Ministerio Público, Omar Pérez, nombró a la defensora pública, María Elena Farfán González.

 

 

Las bolsas que presuntamente Chema cerró con diurex

 

En la declaración ministerial que “Chema” expuso en la noche del 29 de agosto, narró cómo acabó con la vida de Paulina Camargo, versión que un día después, ante un juez, afirmó que le fue extraída bajo tortura.

 

El contenedor que tenía encima un muñeco de Ironman, mismo que supuestamente los ministeriales le indicaron señalar en su declaración, se ubica en la 34 Sur esquina con 55 Oriente, lugar en donde presuntamente encontraron la gota de sangre.

 

“(…) Ya con las bolsas puse el cuerpo de Paulina en posición fetal (doblada hacia adelante) y la metí en una de ellas, luego la envolví en más bolsas, metiéndola en un total de cuatro. También metí su bolso junto con el cuerpo en esas bolsas. Su cabeza quedó hacia arriba, la boca de la bolsa, después amarré la bolsas con diurex, hasta que se acabó. Después de ahí, la cargué como pude y salí de mi casa cargándola. Caminé sobre la Calle 57 Oriente con dirección a la avenida principal que se llama Blas Chumacero o 38 Sur, de ahí me cansé y la bajé al piso, de ahí, la tomé la boca de la bolsa y la arrastré hacia el camellón donde están los contenedores”.

 

Según consta en la averiguación previa AP-63/2015/DZMS/EIPD, José María sacó el cuerpo a las 20:00 horas, y casi una hora después, platicó por teléfono con el padre de Pau, y para las 23:00 horas, acudió a la PGJ para dar cuenta de lo que había ocurrido ese 25 de agosto, cuando la joven embarazada ya no regresó a su casa, y a casi dos meses de los sucedido, no han encontrado el cuerpo.

 

 

 

Last modified on Miércoles, 14 Octubre 2015 04:02