Lunes, 27 de Mayo del 2024
Lunes, 30 Octubre 2017 02:19

Lo que divide a los partidos

Lo que divide a los partidos Escrito Por :   Gabriel Sánchez Andraca

La división, los conflictos internos, son características de los partidos políticos mexicanos sean del color que sean. Su lucha por la unidad en tiempos electorales parece que será eterna, pues lo que los divide dentro de sus propias organizaciones es la ambición por las candidaturas a los puestos de elección popular.


Todo militante de un partido quiere figurar como candidato a algo, se siente con derecho a un puesto de elección popular y hablan de su ‘carrera’ como si su militancia durante algún tiempo les diera derecho a eso.

 

Ningún partido político ha podido encontrar un sistema de elección interna que deje satisfecha a la mayoría de su militancia.

 

El PAN no tenía problemas cuando luchaba por la democracia en México, pero internamente elegía a sus candidatos en la forma más antidemocrática, recurriendo a su Consejo Nacional que estaba formado por los ‘padres fundadores’ de ese partido. Lógicamente cuando salían a la calle en busca del voto popular, siempre perdían.

 

El PRD, hasta hace poco, designaba a sus candidatos por decisión de la dirigencia nacional y en la provincia se acataba tal decisión.

 

Y el PRI, ya ni se diga. Todas las designaciones venían de la cúpula celestial que nunca se equivocaba, aunque en un tiempo se hacían tomando en cuenta en alguna forma, la opinión de las bases.

 

Al llegar la tecnocracia priista al poder, todo cambió. La opinión de la militancia dejó de contar en absoluto y los designados eran los que más grados académicos habían acumulado en su vida estudiantil, principalmente en universidades extranjeras.

 

Muchos de ellos, economistas, administradores brillantes, no tenían ni idea (ya se les había olvidado) cómo era México, cuáles eran sus problemas, cuál había sido su desarrollo histórico desde la Independencia a la época actual. No sabían enfrentar los problemas. Como alguna vez dijo el licenciado Melitón Morales Sánchez (quien fue dirigente estatal del PRI y de la Liga de Comunidades Agrarias, además de haber sido diputado local y federal) cuando fue designado Porfirio Muñoz Ledo, presidente nacional del Revolucionario Institucional: “Bueeeno, su paso por la Sorbona de París, indudablemente que lo hace un hombre más culto, pero… no lo capacita para resolver un problema, digamos… de Cuautlancingo”.

 

El caso es que los doctores de Harvard, de las universidades de Chicago, de Nueva York, etc. venían llenos de medallas académicas, pero no sabían ni la historia, ni las costumbres, ni los problemas de este país y por eso nos ha ido como nos ha ido en los últimos treinta años.

 

Lo grave del caso es que Morena, que se autodenomina ‘El partido de la esperanza’ va por el mismo camino. No sabe, no tiene idea de cómo elegir a sus candidatos.

 

La elección del candidato a la gubernatura de Puebla ya se le cuatrapeó: primero, su Consejo Estatal designa una terna de miembros ‘fundadores’ de Morena en Puebla y esa terna es rechazada por una parte de su militancia.

 

Luego, empiezan a aparecer candidatos surgidos de los grupos internos: el doctor Enrique Cárdenas Sánchez, ex rector de la UDLA; el diputado ex priista Alejandro Armenta y el senador, ex perredista Luis Miguel Barbosa.

 

Cárdenas no es aceptado porque según sus críticos, ha servido a los grupos de derecha en toda su carrera; Armenta no es aceptado por su reciente militancia priista y Barbosa, tampoco es aceptado, aunque parece que ya está decidido, por su reciente militancia perredista, como la de la mayor parte de quienes militan en Morena, incluyendo a López Obrador.

 

El doctor Cárdenas reacciona abandonando al partido; el diputado Armenta como buen ex priista, se disciplina y afirma que él lucha por ideas no por puestos, y el senador Barbosa, sigue luchando para lograr su plena aceptación.

 

Morena está por decidir quién será su candidato o candidata a la presidencia municipal de esta capital. Su Consejo ya tiene una terna pero esa terna no satisfizó a nadie. Fuera de ella se menciona a Paola Migoya, una profesional, también coleccionadora de títulos académicos, pero, ojo, con gran vocación social, demostrada en su trabajo independiente por los derechos de las mujeres, contra la inseguridad y por apoyar a los que menos tienen, pero algo le van a encontrar los diversos grupos, corrientes o tribus que ya se mueven al interior del partido, Morena, por el que pretende postularse.

 

Ayer dio una conferencia de prensa en la que dio a conocer datos sobre la inseguridad que dice que se ha incrementado en Puebla, lo que es sumamente preocupante. De enero a mayo el número de asesinatos se ha incrementado escandalosamente: en enero 54 homicidios dolosos en la capital; en febrero 56; en marzo 75; en abril 70 y en mayo, el de mayor incidencia, se dieron 85.

 

En el tema de robos: en lo que va del año se han registrado en Puebla 11 mil 647.

 

La situación es sumamente grave y hay necesidad de enfrentar este problema con la mayor efectividad, antes de que nos convirtamos en otro de los puntos rojos del país.

 

         

comments powered by Disqus