Domingo, 15 de Diciembre del 2019
Jueves, 23 Noviembre 2017 03:16

Ivonne Ortega pide piso parejo para aspirantes a candidatos del PRI

Ivonne Ortega pide piso parejo para aspirantes a candidatos del PRI Escrito Por :   Gabriel Sánchez Andraca

La ex gobernadora de Yucatán y ex secretaria general del Comité Nacional del PRI, Ivonne Ortega denunció el boicot del que está siendo objeto para impedir su registro como aspirante a la candidatura del Partido Revolucionario Institucional a la Presidencia de la República.


         Solicitó directamente al presidente nacional de su partido, Enrique Ochoa Reza, que hubiera ‘piso parejo’ para todos los aspirantes; se presentó hace una semana a pagar sus cuotas partidistas y no aceptaron el pago, diciéndole que esos pagos debían hacerse después y por todos lados bloquean sus gestiones para ser considerada como aspirante a la candidatura presidencial.

 

         Dice la ex gobernadora que si eso hacen con ella, qué podrán esperar priistas que aspiren a ocupar los múltiples cargos que estarán en juego en las elecciones del año próximo.

 

         Y tiene razón: si eso hacen con quien ha ocupado una gubernatura y un alto puesto dentro de la dirigencia nacional partidista, qué se puede esperar ‘cualquier hijo de vecino’ que pretenda ser candidato a regidor, presidente municipal y no se diga diputado local o federal o incluso senador.

 

       El PRI nunca ha sido un partido que practique la democracia interna. Los candidatos a un puesto de elección popular o a un cargo partidista de mediano o alto rango son por lo general familiares, amigos o allegados a quienes en ese momento deciden las cosas.

 

        Antes de que la tecnocracia llegara al poder, los políticos priistas dejaban pasar a trabajadores afiliados a sus centrales obreras, a campesinos afiliados a la CNC y sobre todo a maestros, profesionistas o empleados afiliados a la CNOP (sector popular) pero con la llegada de los doctores de Harvard, los tecnócratas, las cosas cambiaron. La vieja clase política, la que se hizo en la ‘talacha’, en la lucha diaria; la que se formó dentro del partido o de las organizaciones que lo conformaban fueron echados fuera. Sus lugares fueron para personas con posgrados académicos obtenidos en el extranjero, jóvenes hechos al estilo yanqui, desconocedores de nuestro desarrollo histórico, ajenos por completo a la realidad del país.

 

          Eso vino a descomponerlo todo.

 

           Aquella frase de que “las ideologías han muerto” la hicieron suya y el Revolucionario Institucional se convirtió en un partido que dejó de ser liberal, que no era de izquierda y tampoco de derecha, sino todo lo contrario.

 

           Incluso hubo un proyecto, atribuido a Carlos Salinas de Gortari de sustituir al PRI por un partido de su propiedad, que se llamaría Solidaridad. No pegó, pero se le ‘dio en la torre’ a toda la estructura del partido tricolor: fueron debilitadas las organizaciones obreras, a la CNC que agrupaba a los campesinos, se le tuvo en su mínima expresión y el sector popular, el de la clase media surgida después de la Revolución, de hecho se le desapareció, y era el sector más dinámico, más alegre del partido y el que aportaba a mayor número de candidatos a los puestos de elección popular.

 

            Lo que dice doña Ivonne es absolutamente cierto. El PRI no se atreve a expulsarla, pero la está orillando a que ella misma, por propia voluntad, decida irse del partido.

 

           Y a propósito. Otro amigo priista, también bien informado, nos dijo  que la designación del candidato del PRI se hará en diciembre y no en noviembre, como dijimos ayer.

 

            Nos dio una explicación del porqué de esto y nos aseguró que los partidos opositores no influyen en la toma de decisiones dentro del partido tricolor.

 

            Ayer dimos a conocer la versión obtenida también de un priista bien informado de lo que pasa en la cúpula, en el sentido de que el candidato sería Antonio Meade y que su destape sería el 27 de este mes.

 

            Los rumores ya son muchos, y cuando eso ocurre quiere decir que la fecha en que se dará a conocer el nombre del agraciado se aproxima. De todos modos la decisión se tomará entre los últimos días de noviembre y los primeros de diciembre.

 

           Siempre hay dos finalistas y en esta ocasión siguen siendo: Miguel Ángel Osorio Chong y José Antonio Meade.

 

           El desempeño del gobernador Antonio Gali Fayad durante las primeras semanas después de los terremotos del 7 y 19 de septiembre le han valido ser considerado el quinto gobernador mejor evaluado del país.

 

          Le habíamos comentado en este espacio que se había comportado bastante bien en medio de la tragedia y que mantenía un contacto permanente con la ciudadanía, sobre todo de las zonas devastadas por los sismos.

 

          Después, el secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong, en visita que hizo a Puebla para recorrer las poblaciones mayormente afectadas, afirmó que el gobernante poblano había realizado un trabajo ejemplar y que su desempeño era reconocido por todos.

 

          Ahora la organización denominada México Elige dio a conocer el resultado de una encuesta que lo coloca sólo debajo de los gobernadores de Guanajuato, Durango, Sonora y Chihuahua en aprobación ciudadana.

          

 

comments powered by Disqus